Franquicias de comida rápida, tiendas y cines se expanden en El Alto

Cuenta con patios de comida y centros comerciales como Cielo Mall, que es el más grande en la segunda ciudad más poblada del país y fue inaugurado en enero. La comuna alteña pide cambio de norma impositiva
domingo, 1 de marzo de 2020 · 00:04

Cándido Tancara Castillo  / La Paz

El Alto cumplirá este   6 de marzo 35 años convertida en la segunda ciudad más poblada del país; y con  sus habitantes también crecen sus índices de consumo. Empresarios visionarios empatizaron con esas demandas y construyeron patios de comida, cines y shopings. Hoy la urbe  tiene  las franquicias internacionales y nacionales más populares y cada vez son más.

La población de El Alto asciende  a 943.558 habitantes y sólo es superada por la de Santa Cruz que  lidera con 1,7 millones de habitantes, según las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística  (INE) para este año. La mancha urbana alteña supera sus  límites y se une con sus vecinos de La Paz, Achocalla,  Viacha; se acerca a Pucarani y avanza  por la carretera a Oruro. Tiene 14 distritos, siete más que en la hoyada paceña.

El Alto, conocida como una ciudad “rebelde”, cumplirá el 6 de marzo 35 años de su creación vía Ley Nº 728 como Cuarta Sección de la provincia Murillo del departamento de La Paz. En la misma fecha  recordará a la Ley Nº 1014 que la elevó  a rango de ciudad y desde entonces tiene  su gobierno municipal.

Así como crece  su población, también sus necesidades para hacer shopping, degustar de la comida rápida, de los cines y de otros centros de distracción modernos. Hasta hace unos años parte de su población bajaba a la ciudad de La Paz para satisfacer sus expectativas. Hoy no es necesario, pues  las franquicias nacionales y extranjeras encuentran nichos prósperos en la urbe más alta.

Hace un mes se inauguró en el corazón de la ciudad uno de los shopings posiblemente más coquetos: el Cielo Mall, que está ubicado en  la avenida Satélite, entre Jorge Carrasco y Franco Valle; a un paso de Derechos Reales.  Cielo Mall cuenta con tres niveles de parqueo, un patio de comidas con capacidad para 700 comensales, locales de diferentes tamaños y siete multisalas de cine. Antes de julio, además, una franquicia internacional de cines hará correr la cinta de 36 milímetros.

En 2019 abrió sus puertas  el Multicine de Río Seco,  en el norte alteño,  camino al lago Titicaca. Y años antes, el Gran Plaza de Ciudad Satélite, el barrio que  era conocido como la zona Sur de El Alto. Mi Teleférico, con sus 35 estaciones y 10 líneas (Roja, Amarilla, Naranja, Blanca, Celeste, Morada, Verde, Azul, Café y Plateada), también empujó a El Alto a la modernidad, pues en sus estaciones se instalaron supermercados, tiendas de comida rápida y gimnasios, entre otros  negocios.

El Multicine  de Río Seco se abrió al público en 2019.
Foto: Marco Aguilar / Página Siete

Once salas de cine 

El gerente general de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Gustavo Jaúregui, informó que en la actualidad la ciudad de El Alto tiene 11 salas de cine, tres de ellas ubicadas en Ciudad Satélite y ocho en la zona de Río Seco. En ambas locaciones se encuentran cobijadas    multitiendas en un formato de mall y  por patios de comidas. Hasta   el medio año se sumarán otras siete salas de cine en el  Cielo Mall, ubicado cerca del cruce a Viacha. “Todas  son modernas con similares características a las de Megacenter”, dijo.

El ejecutivo también informó que las  cadenas de supermercados Hipermaxi y Ketal se expanden en El Alto. Dos sucursales del supermercado Ketal se encuentran en las estaciones Morada y Amarilla del teleférico. De la misma manera, hay dos sucursales de Hipermaxi  en Ciudad Satélite y en la zona de Río Seco.  

Jáuregui explicó que la instalación de estos negocios en El Alto  “obedece a la concentración de personas que han compuesto lugares estratégicos, económicamente hablando. Estos lugares son Ciudad Satélite (centro) y Río Seco (norte)”.

El gerente de la CNC adelantó que se prevé más crecimiento en la joven urbe.  “Más que servicios que ya están desarrollados en El Alto, lo que busca la gente de esa ciudad  son espacios verdes de esparcimiento familiar como la laguna de Cota Cota, Parque Japonés o el zoológico de Mallasa”. 

Consideró  que en los próximos años El Alto  replicará los espacios verdes que tiene la hoyada paceña. “La gente siempre buscará las mejores alternativas, ya sean en la ciudad de La Paz o en la de El Alto. Sin embargo, los servicios de ambas ciudades se complementan actualmente y se continuarán complementando en el futuro”.

El empresario e importador de repuestos de vehículos europeos en El Alto, Miguel Gemio, aplaudió que las franquicias arribaran a esa ciudad porque “eso significa que se metieron de lleno en el negocio nacional” de la comida rápida, los cines y otras tiendas. Aunque cree que ahora los empresarios “alteños, alteños” tienen que mejorar “la calidad de sus productos alimenticios para competir con las franquicias”. Aseguró que quienes comercializan platos criollos con éxito “ahora tienen que reinventarse para no fallecer en el camino”.

La estación  Amarilla de Mi  Teleférico de Ciudad de Satélite.
Foto: Carlos Sánchez / Página Siete

El Alto pide nuevos incentivos

La secretaria de Desarrollo Económico de la Alcaldía de El Alto, Ana Saavedra, sostuvo que desde 2015  la comuna alteña abrió las puertas a empresarios grandes, medianos y pequeños, y de todos los rubros, pese “a los escollos que puso del gobierno del MAS”.

Informó que en los últimos años se abrieron  hoteles en la segunda ciudad más poblada del país, entre ellos el Hotel La Orquídea en Villa Dolores. Recordó que hace poco se inauguró una tienda de Coboce, ubicada cerca del Cuartel Ingavi en la  avenida 6 de Marzo, donde se puede adquirir no sólo cemento y cerámica sino también materiales de construcción. 

“La modernidad llegó a la zona 12 de Octubre con Cielo Mall”, dijo la autoridad edil quien cree que ahora la comuna tiene que responder a las expectativas de la población en cuanto a mejoramiento vial y ordenamiento vehicular.

“Antes bajábamos a La Paz para ir al cine o comer pollo o tomar un café, ahora  todo eso hay en El Alto y para escoger. Esos impuestos, esa plata se quedan en El Alto”,  recalcó Saavedra en referencia a las tiendas de comida y que están acompañadas de espacios recreativos y de shopping.

“Dejamos de ser una ciudad de paso, el que viene a El Alto invierte sus ganancias y  se queda”, sostuvo. La edil también ve con buenos ojos que los empresarios se preocupen por desconcentrar la Ceja. Recordó que hace años se instaló con éxito  en la zona el primer patio de comidas, La Jungla, que tiene éxito;  después, otras empresas se instalaron uno cerca de otro como Torre León y Torre Illimani. “Ahora vemos que se desplazan a Río Seco y al sur de El Alto”, añadió.

Destacó la aparición de los cholets en los últimos años, edificios acabados con colores llamativos y formas de víbora, tiwanacota, cóndor, la cruz andina y otros elementos culturales aymaras. Explicó que es un atractivo turístico porque demanda “alta gastronomía”. Estos edificios en su mayoría son salones de fiesta que alguno de ellos cobra entre 1.000 y 2.000 dólares por una celebración de un matrimonio o fiesta de 15 años. Saavedra dijo que ahora estos edificios también ofrecen pernocte para los recién casados o los protagonistas de la fiesta, lo que incluye atención similar a los hoteles cinco estrellas, pues al día siguiente de la fiesta viene el conteo de regalos o la continuidad del festejo, lo que depende  de la tradición de las parejas. Expresó su esperanza porque el nuevo gobierno, que se instalará después del 3 de mayo, “haga  una mirada seria a El Ato y a sus necesidades fundamentales” para el desarrollo de su economía.

Manifestó que entre las acciones urgentes está la modernización de la Ley 843 y otras normas impositivas que por ahora ahuyentan a inversionistas. “De lo que se trata es de atraer inversiones”, dijo.

 La Jungla  está ubicada en la Ceja de El Alto.
Foto: Carlos Sánchez / Página Siete

Punto de Vista
HENRRY cASAS, ejecutivo de Cielo Mall de El Alto.
Cielo Mall es una oferta de altura

Soy un empresario boliviano alteño y del rubro mobiliario, alrededor de 13 años. Es duro hacer empresa en Bolivia, en general, y particularmente en El Alto;  sin embargo, hay datos alentadores que son públicos, entre ellos El Alto es líder en crecimiento junto a Santa Cruz, tanto en economía como en población, pero en contraposición nos encontramos con un alto porcentaje de la economía informal, lo  sabemos todos. 

El Alto se caracteriza por su población migrante y de comerciantes informales; la intención de este proyecto (Cielo Mall) es dar formalidad a esto y dar modernidad a El Alto.

Abrimos Cielo Mall porque sentimos que es una necesidad y un alto porcentaje de la gente (alteños) que recibe los complejos (de patios de comida, cines) de la ciudad de La Paz proviene de El Alto; tenemos datos de que esto va alrededor del 40%.

La gente va a La Paz porque no tiene oferta seria, una oferta de altura y un lugar confortable; nuestro proyecto pretende brindar eso a la población alteña.

Este proyecto (Cielo Mall)  llega a su fin después de tres años de ejecución, pero data de mucho tiempo antes, hablamos de un anhelo que ya es una realidad. Es uno de los centros comerciales más grandes que tiene esa ciudad.

Con el centro comercial que hemos aperturado me parece que  estará bastante bien atendido El Alto por algún tiempo y teniendo la oferta que ha presentado Multicine. Por el momento me parece que con eso (los alteños) van a estar bien atendidos por algunos años.

Tenemos planes de expansión (como Cielo Mall) en el eje troncal, pero hay que ir paso a paso y primero hay que consolidar este proyecto.

39

Otras Noticias