Apuntes para un diccionario boliviano

domingo, 22 de abril de 2018 · 00:00

por Álex Aillón Valverde

La vejez 


Cuando eres joven crees que la vejez es una de esas cosas que solo le pasa a otra gente, a los desprevenidos, a los que no miran a los dos lados de la calle antes de cruzar. Pero la vejez no tiene apuro. Si no te suicidaste antes de pasar los 40, entonces la vejez comienza a verte con interés, te tira una cana, te acierta un olvido, te lame un hueso. Si antes no la veías, de pronto comienzas a verla en lugares donde no te la encontrabas, en el resplandor aislado de un espejo, en el repentino miedo al vacío, a la soledad. Al principio la niegas, te la sacudes como a una pulga, pero una madrugada le das la mano, otra tarde sales a mirar con ella el crepúsculo mientras te abrazan sentimientos como la paciencia, la compasión, la satisfacción de las cosas simples, de las cosas ciertas. La vejez no es buena ni mala, pero te ayuda a hacer las paces con la vida, a preparar el terreno para el eterno, inevitable, comercio con la muerte.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Valorar noticia

Otras Noticias