Ensayo

Bolivia. Lenguajes gráficos

Fragmento de la nota de presentación de la obra en tres tomos, realizada en días pasados, un monumental trabajo de Michela Pentimali, María Isabel Álvarez Plata, Jaqueline Calatayud y Rodny Montoya.
domingo, 18 de diciembre de 2016 · 02:00
Michela Pentimali  Directora del Espacio Simón I. Patiño
 
La Fundación Simón l. Patiño, con este título consagrado a los lenguajes gráficos en Bolivia, entrega al público lector una obra novedosa bajo diversos puntos de vista: en primer lugar, por la temática; luego, por la extensión del concepto de lenguajes gráficos, considerados en el contexto boliviano y abordados desde enfoques incluyentes y multidisciplinarios; finalmente, por la importante presencia de imágenes, imprescindible en un libro centrado en la visualidad.

La obra está ordenada en tres tomos, para facilitar el manejo físico de los objetos libros. Su atractivo formato comunica sinérgicamente la promesa de una enriquecedora experiencia de lectura, tanto de los ensayos escritos como de las imágenes. Al final, hemos incluido también un DVD con un video complementario.

La amplitud del concepto

El concepto de lenguajes gráficos al que nos referimos se construye trasladando el significado del sustantivo "lenguaje”1 del campo del habla al campo visual, articulándolo al adjetivo "gráfico”2, en las diversas acepciones que nos interesan en este ámbito.

Así, la expresión "lenguajes gráficos” dilata su extensión y abarca todo tipo de manifestaciones gráficas: aquellas que fueron apareciendo en el transcurso de la historia y aquellas que forman parte de nuestro presente: desde las pictografías y gliptografías prehistóricas, impresas, dibujadas o escarbadas en la roca por nuestros más lejanos antepasados, hasta las formas más contemporáneas de expresión gráfica que se desarrollan actualmente en Bolivia, como, por ejemplo, la producción de los diseñadores y creativos profesionales, realizada mediante programas informáticos de última generación, o los graffiti pintados sobre las paredes de cualquier centro urbano.

Enfocados desde esta óptica, los lenguajes gráficos son parte de las diversas maneras de expresión de una sociedad dada, en la amplitud de sus componentes sincrónicos y en el espesor de la perspectiva diacrónica, y juegan un papel significativo en la identificación, en el reconocimiento y autorreconocimiento de las culturas3. No existen aislados en una dimensión abstracta, en un supuesto limbo formalista y puramente estético; en efecto, además de relacionarse con las estéticas y modelos artísticos de los diferentes contextos temporales y/o culturales, los lenguajes gráficos se vinculan a la comunicación visual, a la información, a la documentación, y a los códigos que las distinguen; a las prácticas y los usos que ellos mismos generan o que los generan; a las funciones que desempeñan en una determinada sociedad y cultura; a los medios, soportes y tecnologías que los hacen posibles; a las representaciones de las que son portadores; a las significaciones que suscitan.

El estado de la cuestión

En el panorama boliviano de la producción científica de carácter divulgativo, no había hasta el presente una obra que, en un esfuerzo de síntesis, se ocupara de registrar y explorar los lenguajes gráficos del contexto boliviano, producidos y/o consumidos localmente, desde perspectivas propias.

Por una parte, la bibliografía sobre los lenguajes gráficos y los temas conexos que pudimos revisar es fragmentada en obras que los abordan aisladamente desde diferentes áreas del conocimiento y distintos enfoques teóricos y metodológicos4. Por ejemplo, en el campo específico del diseño gráfico, es ilustrativo que las obras generales de referencia que tratan acerca de su historia no tomen en cuenta a Bolivia -y sólo tangencialmente a ciertos países de América Latina5-. Por otra parte, las publicaciones periódicas y las revistas académicas se ocupan ordinariamente de manera esporádica de algún lenguaje gráfico en particular, mientras que los autores que lo hacen adoptan habitualmente un enfoque histórico lineal que culminaría, creativa y tecnológicamente, en el actual diseño gráfico convertido en disciplina académica.
 
Ocasionalmente, se publican revistas -casi siempre de existencia efímera- dedicadas exclusivamente a esa relativamente "nueva” práctica, como todavía viene considerado el diseño gráfico, y a sus fundamentos teóricos. Las tesis de grado permanecen inéditas en la mayoría de los casos.

El proceso de construcción de la obra

El libro La comunicación antes de Colón: Tipos y formas en Mesoamérica y los Andes, de Luis Ramiro Beltrán y otros autores, fue el punto de partida inspirador de la idea inicial del proyecto y de las primeras intuiciones para pensar la obra y encauzar el proceso de su "construcción”. En el mencionado libro, los autores se ocupan de diversos tipos de comunicación, entre los cuales está la comunicación visual, señalando ejemplos culturales locales, como los quipus, el textil y la llamada "escritura andina”. Para nuestra labor, fueron igualmente importantes las entrevistas que realizamos a expertos de diferentes áreas y la bibliografía consultada.

Finalmente, luego de largas reflexiones y discusiones internas, logramos plantear el diseño final de la obra e iniciar su ejecución. En el camino, tropezamos con algunas dificultades relativas a cómo armar el "rompecabezas” que teníamos delante, armonizando los artículos entre ellos. 

En efecto, la variedad temática y conceptual de los textos, la diversidad de acercamientos metodológicos y puntos de vista teóricos, la vitalidad de las manifestaciones de muchos lenguajes gráficos que perduran en el presente, complicaban la articulación de las distintas partes.

Nos inclinamos entonces por la "contigüidad” de diferentes lenguajes y de sus prácticas, sin por eso excluir, cuando fuera el caso, el criterio de sucesión cronológica. Lenguajes gráficos contiguos quiere decir próximos conceptualmente el uno del otro o que podemos transitar del uno al otro por una suerte de cadena asociativa de elementos, de funciones, de usos, de técnicas, de soportes, etc.

1. "Forma de conducta comunicativa apta para transmitir informaciones y establecer una relación de interacción que utiliza símbolos que poseen idéntico valor para los individuos pertenecientes a un mismo ambiente sociocultural” www.treccani.it Traducción: Michela Pentimalli. 

2. "a. Que concierne la escritura 1 ... J b. Que consiste en un diseño [...] c. En la historia del arte, obra gráfica, obra grabada con varias técnicas y procedimientos sobre una superficie dura (cobre, zinc, piedra, madera), de la que se obtiene una reproducción por impresión, generalmente en diversos ejemplares, sobre papel o cartulina u otro material [...] d. Que se refiere en general al arte de la impresión: artes gráficas, conjunto de todos los procesos de carácter industrial o artesanal que sirven para realizar la reproducción de textos o imágenes en un número establecido de ejemplares [...]”. Ibídem. Traducción: MichelaPentimalli.

3. Prevenimos al lector que ciertos autores se refieren, en sus artículos, a manifestaciones gráficas cuyo desarrollo rebasa/rebasó las fronteras que delimitan al actual Estado Plurinacional de Bolivia. 

4. Este fenómeno se evidencia en la bibliografía de los diferentes artículos que componen la obra. 

5.Por ejemplo, el libro de Philip Meggs, que es utilizado corrientemente en las carreras de diseño gráfico del país: MEGGS, Philip B., 2000, Historia del Diseño Gráfico, México, Trillas.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

65
1