Hospital digital y el SUS

domingo, 12 de mayo de 2019 · 00:00

Jorge Velasco

El Sistema Único de Salud (SUS), desde la promulgación de la Ley 1152, ya está en marcha en nuestro país y el objetivo es que todos los bolivianos que no se encuentren cubiertos por  algún seguro de salud podrán acceder a una atención gratuita.

El Gobierno ha anunciado una fuerte inversión en materia de salud y la construcción de varios hospitales de segundo y tercer nivel. El  presupuesto inicial es de 200 millones de dólares, pero los médicos consideran que es insuficiente y que no existen las condiciones adecuadas en infraestructura, equipamiento y recursos humanos  para dar un servicio de calidad.

Según recientes cifras  de autoridades de salud, ya se habrían registrado hasta ahora 1,9 millones de bolivianos y la meta es atender a más de cinco millones con este SUS.

 Sin embargo, un seguro tan masivo cuando se tienen serias limitaciones como las anotadas anteriormente podrían hacer colapsar la atención en todos los servicios, los centros de salud, hospitales de primer nivel, segundo y tercer nivel. Otro  problema será cómo atender a esa gran población del área rural donde realmente las condiciones son peores. Además, el actual  sistema tradicional de salud ya tiene serios problemas por el aumento de las personas mayores, un incremento de enfermedades crónicas, un proceso curativo que se vuelve cada vez  mas complejo y costoso, acceso a medicamentos y tecnologías limitado.

El avance digital ofrece la posibilidad de dar el salto que el país necesita. El hospital digital surge como una respuesta de contar con una salud digna y oportuna. Porque entiende la salud como un ecosistema, pone al paciente en el centro y personaliza su atención, está disponible las 24 horas todo el año, permite abordar situaciones complejas con la participación de un equipo multidisciplinario de médicos  ,  ofrece niveles de atención similares a toda la población, transparenta el proceso de atención, amplía el acceso de atención en todo el país sin restricciones geográficas, disminuye costos e incrementa calidad de atención, genera registro clínico electrónico, apoya al personal médico para seguimiento de tratamientos, orienta y hace un seguimiento al paciente a lo largo de todo su tratamiento. Realmente una solución integral en los servicios de salud al que todos quisiéramos acceder.

Para implementar el hospital digital en un país, según la especialista Denisse Garnica, es necesario tener la voluntad al más alto nivel de las autoridades del Gobierno y crear alianzas con todos los actores del sistema de salud  y privado (centros de salud, importadores de fármacos, proveedores de tecnologías de comunicación  y equipamiento médico, colegios médicos, universidades, laboratorios, etc.) y avanzar simultáneamente  en  varios subproyectos: sistema integral de información y atención ciudadana, historia clínica compartida, telemedicina en la red pública de salud, ficha médica electrónica, receta médica electrónica, pastillero electrónico, comparador de precios de fármacos, etc. Agrega, además, que la nueva lógica de atención digital al paciente se basa en una tríada de medios digitales: web, redes sociales y el móvil. Por eso es fundamental  incorporar en el diseño e implementación de este ecosistema  tecnologías de punta como la inteligencia artificial, internet de las cosas, Big Data, etc.

Países de la región ya se han planteado soluciones en este ámbito y han comenzado a trabajar, en ese sentido. Por lo tanto, ante un SUS que tiene retos y niveles de inversión tan grandes, el hospital digital se presenta como una solución integral de salud de bajo costo e inversión para ir “de la atención presencial a la atención digital”.