Industria

Papelbol, la industria estatal que recicla papel y cartón

El papel en desuso constituye el 90% de la materia prima. La compañía, que empezó produciendo 80 t de papel/año, ahora produce 600 t de papel en un mes.
domingo, 21 de julio de 2019 · 03:00

Cándido Tancara Castillo   / La Paz

En la era digital, el papel cuenta y se resiste a desaparecer porque los documentos físicos tienen  valor de ser creíbles, aunque se puede almacenar en la nube millones de documentos y disminuir costos. Pero no es lo mismo leer un texto en una tablet que en un libro de papel. Hoy, la digitalización y el papel no son rivales, se complementan.

Una muestra de esta complementariedad es que la Empresa Pública Productiva Papeles de Bolivia (Papelbol) que empezó produciendo 80 toneladas en su primer año (2014), en el año anterior su producción alcanzó a 5.800 toneladas, entre papel blanco y papel kraft, para fabricar cartón, y que hasta fin de año pretende duplicar.

Su gerente técnico, Eduardo Velásquez, informó que la empresa estatal utiliza en un 90% papel en desuso como materia prima para fabricar papel nuevo y ocurre lo mismo con el papel kraft para fabricar cartón. El 10% de la materia prima constituyen fibras para mejorar la resistencia del producto. 

En el inicio de sus operaciones, Papelbol tenía en almacenes 750 toneladas de celulosa de fibra virgen de eucalipto y pino, importada de Brasil y Argentina, respectivamente, al margen de volúmenes de otros insumos como almidón de maíz catiónico y oxidado, material de relleno y otros químicos, según reporte de Los Tiempos.

En 2015 dio un giro a la producción ecológica. “Papelbol  tiene como material base los residuos ya utilizados, aunque el (nuevo) papel necesita ser reforzado, pero la producción es con fibra reciclable en un 80% y 90%; el 10% son fibras especiales que mejoran los residuos blancos, que vienen de las imprentas, para mejorar la resistencia”, dijo. El gerente técnico explicó que la empresa estatal tiene varias formas para recolectar papel en desuso. Una de ellas tiene que ver con el intercambio de papel usado por entradas para un evento masivo (Feicobol, Ch’ukuta Fest y  Fexpocruz), otra con pequeñas empresas recolectoras, con entidades bancarias, con los 21 ministerios del Ejecutivo, con algunas reparticiones de otros poderes del Estado, con gobiernos departamentales y municipales, también con recolectores individuales que son centenares.

Dijo que la mayor parte del papel, en todas sus variedades, en el país es importado y la creciente producción de la empresa estatal le ahorra la salida de divisas y genera empleo desde la recolección hasta la venta al detalle del papel. Velásquez manifestó que por ahora la empresa que dirige está abocada a cubrir la demanda nacional y luego pensará en la exportación de su producción. 

Inversión de Página Siete visitó algunas pequeñas imprentas. Sus propietarios evitaron referirse a la empresa estatal y a su producto. Dijeron que tienen empresas importadoras que les proveen.

Produce más papel kraft

El gerente técnico sostuvo que la empresa que dirige, desde sus inicios, produce más papel kraft que papel blanco para la impresión. “El papel de mayor demanda en el mercado es el kraft para packing, en un orden del 65% del total de la producción para abastecer a las fábricas de cartón, el 35% es demandado para la impresión en oficinas o imprentas”, dijo. La producción del papel para cartón alcanzó a 850 toneladas en mayo y el papel blanco a 600 toneladas en junio. El papel marrón es demandado por la estatal Cartonbol, Empacar, entre otras del país, para fabricar cartón, bolsas de papel para cemento, entre otras. Velásquez dijo  que pocas imprentas utilizan bobinas de papel y normalmente piden hojas  de los tamaños 87x67, 77x44 y 87x110; dos tipos de gramaje, de 60 y 75.  Dijo que el papel es fabricado en Villa Tunari, en el trópico cochabambino, y el corte del papel se realiza de acuerdo con el pedido de las empresas en el Parque Industrial de Santibáñez, en la capital del valle.

Arriba,  el producto en ferias y abajo la produción del papel.

Cuidado del medioambiente

El gerente técnico sostuvo que para producir una tonelada de pasta de celulosa virgen se talan entre 16 y 20 árboles para la producción de una tonelada de papel blanco. Con la recolección de papel en desuso  no se alienta la tala de árboles, para obtener la celulosa y  se evita que el papel se convierta en una de las fuentes de contaminación, en su proceso de destrucción.

“Usamos las fibras reciclables, residuos de papel, que nos permite usar como materia prima; esos residuos no van a botaderos ni se queman para su eliminación; estamos protegiendo del daño  el medioambiente”, dijo.

En la producción de papel se recicla el agua hasta tres veces en el proceso industrial y luego se devuelven las aguas al río San Mateo, aguas aptas para riego, en el municipio de Villa Tunari. El gerente técnico de Papelbol recordó que en 2017 la empresa estatal obtuvo la ISO 9001-2015, Sistema de Gestión de Calidad. 

 

El pasado de Papelbol

La empresa nació con 162,3 millones de bolivianos (23 millones de dólares) aportados por el Estado a través del Decreto 29255, del 5 de septiembre de 2007. Después recibió 18,2 millones de dólares. “Se autoriza al Ministerio de Economía a realizar aportes de capital por un monto de 127,1 millones de bolivianos, con recursos provenientes del TGN, al Servicio de Desarrollo de Empresas Públicas Productivas (Sedem), destinados a la empresa pública nacional estratégica Papelbol”, dice la norma aprobada por el gabinete el 16 de julio de 2013, según Página Siete

Papelbol fue concluida por la empresa china Shenzhen Vicstar, que se hizo cargo después de la salida de la brasileña D’Andrea Agrimport a la cual el Gobierno inició un proceso penal por estafa debido a que incumplió contrato. Entre la creación de Papelbol (2007) y el día del inicio de operaciones (2014) pasaron siete años. El Estado invirtió 13,5 millones de dólares para comprar maquinaria y D’Andrea Agrimport entregó maquinaria sólo por un valor de seis millones de dólares. En 2014, la Sala Civil Primera envió a la cárcel de San Pedro al exviceministro de Mediana, Gran Empresa e Industria, Eduardo Peinado Rivero, por el caso del presunto sobreprecio de 7.453.000 dólares en la compra de equipos de Papelbol. Al final, la obra costó 25 millones de dólares, informó el vicepresidente, Álvaro García Linera, en 2016, según Los Tiempos. 

 Campañas de recolección

Papelbol está en permanente campaña de recolección de papel y cartón en desuso. Fuera de la compra  masiva  a recolectores y convenios suscritos con entidades públicas, banca, entre otras instituciones, inició el intercambio de papel por entradas para eventos artístico-culturales, también a campos feriales, entre varios otros.

El gerente técnico de la industria estatal, Eduardo Velásquez, sostuvo que la campaña de recolección por entradas se denomina “ecoboleterías”. Recordó que para la   Feria Internacional de Cochabamba (Feicobol) se entregaron 550 entradas y se recolectaron ocho toneladas de papel reciclable, además de 150 entradas para niños.

Durante la realización del Chuk’uta Fest 2019, que se realizó entre el 12 y 14 de julio, en seis escenarios con la presentación de 150 agrupaciones musicales, se entregaron 650 entradas y se recogieron 13 toneladas de papel.

Velásquez dijo que está en curso la campaña de recolección de papel para intercambiar por entradas para la charla  You too youtuber  (Tú también youtuber) de Luis Arturo Villar Sudek, conocido como “Luisito Comunica”, que se realizará el 26 de julio en Cochabamba y al día siguiente en  Santa Cruz.

Sólo se necesita entregar 15 kilos de papel blanco, incluidos cuadernillos, no papel periódico, no guías telefónicas ni papel cuché, también se puede llevar cartón en desuso, a los lugares de intercambio: En la capital del valle el punto de intercambio es la calle Pachamama esquina Alcides Arguedas. En La Paz en avenida  Jaimes Freyre esquina calle 1. En Santa Cruz en el Parque Industrial Manzano 15.

 

 

21
17