Emprendimiento

Una supercomputadora pronosticará el clima de cada calle

domingo, 23 de febrero de 2020 · 00:00

David Shukman  /  BBCMundo

Alguna vez te has preguntado por qué el lugar donde vives se vio inundado tras una tormenta que los meteorólogos ni siquiera mencionaron? O ¿por qué no te advirtieron sobre esa densa neblina que cubría tu casa en la mañana?

El hecho es que predecir  “el panorama completo” de las futuras condiciones del clima ha mejorado mucho. El ejemplo más reciente es la tormenta Dennis que azotó a Reino Unido recientemente y que fue pronosticada seis días antes de su aparición. Pero lograr correctamente un pronóstico local -calle por calle y hora por hora- sigue siendo un enorme desafío.

 Sin embargo podrá cambiar ahora con el nuevo proyecto de supercomputadora de la Met Office, el Servicio Meteorológico Nacional de Reino Unido, para el cual se acaba de garantizar 1.560 millones de dólares.

 Un mejor pronóstico de clima requiere manejar más datos con más rapidez y probarlos con simulaciones de la atmósfera con precisión. La Met Office está recogiendo cada día más de 200.000 millones de observaciones de satélites, estaciones de clima y boyas de detección en los océanos, y se espera que estos datos se incrementen. 

Pero predecir si las precipitaciones inundarán tu casa o la calle donde vives requiere de un enorme poder de procesamiento. Según la Met Office, la nueva supercomputadora será la más avanzada del mundo en el pronóstico del clima. “Estaremos muy por delante de  los demás”, dijo Penny Endersby, presidenta ejecutiva de la empresa.

“Eventualmente (la supercomputadora) se notará para cada individuo, cada departamento gubernamental, cada industria, ya que la gente verá que los pronósticos serán cada vez mejores”. Esta es la mayor inversión que se ha hecho en la historia de la organización y es masiva comparada con los 126 millones de dólares que costó la actual supercomputadora. En el nuevo proyecto el costo no solo cubrirá el hardware en sí mismo, sino también el costo para manejarlo durante un período de 10 años.

Habrá una primera etapa de instalación y en ésta se espera que la computadora sea seis veces más potente que la supercomputadora que se usa hoy. Cinco años después habrá una gran actualización para aumentar su rendimiento tres veces más.