Publicación

Diez años de refundación estatal en Bolivia

¿Se está avanzando en la construcción de un nuevo modelo de Estado o estamos ante un proceso estancado o acaso fallido? ALICE aborda el tema en un libro.
domingo, 06 de octubre de 2019 · 00:00

José Luis Exeni Rodríguez Investigador boliviano
Boaventura de Sousa Santos Pensador portugués

 

Pregunta de balance: ¿cuál ha sido el rumbo del proceso posconstituyente en Bolivia en algunos ejes temáticos relevantes del innovador, a la vez que complejo y contradictorio, proceso de refundación estatal? Segunda interrogante, de indagación: ¿qué ha pasado durante este tiempo con la implementación de aspectos novedosos de la Constitución Política, que surgieron en tanto expectativas de futuro desde un constitucionalismo transformador? O en otras palabras: ¿se está avanzando en la construcción de un nuevo modelo de Estado o estamos ante un proceso estancado o acaso fallido? Las respuestas no son inequívocas ni definitivas y admiten diferentes aproximaciones. 

De ello se ocupa, en diálogo plural a ocho voces, el libro Estado Plurinacional y democracias. ALICE en Bolivia (FES y ALICE, 2019), recién editado por el pensador portugués Boaventura de Sousa Santos y el investigador boliviano José Luis Exeni .

Espejos extraños

ALICE: “Espejos extraños, lecciones inesperadas”, es un proyecto europeo de investigación e intercambio de experiencias y conocimientos coordinado por Santos en el ámbito del Centro de Estudios Sociales (CES) de la Universidad de Coímbra, Portugal. Su objetivo, en el ámbito de las epistemologías del Sur, es conocer desde la inmensa diversidad de conocimientos y saberes del mundo a fin de impulsar aprendizajes globales. ALICE es una apuesta exigente por el conocimiento recíproco, la comprensión intercultural, la búsqueda de convergencias, la transformación social.

Actualmente el proyecto ALICE, iniciado el año 2011, está en fase final de publicación de resultados en sus cuatro áreas temáticas principales: a) democratización de la democracia; b) constitucionalismo transformador, interculturalidad y reforma del Estado; c) otras economías no capitalistas; y, d) derechos humanos y otras gramáticas de la dignidad humana.

Uno de los países incluidos en la agenda de ALICE fue Bolivia (junto con otros ocho países de cuatro continentes). Su selección se debió al hecho de que la experiencia boliviana de constitucionalismo transformador contenía varias innovaciones relevantes no sólo en la región, sino para el diálogo con Europa. Destacaban en especial emergencias (en tanto alternativas y posibilidades de futuro) como la plurinacionalidad, el pluralismo jurídico, la democracia intercultural, el buen vivir, la institucionalidad heterogénea, una nueva organización territorial del Estado.
 
Cuatro ejes de refundación

La refundación hacia un Estado de “las venas cerradas” es un proceso histórico no sólo complejo, con varios obstáculos, sino de largo plazo. Como no depende de recetas ni admite soluciones definitivas, se trata de un itinerario más bien experimental, abierto, de resultados a veces provisorios. Es un campo en tensión y en disputa que implica avances progresivos y transformaciones sustantivas, pero también continuidades, estancamientos, silencios, retrocesos. Así, la refundación del Estado “tiende a oscilar entre elevadas expectativas populares y profundas frustraciones” (Santos).

 Asumiendo la permanencia estable del Estado moderno en sus diferentes momentos históricos y sucesivas metamorfosis, la refundación estatal plantea dificultades profundas. Entre otras, implica entender que los cambios en la estructura política, institucional y organizativa, siendo imprescindibles, no son suficientes. Es fundamental mudar también las relaciones sociales, la cultura, las subjetividades, los imaginarios, los símbolos. Pero, sobre todo, es clave transformar la economía. Más todavía: la lucha por la refundación del Estado supone no sólo victorias político-electorales, sino la edificación, siempre más ardua, de una nueva hegemonía. Ello supone la reconfiguración profunda del campo político. Y exige un esfuerzo especial a fin de mantener y fortalecer el bloque plurinacional-popular, así como para tejer alianzas y alentar el diálogo intercultural e interpolítico.

 Con tales premisas, ¿cuáles son las bases y principios de las emergencias y alternativas más relevantes del proceso boliviano pos/constituyente? En la Introducción y los textos del libro se aborda el tema en torno a cuatro cuestiones. La primera tiene que ver con el constitucionalismo transformador (plurinacional, experimental). La segunda se refiere a la plurinacionalidad del nuevo modelo de Estado. La tercera dialoga con los andamios de la diversidad democrática. Y la cuarta se ocupa del vivir bien (o buenos vivires). En cada eje se identifica una tensión articuladora.

 
Un proceso de largo plazo

La convicción de partida es que la refundación estatal plantea varias dificultades y, como fue dicho, es un proceso histórico de largo plazo. 

Más todavía mientras persistan en interacción los grandes sistemas de dominación y opresión vigentes, con tres cabezas: capitalismo, colonialismo y patriarcado. Con un añadido contextual: si hace poco más de una década, cuando surgieron los avanzados procesos de transformación en Ecuador y Bolivia, estaban arropados por gobiernos progresistas en la región (en medio de un mal concebido debate sobre el “socialismo del siglo XXI”), hoy el ciclo dominante es de renovada apuesta por el neoliberalismo, con administraciones conservadoras y de derecha. 

Hay distancia, pues, entre el luminoso momento constituyente, de meritoria propuesta, movilización, posibilidades y aspiraciones; y el momento posconstituyente, más bien difícil, con grises, frustración, perseverancia. En ese contexto de debate, o ausencia del mismo, se sitúa la reflexión del libro Estado Plurinacional y democracias. ALICE en Bolivia.

Constitucionalismo transformador, plurinacionalidad del Estado, autogobierno indígena, pluralismo jurídico, democracia intercultural, buenos vivires… El camino recorrido es relevante tanto por lo que se hizo como por lo que está pendiente. Las soluciones son más o menos transitorias, sea por razones técnicas, sea por cuestiones políticas. En ese marco, como balance preliminar de este ciclo pos/constituyente en Bolivia nacido en las luchas, se puede sostener en síntesis que hay valiosos aprendizajes, el primero de los cuales señala que es necesario y posible crear contextos que permitan dar viabilidad y visibilidad a emergencias y alternativas desde el Sur, más allá del canon eurocéntrico o mediante su uso contrahegemónico. Otro aprendizaje relevante es que estas alternativas no son utopías abstractas e irrealizables, sino posibilidades y expectativas concretas de futuro. Claro que también es evidente que el Estado moderno tiene una resiliencia muy grande; por tanto, la lucha por los cambios no es de resultado inmediato ni sólo de carácter normativo o de rediseño institucional, sino en tanto transformaciones políticas y culturales de largo plazo. El horizonte no es de coyuntura, ni siquiera de ciclo, sino de cambio civilizatorio. El libro de ALICE en Bolivia es por ello un valioso referente para la necesaria conversación pública acerca del proceso boliviano de constitucionalismo transformador.
 

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.