El caníbal inconsecuente

Un dulce elogio (II)

El chocolate no sólo fue un objeto de consumo particularmente codiciado, sino también un poderoso aliciente que ayudó a tejer redes políticas del otro lado del Atlántico.
domingo, 10 de noviembre de 2019 · 00:00

 Kurmi Soto  Literata e investigadora

El mes de agosto, esta columna estuvo dedicada a la recepción del chocolate en los países europeos y, en particular, en España a lo largo del siglo XVII, un marco temporal un tanto ajeno a lo que generalmente escribo, pero que, en el fondo, resulta complementario. Por eso mismo, en esta ocasión, mi intención es continuar con este hilo conductor y prolongarlo en el tiempo y en el espacio, para centrarme en su recepción literaria durante la segunda mitad del siglo XIX y, más específicamente, durante el auge de la generación romántica en Latinoamérica. 

 La relación de estos autores decimonónicos con el mundo colonial fue compleja y, aunque no podemos entrar en detalles que merecen la pena ser analizados cuidadosamente, basta con señalar el importante trabajo de recopilación documental que muchos de ellos realizaron a lo largo de sus carreras. En este sentido, la figura de Ricardo Palma resulta ineludible, ya que una de sus mayores preocupaciones, incluso antes de ser nombrado director de la Biblioteca Nacional del Perú en 1883, fue la de rastrear todo libro antiguo, raro y curioso impreso durante la época virreinal. Fruto de estas incansables pesquisas, Palma nos dejó textos tan espectaculares como el de Santiago el Volador, misterioso personaje conocido por sus inventos estrafalarios, o las graciosísimas sátiras en verso Flor de academias y Diente del Parnaso del inquieto Juan del Valle y Caviedes. 

Pero volvamos al tema que nos convoca, pues, tal como era de esperarse, el chocolate ocupa un lugar privilegiado dentro de los escritos de Ricardo Palma. En efecto, las referencias a la suculenta bebida son incontables y es muy probable que una larga lista de ellas no nos aporte mucho en nuestra interpretación;  por eso, quisiera concentrarme específicamente en  El chocolate de los jesuitas, tradición que forma parte de la sexta serie, publicada en 1893. Como es costumbre, el autor comienza su texto con un dicho popular y, partir de él, teje una historia. En este caso, Palma se pregunta sobre el porqué de la expresión “ser más pesado que el chocolate de los jesuitas”, una frase cuyo origen rastrea hasta mediados del siglo XVIII, justamente durante el auge de los debates teológicos sobre el consumo de este estimulante en Europa que mencionaba en el artículo anterior. Al parecer, y según lo que nos dice el peruano, esta sustancia no sólo fue un objeto de consumo particularmente codiciado, sino también un poderoso aliciente que ayudó a tejer redes políticas del otro lado del Atlántico. 

 Entonces, hablar de una verdadera geopolítica del chocolate no resultaría muy exagerado y tenemos algunos ejemplos más que podrían ayudarnos a corroborar esta afirmación. En efecto, como lo hiciera Palma, muchos de los escritores del momento mostraron un marcado interés por ciertos episodios coloniales y les dieron un tinte particularmente pintoresco. Ese es el caso de Jorge Delgadillo (1840-1893), un prolífico periodista sucrense, fundador, director y colaborador de varias revistas literarias de la segunda mitad del siglo XIX, pero que lastimosamente ha pasado al olvido sin mayor gloria. Los textos de Delgadillo se encuentran, hoy en día, dispersos en hojas volantes, por lo que es bastante difícil hacernos una idea de lo abundante y diversa que fue su producción. Sin embargo, uno de los fragmentos que más llama la atención lleva por título  De cómo los de la Real Audiencia de Charcas perdieron el chocolate  y, hasta donde tenemos noticia, se publicó por primera vez en La Paz el año 1883. 

 Esta tradición, dedicada a Carolina Freyre, retoma las técnicas propias del género y, en particular, recurre al uso de archivos. Es así que el autor, un tanto apenado, confiesa su gusto por  “los viejos mamotretos que guardan el polvo de los siglos” y se centra en un documento fechado en 1805 en el que el rey de España prohíbe a sus súbditos de la Real Audiencia de Charcas el consumo del chocolate mojeño,  tras unas disputas intestinas que desembocaron en tantos dimes y diretes que sería largo enumerar. 

Aunque el texto es bastante corto (menos de una veintena de párrafos), nos permite volver a la compleja relación que entretuvieron los románticos hispanoamericanos con el no tan lejano período virreinal. Fascinados por una época relativamente remota, fueron a buscar en ella una gran fuente de inspiración que luego se plasmaría en constantes reescrituras y relecturas de libros que desempolvarían desde lo más profundo de las bibliotecas americanas y europeas. Por eso, no es de extrañar que, en 1872, la publicación del Archivo boliviano (colección de documentos relativos a la historia de Bolivia, durante la época colonial) de Vicente Ballivián y Roxas, que incluía, entre otros, los Anales de la Villa Imperial de Potosí, de Bartolomé Arzáns, produjera un fuerte impacto en las élites letradas. Juana Manuela Gorriti, Vicente Quesada, Modesto Omiste, Nataniel Aguirre, Julio Lucas Jaimes o el mismísimo Palma no dudarían en sacar provecho de estas narraciones e incorporarlas a sus imaginarios personales, en los que también el chocolate es un gran protagonista. Por eso, aunque hoy en día parezca un tanto extravagante, pensar en una relación entre literatura, archivo y comida deliciosa era una operación muy común en las prácticas culturales decimonónicas.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Otras Noticias