La pelusa que cae del ombligo

Sobre Catre de fierro

Reseña de la novela de la británica-boliviana Alison Spedding, “un gran libro”, comenta el autor.
sábado, 21 de mayo de 2016 · 00:00
Omar Rocha Velasco 
Literato
 
La última novela de Spedding es una ambiciosa saga familiar: recorre los deleites que el poder dio a los patrones Veizaga, hacendados de Saxrani, provincia Inquisivi; pasa por los avatares de esta familia dentro del Nacionalismo Revolucionario (una militancia que al principio les da muchos réditos y luego es parte de su debacle); cuenta la historia de esta familia en el periodo de dictaduras de los 70; narra "los narcóticos años 80” (R. Bajo dixit), la vuelta a la democracia, el periodo de la megacoalición ADN, MNR y MIR; termina en una debacle total, un final trágico en el sentido griego. 

Los personajes son fascinantes, complejos, encarnan un mundo difícilmente abarcable por otros discursos que no sean los ficcionales. Por ejemplo, Nemesio es un preso en la cárcel de Inquisivi, está allí por haber asesinado a su suegro, se convierte en un eje de la narración, todos acuden a él, desde la cárcel se entera de todo lo que pasa afuera, los otros personajes lo visitan para dejarle papeles, consultarle sobre asuntos jurídicos, quejarse, etc. 
 
La cárcel también sirve de refugio, los miembros de la familia que son perseguidos y buscados en La Paz van a la cárcel de Inquisivi a ocultarse. Nemesio, como reo con mayor antigüedad, 24 años para ser más exactos, controla y organiza a los otros, sus responsabilidades alcanzan incluso la administración de las llaves cuando el alcaide se encuentra de viaje. 
 
Otro personaje fundamental es Matías Mallku, un viejo "yatiri” que se ocupa de kuchus1  y tuxllus2, es un vidente que avisa lo que va a pasar, siempre guarda la compostura, anuncia -es el Tiresias de esta tragedia familiar-, cumple el rol de decirles a los personajes que no comentan Hamartía (término griego que remite al error del héroe trágico): cuidado, no hagas lo que no te corresponde, lo que está más allá de tus posibilidades. El vidente tiene su "oficina” en el Shopping la Wiphala, su tarjeta dice: "Matías Mallku: Sabio adivino, lee la suerte en coca, cigarro y naipes. Cura negocios, enfermedades, amores, casas y juicios”. 
 
Este personaje es uno de los ejes de la narración, el mundo mágico está presente desde el principio, la primera frase de la novela es: "La culpa es de Matías Mallku”. Las cosas no pasan porque sí, por pura casualidad o por puro control humano. La tierra pide ofrendas, los destinos están trazados (otra vez la tragedia).
 
Destaco especialmente un pasaje de la novela, se trata de la visita del Papa Juan Pablo II a Bolivia, la caravana, de pronto, se desvía del camino trazado inicialmente, se detiene en un lugar no previsto en la Ceja de El Alto, y procede a bendecir el bar Polonia. 
 
¿Qué pasó? El candidato a la diputación Alexis Veizaga, que goza de los beneficios de su partido en el poder, es el jefe de protocolo y arregla las cosas para que el Papa haga la bendición del bar de su amante Dorotea Veizaga. Esta escena condensa muchos elementos, los partidos políticos y su ejercicio del poder, la iglesia y su relación con la legitimización del poder (pensemos en la última visita del papa a Bolivia), a nivel micro podríamos hablar de una constelación familiar que, desde la vertiente masculina, repite eso de gozar o desear a la chola fuera del hogar o la familia que se ha constituido. 
 
En este sentido, Catre de fierro tiene que ver con lo que Salvador Romero trabaja en su libro Las Claudinas, las mujeres cholas que como una especie de mujeres fatales son la causa de la debacle y decadencia. El diputado, el señorito bien con un futuro prometedor se degrada en el alcohol y termina al lado de la chola, eso pasa en La Chaskañawi. 
 
En el caso de la novela de Spedding, el señorito Alexis es primo de la chola Dorotea, lo que los separa es simplemente la triquiñuela de uno de los abuelos que se apropia de la herencia y su descendencia cae del lado de los patrones. El diputado termina con la chola -como en La Chaskañawi-, pero no se trata de un paulatino
"degradé”, sino de la paulatina consolidación de una pareja que encuentra su camino luego de varios desvíos.
 
Por el lado de la exesposa del diputado también hay un trastoque, ya no se trata de la mujer despechada que ha desperdiciado lo mejor de su juventud en un matrimonio que se disuelve, se trata de la mujer que realiza, finalmente, su deseo descubriendo su sexualidad y quedándose con su amiga Lisset.
 
Como toda gran novela Catre de fierro cuenta la historia de la decadencia de un mundo (palabras del escritor mexicano Federico Guzmán), en este caso el mundo de la familia Veizaga en la provincia Inquisivi de La Paz; pero esta historia puede perfectamente extrapolarse y ser considerada como la ficcionalización y retrato de la Bolivia de la segunda mitad del siglo XX, es una tragedia pretensiosa y no es infiel a su pretensión. 

Por último, vale la pena reparar en un detalle: en la contratapa aparece una foto de antaño en blanco y negro, allí se ve una familia numerosa posando en un jardín (seguramente un domingo en alguna quinta o hacienda paceña), se ve también, a la izquierda y hacia abajo, a un niño  zaparrastroso, despeinado y andrajoso, ¿qué hace este niño posando junto a semejante distinguida familia paceña de antaño? Spedding cuenta que esa foto fue el disparador de esta, ya lo dije, gran novela.

1.   Ofrenda de un ser vivo (generalmente un animal) sin derramamiento de sangre. Se lo mata por estrangulamiento, ahogamiento o enterramiento vivo; los kuchus más conocidos son los humanos, usados en la construcción de un edificio grande, un puente o una carretera. Huilancha: Ofrenda de un ser vivo con derramamiento de sangre.
2.   Calavera humana, cráneo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

73
2

Comentarios