Letra 7

POST- IT

domingo, 07 de octubre de 2018 · 00:00

Alto costo político
Después del fallo de La Haya, Evo intentó mitigar el golpe aduciendo que el tribunal estaba parcializado y que el fallo sugiere diálogo entre las partes. Lo cierto es que la derrota es contundente porque Chile ha informado que no negociará. Las redes sociales están indignadas y reclaman por la mala estrategia legal, los millones gastados y las falsas expectativas generadas.


Inminente retorno
El retorno de Juan Ramón de la Quintana a Bolivia es cosa de días, aunque su familia recién llega a fin de año, para que sus hijos terminen el colegio. En Cuba le hicieron varias fiestas de despedida. Se dice que Quintana será el nuevo Ministro de Defensa, pero que, en realidad viene a Bolivia para ser el jefe de campaña para la reelección de Evo.


El Berzaín del MAS
En el MAS consideran que el regreso de Quintana a Bolivia es urgente porque Evo necesita un operador político efectivo para la elección. Lo que Evo no toma en cuenta es que la imagen de Quintana está vinculada a la violenta intervención de la marcha indígena en el TIPNIS hace unos años. Para muchos, Quintana es la cara fea del MAS, el Sánchez Berzaín de este Gobierno.


Otra improvisación
Hace poco el Gobierno anunció que la gasolina que vende YPFB incluirá un 10% de etanol, lo que es bueno para la economía porque se produce localmente y además, reduce la contaminación. Pero es otra medida improvisada del MAS porque no se avisó con anticipación a los importadores de automotores, quienes tardarán más de un año en traer vehículos adecuados para ese tipo de combustibles.


Seguidores en Twitter
En Palacio de Gobierno están felices porque Evo Morales superó a Carlos Mesa en la cantidad de seguidores en sus respectivas cuentas de Twitter. Es lógico que Evo tenga más seguidores porque es el principal sujeto noticioso del país. Lo que hay que tomar en cuenta es que muchos de esos seguidores son críticos acérrimos del Presidente…


¿Críticas infundadas?
El TSE ha sido acusado últimamente de que está parcializado a favor del MAS. Pero el resultado de elecciones recientes demuestra que este tribunal ha hecho un trabajo imparcial. Si bien el MAS ganó la última elección presidencial, también perdió el referendo, la elección judicial y muchas de las elecciones para gobernadores y alcaldes. El veredicto sobre el respeto al 21F marcará a los tribunos para la historia.

Otras Noticias