Análisis

En 2018, el 76% de la inversión pública fue con recursos propios

El presupuesto general de este año es de $us 5.323 millones, de los que el 69% es financiado con recursos internos del país y el 31%, con recursos externos.
domingo, 02 de junio de 2019 · 00:00

Inversión  / La Paz 

El 76% del financiamiento de los proyectos de inversión en 2018 se ejecutó con recursos internos recaudados por el país y solamente el 24% se financió con recursos externos, lo que demostró que el país cuenta con sostenibilidad financiera para la implementación de políticas de inversión en los sectores estratégicos productivos generadores de excedentes, empleo e ingresos.

A partir de la nacionalización de los recursos estratégicos del Estado, desde 2006, se recupera la soberanía económica del país, permitiendo el autofinanciamiento de gran parte de proyectos de inversión pública con recursos internos en beneficio de la población boliviana; lo cual permitió un incremento en más de siete veces entre 2005 y 2018 pasando de 629 millones de dólares a 4.458 millones de dólares, cuyo resultado conllevó a liderar nuevamente en la ejecución de la inversión pública a nivel de los países de la región, con 10,9% respecto al PIB, aportando de esta manera al crecimiento y fortalecimiento económico del país, señala  un boletín del Ministerio de Economía y Finanzas.

Para la gestión 2019, se prevé un presupuesto de 5.323 millones de dólares, que es 19% mayor a la ejecución de la gestión 2018, de los cuales un 69% es financiado con recursos internos del país y únicamente un 31% por recursos externos. 

El gasto corriente

Desde 2006, el manejo prudente y responsable de las finanzas públicas, dice el Ministerio de Economía, ha permitido lograr el superávit corriente, garantizando la sostenibilidad financiera para cubrir el gasto público y políticas sociales, a diferencia de gobiernos anteriores donde se acudía ante organismos internacionales como FMI, BM, entre otros, para financiar el pago de sueldos y resto  de los gastos corrientes.

Es importante señalar, dice el Ministerio de Economía, que el superávit corriente del 5% del PIB programado en el presupuesto del Sector Público No Financiero del 2019, son destinados para el financiamiento de proyectos de inversión y políticas de gastos sociales.

Por otra parte, es necesario mencionar que el presupuesto de gasto corriente del sector público sin empresas públicas para 2019 ha reducido en 0,6% del PIB respecto al 2018, de 27,9% a 27,3%. Además, continúa, en el periodo 2006-2019 se mantuvo en promedio de 26,7% del PIB.

Superávit de ingresos

En el marco del Modelo Económico Social Comunitario Productivo-MESCP, la política de endeudamiento es de carácter sostenido, cuyo saldo de la deuda pública externa tan solo alcanzó a 25% del PIB para 2018, manteniéndose por debajo de los umbrales señalados por los organismos internacionales como la Comunidad Andina con el 50% del PIB. 

Adicionalmente, según el Ministerio de Economía y Finanzas, es preciso mencionar que en el periodo 2005 al 2018, el PIB se incrementó en más de cuatro veces y la deuda externa solamente en 2,1 veces, lo que demuestra que se está realizando un manejo eficiente de la deuda.
 

La recaudación tributaria se cuadruplica desde 2005

La recaudación tributaria nacional se ha incrementado a una tasa interanual del 10% en los últimos 13 años, es decir que en promedio cada año la recaudación fue superior en 10 puntos porcentuales, según un boletín del Ministerio de Economía y Finanzas.

Si bien el contexto de precios internacionales favorables permitió ingresos extraordinarios del sector hidrocarburos que se vieron reflejados en mayor medida en el Impuesto Directo a los Hidrocarburos; producto de la aplicación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, la recaudación tributaria proveniente de la actividad de mercado interno se ha visto fortalecida pasando de 13.672 millones de bolivianos en 2005 a 49.208 millones de bolivianos en 2018;  casi se cuadruplica lo registrado antes de este Gobierno.

Pese a una caída de los precios internacionales, el recaudo impositivo se mantuvo en niveles significativos, como resultado de la mayor actividad de los sectores ligados a la demanda interna. Las incidencias positivas de sectores económicos como el comercio, los servicios financieros y a las empresas, la elaboración de todo tipo de bebidas, construcción, telecomunicaciones, transporte, hotelería, restaurantes, actividades de esparcimiento y la manufactura han permitido mantener niveles significativos de recaudación.

 

 

 

4
5