Cine

El libro que nos venía haciendo falta

sábado, 12 de marzo de 2016 · 00:00
Diego Mondaca
Cineasta

Una estética del encierro: Acerca de una perspectiva del cine boliviano, de Sebastián Morales (2016), nos plantea preguntas fundamentales y sanas desmitificaciones.

"¿Será que existen cambios tan radicales como para hablar de una nueva etapa del cine boliviano? ¿Es posible hablar sin más de etapas, más allá de cambios tecnológicos? ¿Hay efectivamente una "estética digital”? ¿Es decir, una nueva forma que implique una ruptura absoluta con el cine de Sanjinés, por ejemplo?”. 
 
Morales nos fuerza, en el mejor de los sentidos, a sumarnos a suposición de análisis, cuadro a cuadro, escena por escena. Deteniéndonos y reflexionando, mirando y escuchando atentamente, Morales recorre la historia y contextos del cine boliviano a partir de su espacio (Bolivia y el boliviano) y de sus múltiples representaciones. "Espacio” entendido como el lugar desde el cual el realizador dirige su mirada, "espacio” a través del cual se narran y articulan nuestras historias. A partir de las cuales se despliegan ideas, "figuras de pensamiento, que pueden ser desarrolladas y trabajadas”, como el autor indica.
 
El libro-ensayo analiza la re-significación de los distintos elementos que hacen posible una narración; los espejos, la fiesta, el altiplano o las ciudades. El espacio fílmico contrastado con el espacio arquitectónico y su paisaje. Lo que vemos, lo que nos mira.
 
Sebastián Morales, el Sebas, toma con estricto rigor el estudio crítico de nuestro cine, elaborando un texto que ya nos venía haciendo falta a todos nosotros. Tanto a los realizadores, como a un público que, poco a poco, vuelve a acercarse a su propio cine, a su propia imagen.
 
Una estética del encierro: Acerca de una perspectiva del cine boliviano evalúa y comenta las propuestas formales, temáticas y estéticas (de un lenguaje en construcción) de nuestro cine, partiendo de una posición siempre incómoda, sin contemplaciones ni condescendencias, aferrándose a una coherencia crítica, filosófica e histórica. 
 
Laborioso trabajo de observación y de pericia, el saber detenerse donde otros, o solo algunos, se habían detenido antes, y extraer lo mejor de nuestro cine, además de sus fisuras y nudos: "Esta es la hipótesis de trabajo del libro: si bien el cine boliviano se caracteriza por una enorme diversidad (producida, ciertamente por lo digital), hay gestos formales y discursivos que se mantienen sorpresivamente a lo largo de la historia del cine boliviano. Si se asume tan fácilmente que el cine boliviano ha cambiado de rumbo en los 2000, es porque los análisis de este corpus tan difícil de definir  se ha basado sencillamente en consideraciones temáticas”, comentó Morales.
 
Se nos presenta entonces, generosamente, la posibilidad de sumarnos al análisis de las imágenes y sonidos (del que mira, del que es mirado) generados por nuestra siempre emergente "cinematografía boliviana”.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

60
1

Comentarios