En mecatrónica hay todo para aprender haciendo

Los estudiantes realizan sus prácticas y aumentan sus competencias laborales.
domingo, 29 de septiembre de 2019 · 00:09

Luis Escobar  / La Paz

La carrera de Mecatrónica de la Universidad Católica Boliviana cuenta con un moderno laboratorio que está equipado con  un brazo robótico, 19 impresoras 3D, neumáticos hidráulicos  y una amplia variedad de equipos instalados en el nuevo edificio. 

“La nueva carrera cuenta con varios laboratorios especializados gracias al nuevo edificio de ingeniería. Estos fueron equipados en esta gestión y se mantendrán las compras para el siguiente año. Replicaremos la inversión de un millón de dólares considerando la adquisición de equipos de las mejores marcas del mundo”, sostuvo el director de la carrera de Ingeniería Mecatrónica de la UCB, Fabio Díaz. 

Entre los nuevos equipos, los laboratorios cuentan con un brazo robótico industrial marca Kuka, un torno y una fresadora marca Emco, equipos y kits neumáticos hidrólicos marca Festo, equipos de automatización de Siemens y SMC; y equipos de control marca Quantz.

“Estos permitirán elevar el nivel educativo práctico y generar competencias laborales en las distintas áreas de mecatrónica. Al ser de marcas reconocidas a nivel mundial; nos ayudará a certificar a los estudiantes y tenemos el objetivo de generar investigación y prestación de servicios a externos”, añadió.

Por ejemplo, con el brazo robótico -dependiendo qué accesorio se le instale- se puede hacer una variedad de proyectos; también se realizan trabajos con las fresadoras y torno para brindar servicios de manufactura de piezas metálicas. También tienen el laboratorio para elaborar prototipos de manufactura aditiva gracias a la impresión 3D.

Incluso realizan investigaciones relacionadas al área de control satelital gracias a que la universidad adquirió un nano satélite. Este equipo permite emular ciertas capacidades de un satélite normal y los estudiantes aprenden desde telecomunicaciones hasta control. 

Las impresoras  en el laboratorio de Mecatrónica de la UCB.
Fotos: Freddy Barragán / Página Siete

Además, los kits neumáticos e hidráulicos están diseñados para que el estudiante aprenda competencias industriales porque funcionan con aire comprimido con y sin hidráulica. “Esto les da un pantallazo de la realidad laboral”, dijo Díaz.

También cuentan con 19 impresoras 3D y ello los convierte en el laboratorio de prototipado más grande de Bolivia. Con ello, los estudiantes de la carrera y la universidad en general -como arquitectura, diseño gráfico e ingenierías-  pueden crear productos y hacer tangibles sus ideas. Eso les ayuda a que las ideas salgan del papel y sean fácilmente materializables a costo menor y mayor rapidez.

“Gracias a todos los equipos, los profesionales se forman con todos los requerimientos que la actual revolución tecnológica exige que es: automatización y mejora de la calidad de vida en las industrias por medio de la automatización, la robótica y control de sistemas computacionales. Los estudiantes podrán ingresar a la industria 4.0”, dijo y añadió que “nuestro objetivo no es enseñarles ciertas tecnologías, sino, que sean versátiles en adaptarse a  nuevas tecnologías”.

La carrera tiene aproximadamente 320 estudiantes y también abrió talleres de formación continua. Actualmente, la carrera puso en marcha 30 cursos y están relacionados en corte y soldadura,  videojuegos, inteligencia artificial, robótica, certificaciones en diseño con software internacional. “Tratamos de mostrar a la población y capacitarlos en las nuevas tecnologías. Incluso, hacemos cursos para niños desde los 10 años con impresión 3D, robótica, diseño e implementación de videojuegos. Formamos a los futuros ingenieros desde una temprana edad”, agregó la autoridad.

Los nuevos  equipos sirven a estudiantes para las prácticas.

Para conocer estos productos, la carrera tiene su página en Facebook a la que se puede ingresar como:  UCB Ingeniería Mecatrónica, también están en Instagram, canal de YouTube y la página web: www.imt.ucb.edu.bo.

La inversión no  sólo tiene que ver con la compra de  equipos sino también en la contratación de  docentes. “La carrera ya cuenta con docentes a tiempo completo e investigadores. El centro de investigación se dedica a generar ingeniería aplicada con productos o investigación académica”.

En producción académica, el centro ya lleva 10 artículos reconocidos internacionalmente, dos libros; y el campanario de la parroquia de Achocalla fue automatizado para la convocatoria a la misa. Lo mismo se está intentando hacer en la Catedral de plaza Murillo. También cuenta con proyectos con la Fundación Arco Iris para verificar la calidad de la producción automatizada.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

12

Otras Noticias