Letra 7

De los archivos del Museo del Aparapita

domingo, 10 de marzo de 2019 · 00:00

por Elías Blanco Mamani

El despertar del olvido de María Luisa A. de Alba

Se sabe que publicó dos libros de poemas, uno de ellos impreso en 1969 y escrito en quechua bajo el título de Sonqoipi T’ikachisqay, que significa Floreció en mi corazón. Nacida a los pies del Cerro Rico de Potosí, ha dado a luz versos como el titulado Tristeza, que dice: “Otoño, tarde de hastío, gime el viento en la arboleda y en la verde marejada, hay opulencia de seda. / La lluvia por los cristales recorre tan indecisa, como si fuera a escribir una leyenda imprecisa. / Hasta el trueno que distante irrumpe con su estallido, trae un recuerdo perenne que va golpeando el oído. / Reminiscencia lejana, de lejana melodía lleva impregnada en el alma extraña melancolía”.

 

10
1