Entrevista

Ibnorca apuesta por la lucha contra la corrupción en el país

La entidad cambió su membresía, ahora es miembro pleno de la ISO para la elaboracaión de normas internacionales.
domingo, 15 de septiembre de 2019 · 05:08

Luis Escobar  / La Paz

 El Instituto Boliviano de Normalización y Calidad (Ibnorca) presentó una norma antisoborno (ISO 37001) y su director Ejecutivo José Durán Guillén explicó que la entidad cambió de membresía y ahora es miembro pleno de la ISO.
 
¿En qué consiste el cambio cualitativo para Ibnorca?

Hasta junio de este año, Ibnorca era miembro correspondiente de la ISO. Eso quiere decir que teníamos limitaciones y restricciones. Es decir, como Ibnorca y como país sólo podíamos participar de cinco comités técnicos. A partir de junio, el Ibnorca y su directorio decidió que seamos miembros plenos de la ISO. Eso significa que ya no tenemos esas restricciones y podemos participar de una mejor manera en los Comités de Normalización.

¿Qué significa ser miembro pleno de la ISO?

Ahora no tenemos restricciones, depende de la capacidad que tengamos nosotros como país de priorizar los comités en los que deberíamos estar. Por ejemplo, estamos detrás de armar el Comité de Litio porque consideramos que es un recurso estratégico para Bolivia y quisiéramos que todas las reglas que se elaboran para el litio y sus derivados tengan una norma internacional pero trabajados con una participación protagónica de Bolivia e Ibnorca.

Para ello, debemos ir conformando el Comité Nacional con participantes del sector público, privado y de la academia. Cada institución manda a sus expertos para que vayan trabajando en el comité. Al final, una norma es un instrumento que se tiene para facilitar el comercio exterior y todos los países se ponen de acuerdo en cuáles deben ser los parámetros para una mejor comercialización.

¿Ahora a qué otras áreas apunta la institución?

El enfoque que tiene ahora el Ibnorca es sectorial. Estamos trabajamos en el sector de alimentos, minerales, hidrocarburos, agua potable y saneamiento básico. Las normas ISO involucran todos los sectores, es muy amplio y lo que nosotros estamos tratando es de priorizar. Comenzamos a hacer este trabajo a través de un mapeo. Lo que buscamos es saber quiénes son las instancias que deben trabajar en este comité. 

Entonces, a través de consultorías, hicimos un relevamiento de todas las empresas e instituciones del sector público y privado, cooperación internacional. 

¿Presentaron una norma contra la corrupción?

Estamos presentando la membresía plena de la ISO y adicionalmente, presentamos una norma de importancia para el país llamada Antisoborno 37.001. Es una norma internacional aprobada en 2016 pero que cada país la va asumiendo. Nosotros ya la adoptamos como una norma boliviana. 

Lo que queremos es ayudar de una manera prática a las instituciones públicas y privadas a luchar contra la corrupción. Una empresa la puede implementar y una instancia como el Ibnorca la va a certificar si efectivamente fue implementada.

Esto nace porque el problema de la corrupción es un flagelo mundial y el Banco Mundial estimó que causa un daño de un billón de dólares anuales en todos los países. Entonces, es una manera práctica de que cada institución pueda minimizar los efectos que trae un soborno tanto a nivel nacional como internacional.

Eso fue lo que presentamos porque hubo la participación del sector público a través del Procurador del Estado (Pablo Menacho) y consideramos una instancia muy importante. Por el otro lado, hubo    representantes de los gremios y los empresarios privados porque esta es una acción conjunta.

¿Cómo se puede aplicar la  futura norma? 

Es incorporando ciertos controles para evitar que se llegue al soborno. Tanto del sujeto activo como del pasivo que participa en este cohecho. La idea es que una empresa implemente la norma, agregando controles. No se puede dar una receta, dependerá de cada institución porque esta diseñada para cualquier tipo de institución. Entonces, lo primero que se hace es un diagnóstico y una vez que se identifica cuál es el rubro de la empresa se recomienda la incorporación de ciertos controles para evitar que haya el cohecho.

¿Hay interés en ella?

En dos semanas vamos a trabajar de forma conjunta con la Asociación Española de Normalización para la certificación de una empresa pública. La iniciativa de la empresa es muy loable para tratar de implementar este sistema de gestión que supuestamente ya lo hizo y nosotros vamos a hacer el trabajo de certificar este trabajo. 

Para hacer la auditoría debe llegar un profesional que tenga el conocimiento y experiencia suficiente para hacer la auditoría. Además, muchas instituciones se están acercando; y lo que queremos es que con la presentación de la norma despierte el interés de varias empresas del sector público y privado  para que -de manera práctica- se luche contra el flagelo de corrupción- con la implementación de la norma.

¿Qué otras normas tratarán?

Es un paquete de normas, el Ibnorca hizo un convenio con su similar de Suecia que es el Instituto Sueco de Estandarización y estamos trabajando de forma conjunta en la elaboración de normas   y ya conformamos el comité técnico de normalización de agua potable y saneamiento. Ahora estamos con el  ministerio que lidera el sector pero también involucramos a más de 80 empresas del sector público y privado que están conformando este comité. Es uno de los más exitosos que están relacionadas al agua potable y saneamiento.

También trabajamos en el tema de servicios, las normas relacionadas con el turismo sustentable porque es un servicio que está creciendo en todos los países. La norma da la seguridad del consumidor; Bolivia está especializada en turismo de aventura, entonces  vayamos certificando a las agencias que prestan el servicio a garantizar a los consumidores que adquieren y contratan el servicio.

Otro sector importante en la normalización y certificación es el de alimentos. Todos nosotros estamos preocupados por lo que comemos y como consumidores debemos saber que los alimentos cumplan las normas para que no nos hagan daño. Esa es la importancia de las leyes, para precautelar la salud. 

Estamos trabajando en varias normas, en especial sobre la normativa internacional de la quinua. Estamos priorizando porque el abanico de sectores en el que podemos trabajar son muchos, lo que principalmente queremos es que tanto el Estado a través de sus instituciones, empresas estratégicas y el sector privado se interesen en desarrollar la normativa. 

Los indicadores que tenemos nos muestran que Bolivia -en el tema de calidad- está de una manera marginal. Como consumidores no somos muy exigentes, seguimos priorizando el precio a la calidad del producto. Por ejemplo, leí sobre el consumo de dulces importados en los colegios de  países que no cumplen con la certificación correspondiente.  Este es un atentado a la salud y eso lo que todos nosotros -que somos papás- debemos educar a nuestros niños a consumir cosas que tengan certificación.

¿En el área de transporte?

Es importante y al ser pioneros en transporte público por cable, ver que podemos inferir en temas de normas relacionados en este tipo de transporte. Lo que queremos es que todos se sumen a la campaña de fortalecer el tema normativo y, por ende, fortalecer la calidad en Bolivia. Este es un reto para todos, no sólo para el Ibnorca sino para la sociedad en general.

 

HOJA DE  VIDA

  • Trayectoria  Estudió Economía en la Universidad Católica; tiene una maestría en Desarrollo Humano de la  Universidad Andina Simón Bolívar. Trabajó como gerente en varias entidades públicas como privadas, es docente y ahora es director ejecutivo de Ibnorca.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.