Notas para romperse una pata

La maternidad innombrable: Mamá Cumbia

Una obra que aborda la maternidad en un formato de “clown”: tres payasas, más una música en vivo, relatan en formas de sketch varias situaciones, reseña la autora.

Letra Siete
Por 
La Paz - domingo, 26 de junio de 2022 - 5:00

En el humor todo vale. No hay temas intocables, aunque muchos piensen lo contrario, todo puede ser objeto de risa. El humor es una forma de argumentar, de representar el mundo, de encontrar resiliencia. Creo que debe siempre estar en búsqueda de nuevas formas de cuestionar el mundo en el que vivimos y buscar algunas soluciones.

Durante mucho tiempo, la maternidad en su más cruda realidad fue un tema silenciado. Desde hacerla algo extremadamente privado, pasando por la censura en la televisión de hablar del embarazo, hasta la violencia obstétrica. Mucho de esto sigue estando muy presente en la actualidad. Hoy, se sigue romantizando la maternidad a un extremo que ya es poco creíble, no se habla de todos los puntos negativos. No soy madre, aún así entiendo que le destruí el cuerpo a mi mamá, entiendo que dejó algunas cosas por mí, entiendo que le hice pasar momentos tremendos. Hoy, sigue habiendo personas que juzgan a las madres por “no cuidarse” (en todo sentido). No soy madre, pero entiendo que la metamorfosis del cuerpo es real y es normal. Hoy, sigue habiendo médicos que agreden psicológicamente a las madres que sufren el dolor de veinte huesos rotos mientras una personita pequeñita les atraviesa.

Mamá Cumbia es una obra que trata algunos de estos temas en un formato de clown. Son tres payasas, más una música en vivo que nos relatan en formas de sketch varias de las situaciones que se mencionan arriba. Primero mencionaré que algunas de estas situaciones retratadas pueden caer en lugares comunes (“mi mamá me pega con la chancla”, la fuente de pis de un bebé en plena cambiada de pañal). Es por esto que creo que la obra podría haberse animado a decir más, a hablar de varias cosas innombrables de la maternidad, pero que deben decirse: por las madres que lo han vivido, para que las no madres lo sepan por si algún día desean ser madres, o, simplemente, para engrosar la empatía. El humor debe animarse a tocar lo intocable, porque el humor no es insultar, ni quitarle la importancia a un tema, es quitarle la seriedad a los temas que-no-deben-ser-nombrados y reivindicarlos.

Sin embargo, otras representaciones retratan partes de la maternidad que han sido censuradas hasta hoy. Primero, a las mujeres siempre nos van a juzgar por el tipo de educación que demos a los hijos. Por esto mismo, hay un espacio donde se mezcla la escena del baño a un bebé con un baño metafórico donde se trata de empapar a la guagua de conocimientos para que no se vuelva una horrible persona, o, en palabras de mamá cumbia, “un cerdo capitalista”. Creo que esta fue una bella imagen para simbolizar la educación que recibimos por parte de nuestras madres, desde bebés hasta viejotes.

En segundo lugar, hay que destacar que la maternidad en los primeros meses (tal vez años) es una rutina que se ensucia demasiado. Cuando en nuestros países a los hombres les dan tan poca licencia de paternidad, cuando los hombres se desvanecen, son las mujeres las que se quedan a lidiar con las toneladas de pañales mientras todavía sufren por el dolor de la cesárea y el parto. Y sí, de vez en cuando se manchan los dedos, la ropa, el rostro. Por esto mismo es muy divertida la puesta en escena, todo en un tono de “técnica ancestral para cambiar pañales”, como un arte marcial de mucha precisión y puntería para evitar que la suciedad se esparza por todos lados.

El movimiento y control del cuerpo de las actrices para crear el efecto cómico de esta comparación es realmente muy atinado. Realmente llegamos a entender que cambiar pañales, cortar uñas, bañar, evitar que se lastimen, es un arte marcial.

Finalmente me enfocaré en el sketch sobre la lactancia. La gente en general obliga a las mujeres a cubrirse o lactar “en privado” (generalmente en un baño sucio), sin embargo, la gente olvida que la lactancia es un acto absolutamente necesario ya que queremos bebés nutridos, pero también es un hecho totalmente doloroso para la madre por el ardor en los pezones y frustrante cuando la guagua simplemente no quiere comer. La lactancia, o es sexualizada, o es censurada o es totalmente romantizada sin tener en cuenta todo lo que lleva detrás. Por esto mismo esta representación me pareció la más divertida y la mejor montada de todas, ya que deja atrás lo tierno y se enfrenta a lo más real. Aquí, la actriz hace un trabajo muy divertido que permite a las madres identificarse hasta la médula y a las no-madres entender los recovecos de la lactancia. Los senos de la mujer que lacta son un personaje más en este sketch, tal vez haya que ver esta obra para entender mi última afirmación, pero darle al cuerpo un rol tan importante es lo que más se vincula con la maternidad.

Montar esta obra en formato de clown fue, tal vez, una gran decisión. La maternidad es un proceso tanto emocional, psicológico como físico. Y el clown es comedia física por excelencia. Mamá Cumbia, a través del clown, profundiza en los efectos físicos de la maternidad, los escenarios absurdos que pueden llegar a pasar y divertirnos por esto. Podemos decir más y podemos decir lo indecible con el humor. Todas debemos aprender a reírnos de nosotras mismas, ridiculizarnos porque la vida nos pone en situaciones ridículas, aprender a través de la risa y seguir andando. Lo mismo con la selección de la cumbia, ya que la obra sigue esa misma filosofía de la cumbia (sobre todo villera): puede que las cosas no estén bien, pero seguiremos bailando...

“Realmente llegamos a entender que cambiar pañales, cortar uñas, bañar, evitar que se lastimen, es un arte marcial ”.

Fernanda Verdesoto Ardaya / Docente e investigadora

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS