MIRABILIARIO

domingo, 04 de septiembre de 2016 · 00:00
Me defiendo

Antes de devorarle su entraña pensativa 
Antes de ofenderlo de gesto y palabra 
Antes de derribarlo 
Valorad al loco 
Su indiscutible propensión a la poesía 
Su árbol que le crece por la boca 
con raíces enredadas en el cielo. 
Él nos representa ante el mundo 
con su sensibilidad dolorosa como un parto.


Desencuentros

Ah desdichados padres 
Cuánto desengaño trajo a su noble vejez 
el hijo menor 
el más inteligente 
En vez de abogado respetable 
marihuano conocido 
En vez del esposo amante 
un solterón precavido 
En vez de hijos 
unos menesterosos poemas 
¿Qué pecado tremendo está purgando 
ese honrado par de viejos? ¿Innombrable? 
Lo cierto es que el padre le habló en su niñez de libertad 
De que Honoré de Balzac era un hombre notable 
De la Canción de la vida profunda
Sin darse cuenta de lo que estaba cometiendo

Pequeña elegía

Ya para qué seguir siendo árbol 
Si el verano de dos años 
Me arrancó las hojas y las flores 
Ya para qué seguir siendo árbol 
Si el viento no canta en mi follaje 
Si mis pájaros migraron a otros lugares 
Ya para qué seguir siendo árbol 
Sin habitantes 
A no ser esos ahorcados que penden 
De mis ramas 
Como frutas podridas en otoño


Raúl Gómez Jattin (1945-1997). Poeta colombiano nacido en Cartagena y crecido en Cereté, en la costa Atlántica. Autor de los libros Poemas, Retratos, Amanecer en el valle del Sinú, Del Amor,Hijos del tiempo y Esplendor de la mariposa. Murió, alucinado e indigente, en un accidente de tránsito. Póstumamente aparecieronLos poetas, amor mío (1999) yEl libro de la locura (2000), así como antologías en su país y España.  (Selección: Gabriel Chávez Casazola)

Comentarios