Medioambiente

El incendio afectará al PIB hasta en 2% y deja sin pasto a 300 mil reses

La Cámara Nacional de Comercio anticipa que las pérdidas serán cuantiosas porque el pasto, alimento del ganado vacuno, fue convertido en ceniza. Fegasacruz se declaró en emergencia.
domingo, 25 de agosto de 2019 · 00:00

Cándido Tancara Castillo  / La Paz

No se sabe si el primer foco del incendio forestal fue intencionado, un accidente o fue una chispa, avivada por el ventarrón que corre en invierno. Lo cierto es que el fuego que arrasa gran parte de la Chiquitania, una región rica en ecosistemas que reúne  flora y fauna, consumió –hasta el jueves– 774.711 hectáreas en 11 municipios, en la parte sureste del departamento de Santa Cruz. 

Además de dejar a familias damnificadas, el fuego convirtió el pasto en  cenizas, el alimento de 300 mil reses, porque la región es ganadera. La reposición de las pasturas demorará al menos tres meses si llueve casi de inmediato y si no un poco más. Pero la consecuencia mayor será para la economía del país, pues según la Cámara Nacional de Comercio, afectará en la disminución   del Producto Interno Bruto (PIB)  entre el 1% y 2%.

Dos hechos preceden al mayor incendio forestal de la historia de Bolivia: la tala de 55 hectáreas en valle de Tucabaca, en una de las reservas del municipio cruceño de Roboré, con el aval del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) y de la Autoridad de Bosques y Tierra (ABT), en noviembre de 2018. Esta situación fue justificada por ambos organismos  para el asentamiento de colonizadores del occidente, pero los pobladores lograron paralizar el mismo.

El segundo hecho tiene que ver con la promulgación del DS 3973 –por el presidente Evo Morales, el 9 de julio de 2019– que modifica el artículo 5 del DS 26075, promulgado por Hugo Banzer  en 2001, para el desmonte de bosques o “quema controlada” en los departamentos de Beni y Santa Cruz para  beneficiar al sector ganadero y aumentar de esta forma la frontera agrícola.

De acuerdo con algunos pobladores de la zona afectada, ya hubo humo el 6 de agosto, la detonante fue el viernes (16) cuando la Gobernación de Santa Cruz alertó del incendio en la Chiquitania y la magnitud cobró fuerza el sábado (17) cuando se declaró desastre departamental por el avance del fuego.

Nueva pastura en tres meses

El vicepresidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), Alejandro Díaz, informó a Página Siete que el fuego “arrasó el pasto” aunque “hay poco animal muerto”, pero dijo que hay 300 mil reses que quedaron sin alimentos y ese es un “gran problema” para los dueños de los animales. Explicó que el fuego destruyó todo lo que es pasto en la región.

Dijo que la reposición del alimento para reses demandará alrededor de tres meses si llueve pronto, pero de lo contrario entre diciembre y enero el ganado bovino recién volverá a tener pasto.

Díaz afirmó que ya se prevé la compra de Eno o pasto seco enrollado. El alimento se puede comprar en la capital cruceña o en el norte Integrado, de las familias menonitas. “Tendríamos que comprar 300 mil rollos de 500 kilos para tres meses”, dijo al señalar que cada rollo cuesta cien bolivianos y multiplicado por 300 mil hacen 30 millones de bolivianos.

Dijo que a este monto adicional, que deberán invertir los ganadores de la región afectada, también deberán afrontar posibles muertes de ganado por falta pasto  y porque las vacas preñadas darán a luz a vaquillas en momentos en que solo habrá cenizas en la zona arrasada. Díaz  dijo que el ganado perderá peso en  20%, pues la comida seca que se dota al animal es suplementario o de ayuda pero no es el alimento principal y eso influirá en el momento de la venta de la carne.

Fegasacruz, declarada en emergencia, proyectó la pérdida de más de un millón de dólares por enflaquecimiento del ganado, además de las pérdidas por el alambrado e instalaciones destruidas, por tres millones de dólares.

Incendio afectará el PIB

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Fernando Kemp, estimó que las consecuencias del incendio forestal serán significativas cuando se conozcan los datos oficiales de las pérdidas, pues afectará a la agricultura, piscicultura, turismo y principalmente a la ganadería. 

“Bolivia está con el crecimiento más alto de América Latina, que está en el orden del 4%, y esto  puede quedar afectado a groso modo un 1 y 2% en el PIB nacional”, dijo Kemp a Página Siete. Señaló que si se afecta al PIB Santa Cruz, que contribuye con el 30% al nacional, también afecta al Producto Interno Bruto de Bolivia. 

El 31 de julio, el Banco Central ratificó la previsión de crecimiento del PIB en más del 4% para 2019. En junio, el Banco Mundial pronosticó el mismo porcentaje al igual que el FMI, en abril. En febrero, el ministro de Economía, Luis Arce, anticipó en un 4,5%.

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, sostuvo que el incendio forestal tendrá su incidencia en la economía porque el daño es a la naturaleza y al ecosistema, que hacen a la producción de alimentos. Coincidió con Kemp al indicar que  el Gobierno debiera pedir ayuda internacional para sofocar  el fuego y evitar mayores pérdidas.

Hay que reconstruir corrales y vallado destruidos

  El fuego no solo destruyó el pasto de las reses sino también centenares de corrales y vallado de alambre de púas y postes de madera, los que delimitan las propiedades. Edgar Landívar, de San Sabá, en el municipio de Roboré, sostuvo que el fuego fue “devastador y dejó tristeza porque consumió la vegetación”. La destrucción de la fauna es incalculable, se encontraron animales muertos como loros, corechis, tortugas, entre otros.

Reportó que hubo poca pérdida de animales, pero cientos de corrales y miles de kilómetros de vallados fueron destruidos. “Solo recogimos alambres de púa casi inutilizables”, dijo. Informó que cada kilómetro de vallado cuesta mil dólares, incluye alambre de púa, postes de madera y mano de obra. Landívar informó que en la región devastada por el fuego la mayoría de los habitantes tienen como actividad principal la crianza de reses. “Somos dueños de entre 50 y cien cabezas por familia”, dijo. Están asociados en Fegasacruz.

 Informó que en el lugar quedó destruido un parque nacional que tenía pintura rupestre. “Perdimos pasto y cultura”, dijo.  

  Emergencia en  Fegasacruz

  •  Desastre Solicita declaratoria de Desastre Nacional para  atender con más recursos la emergencia.
  • Alimentos Pide gestionar rápidamente con recursos propios y aquellos que puedan conseguirse de otros actores públicos la provisión de alimento para el ganado de las zonas afectadas por el fuego.
  • Deudas Solicitar al Gobierno a través de los ministerios correspondientes la reprogramación de los compromisos financieros ante la ASFI y la banca, de los productores afectados en la Chiquitania.
  • Reconstrucción  Elaborar un plan de reconstrucción de infraestructura perdida con fondos de cooperación y de crédito de emergencia acorde a la realidad de los ganaderos afectados. Reponer postes.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

2
18