Emprendimiento

Villa Montes hace negocios con su moderno relleno sanitario

Cinco petroleras depositan sus residuos en el vertedero, que sólo recibe basura separada, con pagos mensuales. Macharetí llevará sus desechos.
domingo, 08 de septiembre de 2019 · 00:30

Cándido Tancara Castillo  / Villa Montes / Tarija

La separación de la basura, previa al tratamiento de los residuos sólidos, fue suficiente para que ocho empresas, entre ellas cinco petroleras asentadas en los departamentos de Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca, dejen de trasladar sus desechos a la capital cruceña, después de un viaje de más de 500 kilómetros, y los depositen en un moderno relleno sanitario de Villa Montes. 

La población villamontina, ubicada en el departamento de Tarija, convirtió una crisis medioambiental de 2015, cuando colapsó un botadero y la gente no quería que siga siendo un foco de infección, en una oportunidad para mejorar la calidad de vida de sus habitantes y para hacer negocios con un relleno sanitario que cumple  estándares internacionales. El relleno sanitario está a 51 kilómetros de la población, cuenta con celdas para depositar la basura, compactada  con tierra cada 50 centímetros; sistema de captación de lixiviados; chimeneas para evacuar gases; capa impermeabilizadora, para que no se infiltre en aguas subterráneas, cubierta; y, todo cerrado con malla olímpica para que ni personas ni animales se acerquen. También tiene celdas para residuos hospitalarios.

Benedicta  Santos recoge la basura ya escogida para reciclar.

No sólo las empresas Inesco, dedicada a servicios de ingeniería, construcción y montaje; La Llave, que realiza el manejo de materiales de construcción y minería; y Construbol, que ofrece servicios de ingeniería, suscribieron contratos con el municipio de Villa Montes, para dejar sus residuos separados, sino también las petroleras Shell Bolivia, YPFB Chaco, YPFB Logística, YPFB Transierra, Petrobras Bolivia. Desde este mes se suma el municipio de Macharetí, una población ubicada en la provincia Luis Calvo del departamento de Chuquisaca, pero sólo a 41 kilómetros de Villa Montes, que también depositará su basura en el  relleno sanitario.

El alcalde de Villa Montes, Omar Yura Peñaranda Soruco, y su colega de Macharetí, Edunges Chambave Maruanda, sellaron el acuerdo, y la oportunidad permitió conocer las bondades del vertedero, que está instalado en un área de 80 hectáreas, de las cuales sólo se utilizaron menos del 5% en los últimos tres años. Peñaranda informó que las ocho  empresas pagan  a la comuna 1.000 bolivianos, cada una por mes, por el depósito de residuos sólidos, pero les permite contar con certificados ambientales o de buen manejo de sus residuos sólidos ante organismos internacionales. 

Macharetí pagará entre 3.500 y 4.000 bolivianos/mes porque en total depositará alrededor de 30 toneladas. Chambave anunció que próximamente sumará a otras comunidades rurales para que sus desechos no estén en los ríos ni en los costados de las carreteras. Peñaranda dijo que el relleno sanitario de su municipio es objeto de visita de autoridades ediles, como de las de la capital de Tarija, porque es un modelo de gestión de residuos sólidos que arroja resultados en favor del medioambiente.

Los alcaldes  Edunges Chambave y Omar Peñaranda.

Instalación del servicio

Peñaranda dijo que la población urbana de Villa Montes, con más de 35.000  habitantes, genera 21,7 toneladas cada día. Recordó que no fue fácil que sus habitantes paguen por el servicio. Si bien hoy continúa subvencionado el servicio (60%), cada hogar paga 10 bolivianos/mes, a través de las facturas del consumo de electricidad; antes pagaban un boliviano cuando el carro basurero pasaba por las viviendas. Reveló que anualmente la comuna destina cinco millones de bolivianos para la recolección de la basura y el tratamiento en el vertedero. 

Peñaranda y Chambave destacaron que toda la ingeniería de la instalación del relleno sanitario, la estación de transferencia, la capacitación del personal, el trabajo de concientización en la población, entre otros trabajos, además del asesoramiento técnico e inversión en la compra de equipos y vehículos de alto tonelaje, fue gracias a la gestión ambiental municipal de la Cooperación Suiza en Bolivia a través de Helvetas Swiss Intercooperation Aguatuya y CSD Ingenieros, desde 2014.

El servicio de recolección de basura, compactación y tratamiento cuenta con cinco camiones compactadores, una pala cargadora, dos motocarros, un carro remolque denominado “madrina”, además de 70 personas entre técnicos y personal operativo. 

Peñaranda sostuvo que en el inicio del servicio los camiones hacían 10 viajes al relleno sanitario y esto encareció el servicio y con ayuda de Helvetas se instaló una estación de transferencia, donde se compacta o disminuye el volumen de la basura y el camión “madrina” hace un solo viaje por día hasta el vertedero. 

Una  de las celdas en el relleno sanitario de Villa Montes.

Separación de la basura

El Alcalde de Villa Montes recordó que no fue fácil que la población se sume a la separación de la basura porque costó que la gente entienda que tiene algunos beneficios: por un lado que la basura que va al relleno sanitario, donde se destruirá en un tiempo, y que al separar los desechos (vidrio, papel, plásticos, cartón, entre otros) se crea empleo, y ahora de los residuos sólidos orgánicos se buscará producir compost o abono orgánico para revitalizar jardines y también llevar al área rural para reverdecer algunos lugares dañados por la sequía, entre otros.

Peñaranda dijo que las empresas y las petroleras, además de la comuna de Macharetí, envían sus desechos separados al relleno sanitario. Los vidrios y  papel, entre otros, son vendidos a empresas recicladoras de Santa Cruz que mensualmente visitan Villa Montes. “Como municipio hemos buscado mejorar el tratamiento de la basura; hemos sido felicitados porque siendo los municipios más pequeños y con menos recursos de Chuquisaca, hemos hecho el hermanamiento y mejorar la calidad de nuestros habitantes”, sostuvo el alcalde de Macharetí, Edunges Chambave.

Peñaranda expresó su temor porque con el cambio de autoridades municipales en su población quizá el proyecto sufra algún estancamiento, pero expresó su esperanza en la población que ya tomó conciencia.

Estudiantes  separan la basura en el Colegio Boquerón.

Un municipio verde atrae  turismo

La población de Villa Montes pretende convertirse en un atractivo turístico nacional e internacional, por su proximidad con Argentina y Paraguay, y para ello los dueños de los 22 centros de hospedaje, entre hoteles, residenciales y alojamientos, crearon una plataforma electrónica para animar a la población a mantener una ciudad limpia, respetuosa del medioambiente y amable con los visitantes. 

Patricia Bulacia, Pietro Bellot y Edward Mejía, que integran la plataforma, dijeron de manera coincidente que la limpieza de las calles de la población y la separación de la basura, para alentar el reciclado de los residuos sólidos, animan a desarrollar la industria sin chimeneas con la pesca en el río Pilcomayo, visita a aguas termales, a El Angosto o Cañón del Pilcomayo, al Parque Nacional Aguaragüe, a Tampinta, Tarairí y Samayhuate, todos atractivos naturales en la región . 

De manera conjunta dijeron que se cuenta con el asesoramiento técnico de Helvetas Swiss Intercooperation. “Queremos hacer de Villa Montes una ciudad sostenible, sustentable e inteligente con el desarrollo de nuevas tecnologías”, dijo Bellot. 

Mejía recordó que cuando el municipio de Villa Montes recibía 1.000 millones de bolivianos por concepto de regalías petroleras hasta  2014, todos los hoteles y restaurantes estaban llenos de turistas y comensales. “Ahora recibimos un tercio de ese dinero pero nuestra tarea es hacer del municipio un lugar turístico con lo nuestro, en el sur del país”. 

Por ejemplo, dijo, la tendencia es no importar gastronomía sino visibilizar los platos tradicionales de la población y ofrecerlos de manera sobria: carne del sábalo con mote (tojuré), bizcochos de maíz con queso, maicillos dulces y  tamales curtidos, entre otros.

Dijo que se rescatarán los bailes tradicionales de la zona para que sea otro atractivo como la chacarera, la vestimenta de los pueblos originarios de los weenhayek y  tapieté. También dijo que se puede visibilizar a nivel nacional el museo de la Misión San Francisco Solano y  del Museo Militar Héroes del Chaco, entre otros. 

Dijo que en este último, los militares ofrecen una experiencia única, pues la Guerra del Chaco está recreada. 

Bulacia, gerente de uno de los hoteles cinco estrellas, manifestó que ya es una cálida bienvenida para el turista que en los costados de la carretera, cuando uno se dirige de Santa Cruz a Villa Montes, no vea basura ni plásticos. 

“Tener y mantener un municipio verde y fomentar el cuidado del medioambiente ya es un logro”, dijo. Destacó la conciencia de la gente que no sólo evita tirar basura en la calle sino que las separa antes de entregar a los carros basureros, pero también que mucha gente se involucró en campañas de concienciación y de recolección de residuos sólidos de lugares poco atendidos.

El medioambiente se cuida desde la escuela

Dos microempresas recogen a diario vidrio, papel, plásticos y  cartón, entre otros materiales de las viviendas en Villa Montes. Previamente las familias los separan antes de entregarlos al carro basurero y a mujeres dedicadas a recoger materiales reciclables.

Este trabajo empezó hace un par de años en las unidades educativas y la idea es invertir los roles. Tradicionalmente  los padres de familia  enseñan cómo limpiar una casa, pero en Villa Montes es al revés, los niños  reciben formación y son los que dicen a los papás cómo  y por qué separar la basura.

Benedicta Santos, de la microempresa “Vida Montes”, cuenta que junto con  unas ocho mujeres se dedica  a recoger material reciclable de  viviendas e instituciones, el que  es almacenado  en un espacio  y luego mensualmente empresas recicladoras provenientes de Santa Cruz se lo  llevan pagando un monto por cada material reciclable.

Dijo que su labor está facilitada por los vecinos que ya tienen separada la basura aunque en algunos barrios la gente necesita acompañamiento. Similar apreciación tuvo Verónica Altamirano, vendedora del Mercado Central,  pues dijo que hay  colegas suyas que no separan la basura y la  echan toda  a las cajas de color. 

Reclamó que la Intendencia Municipal o la responsable del mercado vigilen porque algunas vendedoras no hacen el menor esfuerzo por separar y cuando se les pide que lo hagan, se molestan.

El director de la Unidad Educativa Boquerón, Juan Romero, dijo que los estudiantes desde que empiezan en el nivel inicial saben que al final de los 12 años de estudio deben poner en práctica las siguientes acciones: cosecha de agua de los techos para reutilizar en huertos; vivero escolar para que los estudiantes  produzcan alimentos sanos; reforestación de los barrios con plantines; y, energía verde, cómo generar energía para bombeo de agua a lugares secos. También se alienta el trabajo de soldadura. “Es más fácil trabajar con niños y desde la escuela para cambiar actitudes”, dijo.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

26