Poesía

Poesía en celebración

Un repaso al V Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de los Anillos, dedicado a poesía escrita por mujeres y realizado en Santa Cruz hace pocos días.
domingo, 01 de julio de 2018 · 00:00

Gary Daher Poeta

Santa Cruz de la Sierra ha dado un salto cualitativo en cuanto al movimiento poético se refiere a partir del año 2013.  Este 2018 cumplen cinco años el Diplomado de Escritura Creativa de la UPSA, fundado por la narradora Magela Baudoin, el encuentro periódico Poesía en la Calleja, que una vez por mes instala el poeta Óscar Puky Gutiérrez, y la Semana Internacional de la Poesía, propiciada por el grupo La Máquina de Escribir, y que organiza la poeta Paura Rodríguez.

Así que no es menor la celebración del quinto año del Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de los Anillos, con la curaduría del poeta Gabriel Chávez Casazola y mi persona, bajo el paraguas de la Feria Internacional del Libro, es decir, propiciado por la Cámara Departamental del Libro de Santa Cruz, extraordinariamente dirigida por Sarah Mansilla.

¿Por qué apoyar, desarrollar y propiciar estos encuentros? Pues porque la palabra de la poesía permanece, y, a veces, transita las edades, como una flecha que hiere  el tiempo y nos reúne, sin medir milenios, como si bajo el mismo sol que iluminaba apenas ayer, se conviviera.

Así, toda sociedad que guarde dentro de sí el rescoldo de la poesía es una sociedad vital y capaz de desarrollar los más grandes emprendimientos ya que la creatividad late en lo profundo de su ser. Y si ese rescoldo a momentos produce un fogonazo, hay una intensidad que se difunde y nos modifica, enfrentándonos con nosotros mismos. 

De ahí su valor y su gran importancia, y que en esta oportunidad no demora en frutos; aquí la voz de la poeta española María Ángeles Pérez López apunta: “El Encuentro de Poesía en la Ciudad de los Anillos cumplió la más difícil y hermosa promesa que albergaba su nombre: trazar vías de acceso a diversas poéticas que se dieron la mano en Santa Cruz. No sólo se brindó entonces la coincidencia en el espacio-tiempo de rutas del lenguaje y espléndidos caminos de lo posible que nos nombra, sino también la pervivencia en un imaginario inagotable, aquel que en lo personal me llevó, movilizada y feliz, a escribir varios haikús de Santa Cruz. Uno de ellos dice: La sierra entrega / sus anillos de viento. / Sílaba abierta”.

Este año especial en que el encuentro celebró sus Bodas de Madera, elemento altamente apreciable ya que habla del árbol, es decir, de la selva como centro fundamental de la vida y, por lo tanto, uno de los ejes de lo poético, decidimos convocar a que se reuniera la poesía escrita por mujeres. De esta manera, arribaron a Santa Cruz siete poetas internacionales de gran valor: Laura Yasan procedente de Argentina, María Ángeles Pérez López de España, Verónica Zondek de Chile, Andrea Cote de Colombia, Chary Gumeta de México, Siomara España de Ecuador y Magdalena Camargo de Panamá. 

Vale la pena resaltar que uno de los puntos más altos del evento ha sido el de reunir a las que actualmente podemos llamar las poetas vivas más importantes de Bolivia, que a su vez no han escatimado esfuerzos para estar presentes: Norah Zapata Prill que reside en Suiza, Marcia Mogro en Chile, Matilde Casazola de Sucre, María Soledad Quiroga, Mónica Velázquez, Camila Urioste y Adriana Lanza de La Paz, Blanca Garnica y Vilma Tapia Anaya de Cochabamba y Selva Libertad (Fanthy) Velarde del Beni.

Así, estas poetas han arribado para encontrarse con las poetas locales: Gigia Talarico, Paura Rodríguez, Patricia Gutiérrez, Verónica Delgadillo, Claudia Vaca, Alejandra Barbery, Melissa Sauma, Marcia Mendieta, Valeria Sandi, Nicole Vera, Albanella Chávez y Silvia Rózsa, quienes al mismo tiempo de enriquecerse con la poesía que llega, han podido dar a conocer la suya, mientras que todas se han llevado consigo la antología Encrucijada 2018, preparada por los curadores, para revisar más pausadamente la muestra de la obra de cada quien, y puesta por Editorial 3600 a disposición del público lector, parte del cual se dio cita en las lecturas durante la Feria del Libro, llenando sus espacios.  

Tal como nos expresa Matilde Casazola: “Excelente idea la de reunir a poetas de varias generaciones, conocernos y también reconocernos en el idioma mágico de la poesía y del encuentro personal. Haber abarcado no sólo voces del país sino también de pueblos hermanos, con un público fervoroso, atento y numeroso. Fueron jornadas intensas. Se vivió la poesía a voz viva y también, ¡cómo no!, la música”.

Estos cinco encuentros de poesía han colocado a Santa Cruz de la Sierra y Bolivia en el circuito de los principales festivales de poesía de la lengua castellana. Sin duda, la consolidación del Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de los Anillos es un hito cultural de gran envergadura, como puente cultural con diversos países de Iberoamérica.

 

 

Otras Noticias