Emprendimiento

Muñecos de exportación hechos con fibra de alpaca

Los productos son elaborados con fibra de alpaca por un grupo de mujeres artesanas de la ciudad de El Alto. Tiene más de 100 diseños únicos.
domingo, 28 de julio de 2019 · 00:28

Inversión  / La Paz

Gonzalo Paredes, agrónomo de profesión, cuando terminó un proyecto de seguridad alimentaria para familias de bajos recursos en El Alto, se quedó sin trabajo, hace una década. Entonces diseñó y confeccionó un muñeco, una llama, con fibra de alpaca que de inmediato fue visto como un producto de exportación. Con este único artículo, la Fundación Quipus –que funcionaba en el ex-Kusillo– identificó el potencial que tenía Paredes y le pidió que haga una oveja.  

En esa oportunidad conoció a un grupo de tejedoras que confeccionaban chompas y a quienes supuestamente las “explotaban”. Para que las artesanas puedan tener ingresos justos, creó la empresa Artesanías Natuart, que ahora ya cuenta con medio centenar de muñecos diseñados, entre animales y objetos de historietas, y los exporta a Estados Unidos, Europa y hace dos año llegó al Medio Oriente. 

Para un nuevo encargo, que fue en centenares, buscó ayuda a unas mujeres tejedoras de chompa que había conocido en El Alto, pero en ellas no encontró más que promesas y nada de ayuda. Ante la necesidad de entregar el nuevo pedido dijo que él mismo aprendió a tejer. El diseño y el acabado fueron tan buenos que luego le pidieron otras 20 ovejas e inmediatamente después dio un salto. Le hicieron un pedido de 800 ovejas. “Fue, en realidad, con este animal que comencé la empresa”, dijo el emprendedor desde su casa, que además sirve de taller en Alto Tacahua, en la ladera oeste de La Paz.

Para encarar el nuevo reto, encontró a una tejedora que vive en el barrio de Villa Alemania de El Alto. En su domicilio instalaron un taller en el que trabajaron con otras 30 mujeres para completar las 800 piezas en una semana.

Después vinieron otros pedidos y el que más destacó fue el diseño y confección de unas muelitas que tenían un pequeño bolsillo en la parte posterior. “El cliente compra la muela de alpaca y se la regala a su hijo. Cuando al menor se le caen su dientes de leche los coloca en el bolsillo y al día siguiente encontrará un dólar”,  afirmó. Este objeto fue hecho hace 10 años y hoy se lo sigue vendiendo en diferentes mercados de Estados Unidos. 

Como el emprendimiento requería mayor atención, Paredes se fue capacitando en varios programas de la Cámara Nacional de Industria, en Emprende Ideas de Soboce. “Mi proyecto es inclusivo. Contrato a mujeres que trabajan en sus domicilios y en sus momentos libres y por su labor les pagamos un monto justo y no una cantidad mínima como recibían por sus chompas”.

 Paredes entrega los diseños a un grupo de mujeres de El Alto para que confeccionen los muñecos y va supervisando todo el proceso para que no presenten fallas de calidad. Esto se debe a que cada muñeco debe tener una calidad de exportación.

Actualmente, Artesanías Natuart trabaja con tres empresas que exportan los muñecos al exterior. Una de ella es Yapa, la cual  la regentada por una boliviana que vive en el exterior. Para ella fabrican llaveros con forma de alpacas, chalinas con figuras de cebras. Otra de sus clientes es una funcionaria de la comuna paceña y para ella elaboran muñecos de diferentes formas y tamaños. “Nuestros productos llegan a Francia, Estados Unidos, Italia, y hace dos años ingresamos a Japón y Corea”, afirmó el emprendedor.

Sostuvo que con apoyo de la Alcaldía de La Paz se producen nuevos diseños y se presenta en distintas ferias con el objetivo de tener su propia cartera de clientes y no depender de las empresas exportadoras. Incluso, abrieron una nueva línea de ropa para niños. “Me llaman a mi celular (al 712-38709 o en la página Facebook Natuart Bolivia) para decirme que se acerca el cumpleaños de sus hijos y sacamos chompas, por ejemplo, con diseños de Tom y Jerry, muñecos de cebras y otros modelos. Todo a pedido del cliente”, afirmó.

A casi una década de trabajo, Paredes tiene medio centenar de diseños que van desde los animales, verduras y los productos de exportación que incluyen casas, botellas, llaveros y una variedad de muñecos.

Un millar de productos para la exportación

Artesanías Natuart exporta anualmente un millar de muñecos al extranjero. En promedio, elabora y exporta 1.000 productos al año. En 2011 fueron 1.200 artículos; en 2012,  2.400; en 2013, 1.600. Desde  2014 se presentó una reducción de la demanda a tal punto que el año pasado sólo vendió 500.

“El movimiento es dinámico. Esta reducción se debe a la competencia peruana y asumimos que los elaboran a menor costo porque –con la empresa que trabajamos– nos hizo entender que el cliente quiere precios más bajos y por eso opta por Perú”, dijo Gonzalo Paredes, el ejecutivo de Artesanías Natuart.

 Explicó que, en el vecino país, emprendedores de su área reciben apoyo de su gobierno para esta actividad artesanal. Dijo que el principal obstáculo de Bolivia es que ya no es beneficiaria de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpda) mientras Perú sí. “Eso no hace subir los tributos que debemos asumirlos en los costos”, dijo. Como ejemplo, la “muela”, una especie de billetera y cuyo precio  en el país es  35 bolivianos, en EEUU llega hasta 400 bolivianos.

 

 

11