Empresa

¿Cómo las máquinas aprendieron a engañar?

domingo, 11 de agosto de 2019 · 00:00

BBC News Mundo 

Damas, ajedrez, Scrabble y Go. Uno por uno, las computadoras han ido conquistando algunos de los juegos más populares del mundo. A esa lista ahora se le suma el póker, aunque los jugadores  recurren al bluff o engaño para vencer a sus oponentes.

El 12 de julio, por primera vez en la historia, un robot jugador de póquer llamado Pluribus venció simultáneamente a varios competidores humanos en la modalidad más popular: Texas Hold'em sin límite. Estas pueden ser malas noticias para los jugadores de póker en línea, pero ¿podría ayudar a la humanidad en otros aspectos más útiles? 

Por años, el póker era considerado “demasiado complejo” para que las computadoras lo aprendieran de manera automática. A diferencia del ajedrez, donde se ven todas las piezas y movimientos, el póker es un juego de “información imperfecta” debido a que se juega con cartas ocultas y los jugadores tienen solo una noción parcial del estado de la partida. 

El póker también es famoso por el bluffing: un intento de engañar a los otros jugadores para que crean que las cartas que uno tiene son mejores o peores de lo que realmente son. Pluribus, creado por Noam Brown, un científico del departamento de inteligencia artificial de Facebook; y Tuomas Sandholm, profesor de ciencias de la computación en la Universidad Carnegie Mellon de Pensilvania, aparentemente ha superado esas dos ventajas que los humanos tenían sobre la máquina.

 

 

Valorar noticia