Servicio

Defensa del Consumidor sin competencia para regular las Odeco

El viceministro Mendoza señala que la acción que encara a favor de los usuarios es más rápida y resolutiva que la que hacen las autoridades de fiscalización a grandes empresas nacionales.
domingo, 05 de mayo de 2019 · 01:07

Cándido Tancara Castillo  / La Paz

Los reclamos de los usuarios sobre la venta de carburantes, los retrasos de las líneas áreas, créditos en la banca, cobros indebidos por consumo de electricidad, agua, llamadas telefónicas, entre otros, no son tuición del Viceministerio de Defensa del Consumidor, que está solo un peldaño por debajo del Ministerio de Justicia, pero está al margen de la Oficina de Atención al Consumidor (Odeco), de las nueve autoridades reguladoras de las empresas estratégicas, incluida la banca, que atienden las múltiples quejas de los usuarios de los servicios básicos.

“En Bolivia se ha  generado autoridad en temas sensibles como la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transporte (...); nosotros no somos competentes en el sector regulado, pero hemos estado en reuniones para mostrar un mismo cuerpo de Estado”, sostuvo el viceministro de Defensa del Consumidor, Guillermo Mendoza, quien, sin embargo, cree que las Odeco tienen que responder con mayor “rapidez y calidez” a los reclamos de los usuarios de los servicios.

Si bien la Odeco de la ATT, una de las nueves existentes en el país, sancionó con 31 millones de bolivianos a las empresas telefónicas Entel, Viva y Tigo por cortes de servicio y otras interrupciones ocasionadas en 2015  recién en julio de 2016,  estas oficinas no resuelven la aflicción de los usuarios de manera rápida.

Los supermercados son parte del conrtrol  de de 
Defensa del Consumidor.

“Si nos llega un reclamo contra una línea área, entramos en contacto directo con la autoridad (ATT) para que el usuario sea atendido con rapidez, con premura; nosotros no podremos dar respuesta final, porque no es competencia nuestra, pero podemos dar seguimiento a la respuesta que le van a dar a ese usuario, acompañándolo en este reclamo”, dijo.

Sin embargo, continuó, las Odeco “son oficinas que tienen que obrar de forma coordinada y si se aísla y trabajan de manera dispersa, genera insatisfacción” en los usuarios y eso es lo que no debería ocurrir con la población que exige respuestas a sus reclamos cotidianos.

Mendoza asegura que Defensa del Consumidor no atiende de manera directa los reclamos a las empresas reguladas por las Odeco, pero, continuó, “nos permite  pedir informes sobre algún caso pertinente”, aunque su viceministerio es cabeza de sector, sin tuición, a favor de la población, que es víctima de los malos servicios de las empresas estratégicas.

La autoridad, que defiende los intereses de los consumidores de empresas no reguladas en el país, manifestó que la atención a la población de manera directa y oportuna  también lo pueden realizar las gobernaciones y las alcaldías, porque están más cerca de los usuarios y consumidores. Dijo que los concejos ediles y las asambleas regionales pueden emitir leyes más cercanas a los intereses de las personas afectadas por un mal servicio o compra.

Destruyen bebidas pasadas de fecha.

Incluso manifestó que en aplicación de la Ley de Autonomías, las intendencias municipales deberían convertirse en defensores de los consumidores, más allá de la represión a los proveedores de productos o servicios. Dijo que en esa línea algunos gobiernos municipales, como la de La Paz, Oruro y Sucre, ingresaron en esa línea, otros como Pando y Beni  siguen esos pasos.

Manifestó que los reclamos en temas de salud y educación tienen que ser más regionalizados y por tanto fiscalizados localmente.

 

Defensor genera políticas

Mendoza dijo que Defensa del Consumidor, con diez años de vigencia, cobró importancia desde que él llegó hace tres años a ese viceministerio con la creación de una serie de reglamentos que responden a las necesidades de la población.

Solo para citar algunos logros, continuó, como la creación de una norma que permite a los que acuden a las salas cinematográficas que no están obligados a adquirir los productos de candy bar, los pueden comprar de la calle o prepararlos en sus casas, pero siempre que sean productos autorizados, como pipocas. Dijo que antes estaba prohibido y encarecía una salida al cine.

Otra norma está destinada contra la publicidad engañosa. Dijo que esta norma hace que los oferentes cumplan con lo que ofertan. Dijo que destacan en este punto los espiritistas o que hacen ocultismo itinerante. Cobran hasta 40.000 bolivianos. Ofrecen que el amor de su vida o la esposa (o) volverá en horas, pero no es así y para cuando los clientes pretenden reclamar, ellos desaparecen. Entonces, dijo, se los ha logrado ubicar y que devuelvan los montos cobrados. También ocurre lo mismo con restaurantes que ofrecen alimentos o empresas que venden terrenos y vehículos. En los tres casos, dijo, cuando los clientes pagaron por esos bienes, en los hechos no es así. Ante una denuncia, Defensa del Consumidor acude ante las empresas, resuelve en tres días a través de la conciliación.

El viceministro Mendoza durante una inspección en un supermercado.

Citó como ejemplo  el éxito que significa la cultura de paz que pasa por el cambio del producto, reparación de un vehículo o devolución del dinero. Relató que solo en 2018  por esta situación se ha logrado que 12 millones de bolivianos sean devueltos a los clientes. Ante la eficiencia del método, continuó, los acusados a la sola denuncia evitan ingresar en el registro estatal e incluso la conciliación para resolver rápidamente por separado. “A esto nosotros le llamamos el arrepentimiento temprano” y eso significa que el trato amigable tiene valor.

Propuestas de Defensa del  Consumidor

  • Lactancia  El viceministro de Defensa del Consumidor, Guillermo Mendoza, recordó que su despacho logró que en estos años las mujeres embarazadas conozcan sus derechos para recibir los productos de lactancia, además de recibir alimentos frescos, sanos y secos que son distribuidos.
  • Letra chica  Mendoza manifestó que por ahora su preocupación es que los contratos de adhesión sean tuición de los gobiernos municipales, porque esos contratos (con la banca, servicios de telecomunicaciones, entre otros) impresos en lecha chica y con cláusulas que pueden ser abusivas, en algunas ocasiones, son los reclamos que recibe su despacho y que merecen respuesta.
  •   Contratos  El viceministro Mendoza también dijo que su oficina distribuye contratos genéricos para compras y contratación de servicios para que si son engañados, con ese documento se puede reclamar hasta hacer cumplir la oferta recibida, en los casos de compra de terrenos, vehículos, servicios de catering, albañilería,  entre otros.

Bs 12 millones se devolvieron en 2018

Fruto del método de la conciliación, solo en 2018 el Defensor del Consumidor logró que se devuelvan 12 millones de bolivianos a personas que compraron bienes o requirieron servicios no regulados.

El año anterior se reportaron 2.047 reclamos, 2.388 conciliaciones y 1.055 verificativos que terminaron con la devolución de 12 millones de bolivianos a sus dueños, buena parte en las ciudades del eje central.

A través de la línea gratuita 800100202  se logró 4.030 orientaciones gratuitas realizada a favor de las personas afligidas; a través del uso de la app o aplicación en teléfonos inteligentes “defensa del consumidor” se atendió 1.010 reclamos. 

El viceministro de Defensa del Consumidor, Guillermo Mendoza, sostuvo que el sector no regulado y sobre el que su despacho actúa son: compra de vehículos, electrodomésticos, celulares, computadoras, televisores, equipos de sonido, mobiliario, productos de supermercados, solicitud de servicios varios (sastrería, albañil…) y consumo en confiterías. Dijo que para reclamar la restauración de sus derechos tan solo tienen que presentar fotocopia de carnet, factura o recibo de la compra y datos del proveedor (ubicación de la empresa).

Recordó que en los tres años que está al frente de Defensa del Consumidor logró que en 2016 se devolvieran 3,8 millones de bolivianos, al año siguiente, 8,4 millones, y el año anterior 12 millones.

Afirmó que sólo en los primeros cuatro meses de 2019  ya se logró la devolución de dos millones de bolivianos, en un porcentaje considerable en la ciudad de La Paz.

Mendoza afirmó que en 2018 su despacho logró que 27 vehículos 0 km sean devueltos o reparados. Sin dar a conocer nombres de marcas ni empresas que importan los motorizados, dijo, coches japoneses, chinos, europeos y estadounidenses fueron parte de los reclamos de los compradores.

Los proveedores tienen el derecho de reponer los motorizados de acuerdo con el trato al que arribaron al momento de la entrega del dinero; reparación o cambio de vehículo. Solo cuando no se cumple con ambos derechos es que se devuelve el dinero. “Ofrecen color blanco y les entregan color perla”, dijo Mendoza.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

18
5