Radio Paranoia

Comentario sobre la reciente puesta en escena de una obra escrita y dirigida por el dramaturgo boliviano Kike Gorena.
martes, 7 de octubre de 2014 · 21:26

Alfred Villegas Lazo y Jenny Santibáñez

 "En este entramado destaca Teo por la complejidad de su construcción y la buena actuación  de Pedro Grossman”.

Escuela de espectadores

La historia está basada en Teo, un solitario que ha puesto su vida al hielo, se dedica a seguir religiosamente el programa radial "Decí esa puta verdad”, conducido por Héctor, alias el Gran H, el extraño y liberal conductor de una radio clandestina. Allí se habla la verdad desnuda y sin pelos en la lengua.
Teo, que practica y profesa una vida transparente, sigue a este hombre en la radio y fuera de ella, es así que ha podido comprobar que su ídolo es ahora pareja de Helena, la mujer con la que vivía 13 años atrás y con la que tuvo a Mori, su única hija. Este descubrimiento ha sido suficiente para que Teo decida regresar a su antigua casa, conocer de cerca a su ídolo y de paso, ¿por qué no?, reencontrarse con su hija Mori. Este regreso a la casa de Helena marcará el comienzo del calvario de Héctor que tendrá un estrepitoso final.
En este entramado destaca Teo por la complejidad de su construcción y la buena actuación  de Pedro Grossman. Héctor, el Gran H, es dual, por un lado saca a relucir su gran ego de radialista
desenfadado y, por otro, es una persona que cede a sus pasiones.
Mori es un personaje que siendo pequeño en su multi-dimensionalidad de adolescente crece por la talla de la actriz que la interpreta  y Helena se constituye en un personaje de soporte atrapado entre su rol de mujer y madre.
Queda la duda de saber si la superficialidad de algunos personajes es buscada para reforzar el hiperrealismo escénico (comida y agua, por ejemplo) y, así, resaltar la complejidad del personaje central o es resultado de un texto débil.
Destacamos que la obra, escrita y dirigida por Kike Gorena, tiene una buena puesta en escena, los tres planos -radio, casa, calle-, están muy bien trabajados. El texto, no obstante, deja mucho que desear, así, la paranoia no aparece por ningún lado.

* Nota: La Escuela de Espectadores de La Paz es un espacio de reflexión y discusión sobre obras de teatro. Los interesados pueden informarse mediante la página de Facebook: Escuela de espectadores La Paz, o llamando al 2410329 (Int. 227).

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios