¿Invertir para crecer? Sí, pero no así…

domingo, 28 de abril de 2019 · 00:03

En las últimas semanas reportajes y notas de opinión se han referido a la reducción de más de 1.000 millones de dólares de las RIN en lo que va del año. Desde el Gobierno, se ha restado importancia a esa reducción con el argumento que, primero, estaba planificado de esa manera y, segundo, que las reservas se están usando para inversiones por lo que, a corto y mediano plazo, se traducirán en mayor crecimiento de la economía.

En un reciente análisis publicado en Brújula Digital muestro que la relación entre el valor del PIB  y el de las inversiones realizadas  se reduce sistemáticamente desde 2005; esta relación estima la eficiencia con la que la inversión se traduce en crecimiento. En 2005 por cada unidad monetaria invertida, el PIBpb era 6,8 veces mayor pero, a  2017, fue sólo 3,8 veces. Es decir, hoy se requiere casi el doble de inversión para lograr el mismo efecto sobre el PIBpb que hace 12 años. La tendencia es prácticamente la misma si se calcula el indicador con 1, 2 y  cinco años de brecha entre la inversión y cuándo se mide el PIB (la inversión no genera crecimiento instantáneamente).

La explicación obvia es que no cualquier inversión tiene la misma eficiencia para promover el crecimiento, y menos aún para traducir ese crecimiento en desarrollo. En las economías sostenibles, la inversión se destina a aumentar la capacidad productiva bajo formas que aseguren que  la mayor producción  esté acompañada de un simultáneo aumento del empleo y de la capacidad de consumo de los trabajadores (y de sus hogares); en esas economías, el consumo de los hogares es el factor determinante del crecimiento. En la medida que la inversión no se traduce en más empleo e ingresos para los hogares, su capacidad de influir en el crecimiento será menor. Desde 2006, la relación de consumo de los hogares a inversión se comporta y cae en la misma forma que el PIB/inversión; también cae la relación del PIBpb al Consumo de los hogares, que tenía una tendencia creciente hasta 2008. Es decir, las inversiones posteriores a 2005-2006 aportan menos, relativamente, a generar empleo e ingresos laborales, a producir bienes destinados al consumo interno, y a mejorar la capacidad para ese consumo. Estas son las características de inversiones como la planta de Bulo Bulo: de los 1.000 millones de dólares invertidos (en números redondos), la tecnología, el diseño, los materiales, la construcción de equipos y hasta los medios de transporte y el ensamblaje  fueron coreanos; el aporte a la producción nacional se limitó  a cemento y ladrillos, que  no llegan a 50 millones. Así, aunque contablemente la inversión total se registra en Bolivia, en la práctica casi el 100% del efecto multiplicador y de sus beneficios (en crecimiento, empleo y consumo) se materializaron en Corea. Y aún queda por verse si, a mediano y largo plazo, será operativamente rentable. Esta es característica común al grueso de la inversión pública que prioriza infraestructura (caminos, básicamente), energía y sector  extractivo, incluyendo plantas “industriales” que no tienen relación con estrategias claras de desarrollo con diversificación productiva.

“Invertir por invertir” no es ni eficiente ni sostenible: las RIN se consumirán sin aportar nada para que la economía tenga la capacidad estructural de crear las oportunidades de empleo productivo mediante ciclos virtuosos de producción, empleo, ingreso y consumo ambientalmente responsable. Para el desarrollo hay que invertir, pero ciertamente no así.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Otras Noticias