Sugieren producción sostenible posincendio en la Chiquitania

Ve conflicto de intereses, por un lado se pretende preservar los bosques y, por otro, aprovechar los recursos naturales.
domingo, 01 de septiembre de 2019 · 01:08

Cándido Tancara Castillo  / La Paz

El alemán Kai Schrader compartió en los últimos días de agosto sus conocimientos y experiencias con funcionarios públicos y con el personal de Helvetas Swiss Intercooperation sobre gestión por resultados en el contexto del Sistema de Planificación Integral del Estado. 

Es el coordinador de Avanti que busca fortalecer la capacidad de los gobiernos nacionales para reportar sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a través del monitoreo, la evaluación, el reporte y el aprendizaje. Accedió a una entrevista con Inversión de Página Siete para hablar sobre pos incendio forestal en la Chiquitania.

Usted es ecólogo de profesión, ¿cómo se debe entender?

Cuando estudiaba tampoco existía ecología en Alemania. Lo llamamos ecología de paisaje y estudiábamos bajo el término de geografía. Mi título oficial es geógrafo, pero en las universidades desarrollamos currículos sobre ecología, de cómo se puede estudiar paisajes. Es interesante porque cuando observamos el tema de los incendios están conectados. 

Lo que vemos como ecólogos es el espacio natural y la sociedad. Vemos cuánto y cómo usa la sociedad los campos, los bosques, y es un tema muy interesante ver cómo el ser humano aprovecha el espacio de una manera sostenible. El tema de la sostenibilidad hace mucho a los ecólogos.

¿Los incendios forestales son producto del calentamiento global?

El tema de los incendio es coyuntural en Bolivia, pero se presenta todo el año en todo el mundo. Ahora se están quemando bosques en todas las partes del mundo, en Canadá, EEUU y Rusia, donde siempre hay problemas. El tema está relacionado con el manejo del bosque. Por un lado el incendio es una forma natural para desarrollarse, pero el impacto de las actividades del ser humano sobre la vegetación es determinante. No puedo aconsejar a nadie lo que se debe hacer, pero requiere un manejo adecuado del espacio natural.

No veo los incendios como una amenaza general, viene una amenaza cuando cambia de niveles y eso tiene que ver con el aprovechamiento del espacio por el ser humano. Ahí se presenta el conflicto con el que siempre vivimos; por un lado, queremos preservar y, por el otro, queremos aprovechar los recursos naturales. 

¿Qué le espera a Bolivia cuando se apague el fuego?

Pienso que se debe trabajar en definir unas líneas de producción sostenible. Por ejemplo, estamos trabajando con el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras para definir qué es una agricultura resiliente. Creo que entre académicos y personas de la práctica (o de campo) debemos pensar en qué sistemas pueden ser más sostenibles. Esa es una tarea que requiere mucha cabeza, experiencias y conocimientos. Hay que desarrollarlo, pero veo una colaboración entre diferentes instituciones del Estado y poco a poco me voy acercando. 

Esa es una clave, que entre los diferentes ministerios, de Medio Ambiente, de Agricultura o Desarrollo Rural y Tierras, haya un

intercambio de información. Vimos a muchos expertos pero a veces trabajamos de forma aislada y creo que la clave para mejorar es el intercambio.

¿Qué se deberían intercambiar entre ministerios?

Primero, entre los ministerios vemos muy importante que haya información, datos concretos, objetivos sobre la materia orgánica, las masas vegetales que se desarrollan, el consumo y producción. Entonces, los ministerios de Medio Ambiente y de Desarrollo Rural y Tierras tienen temas de interés común y pueden intercambiar información, imágenes satelitales; la interpretación de la información y el intercambio de los conocimientos sobre la interpretación de la información es importante.

Se debe entender los diferentes sistemas, como el agrícola y natural, y ver cómo el sistema social interviene. Ahí se desea llamar la atención sobre la importancia de la información objetiva y si hablamos de desarrollo rural es mucha información porque nos interesan diferentes sistemas como de agua, clima y vegetación. Pero también el ser humano.

Todo se complica en un país como Bolivia que tiene tanta diversidad de ecosistemas y es un reto para cada región tener información útil para una buena planificación, tanto para el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras como para el Ministerio de Medio Ambiente. Una de las tareas clave de Avanti es cómo tomar una buena decisión en el monitoreo de las ODS.

¿Cree usted que en la Chiquitania se tomaron previsiones?

No siendo muy experto de Bolivia, pero viajé el año pasado por la Chiquitania. Las extensiones y accesos a los diferentes lugares es un reto permanente. Eso es tan grande y lo que me sorprendió es la gran actividad económica. Se ve mucha producción de soya que en Europa importamos en gran cantidad desde Bolivia y es un factor importante para el país. 

Por otro lado estamos en La Paz y es otro ámbito. Para mí es la primera vez que estoy en esta urbe y es otro sistema que fluye y no sé cómo están organizados para tener la información a tiempo y de buena calidad sobre lo que pasa, por ejemplo, con la producción de soya o el avance de la frontera agrícola.

Ahí estoy seguro que hay sistemas que informan y seguramente hay mucha reflexión de cómo actuar y encontrar este equilibrio de crear fuentes de ingresos para el país y mantener los sistemas en un equilibrio necesario.

¿Cómo ve la toma de decisiones en políticas públicas?

Los ministerios tienen buenos sistemas para informarse e informar a la sociedad sobre sus gastos y las actividades que hacen. Pero también vimos que falta mucha información sobre los resultados. Entonces uno puede ver sobre qué se invirtió en sistemas de riego y puede saber las cantidades de sistemas que se aplican y van entrando en función. Pero no sabemos muy bien qué resultados nos da, por ejemplo, los ingresos de las familias con el riego, no sabemos qué cambios producen los sistemas de riego en los ecosistemas, no es porque no hay interés, sino porque es una información muy compleja de conseguir y vemos que en los diferentes ministerios hay un interés general de conocer más sobre los resultados de sus políticas o estrategias. 

Para esto se requiere de conocimientos y fondos para hacer, por ejemplo, evaluaciones, estudios de impacto y esto es una cosa que con Avanti queremos llamar la atención. Hacemos monitoreo y sabemos la cantidad de agua que se usa para el riego, pero no sabemos, al final, qué significa para los ecosistemas, para los ingresos de las familias.

Ahí está el debate, debemos mejorar la forma de medir los resultados y los efectos o impactos de las políticas públicas. En Avanti estamos muy convencidos de que en cuanto haya más información sobre los resultados servirán a los ministerios para volver a revisar estrategias y tener una mejor política agrícola, de medioambiente u otra. Pero si uno basa la toma de sus decisiones sobre evidencias, entonces creemos que se mejoren las políticas.

¿Qué ausencias ve en la toma de decisiones?

Los que deben tomar decisiones están ante un reto porque en el mundo que vivimos la cantidad de información que llega y la calidad de la misma es muy difícil (procesar). Hay expertos que producen informes muy técnicos, tenemos, por ejemplo, que hay estadísticas que sólo pueden interpretar los expertos. Para alguien que debe tomar una decisión a lo mejor es muy difícil entender qué quieren decir los números o imágenes. Los que toman decisión necesitan interpretar como decimos nosotros los mensajes para tener claro hacia dónde van si toman una decisión.

Entonces, la complejidad de la información es tan difícil y no ayudan los que están en posición de tener que decidir sobre una cierta política qué hacer. Entonces ahí falta tener la información de una manera más entendible e informar a los ministerios. Hablamos mucho de hacer llegar la información a la posición que está en poder de tomar una determinación de una manera útil, de ser claro sobre qué va a pasar si toma cierta información.

HOJA DE VIDA

  • Formación  Es un ciudadano alemán formado como ecólogo.
  •  Experiencia Trabaja en la cooperación de Suiza, en una treintena de países del mundo. Es asesor principal de aprendizaje y evaluación Helvetas Swiss Intercooperation en Bolivia.
7
8