Poesía

Justo Jorge Padrón: un proyecto universal

El poeta ha realizado una monumental epopeya sobre las Islas Canarias, la Atlántida, la odisea colombina y el descubrimiento.
domingo, 05 de mayo de 2019 · 00:00

Ricard Bellveser Escritor

El poeta canario Justo Jorge Padrón (Las Palmas de Gran Canaria, Islas Canarias, 1943) es un poeta mayor. Conozco el dilema, y la dificultad de justificar la existencia de poetas mayores y menores, pero en este caso lo afirmo ayudándome para ello tanto del reconocimiento internacional con el que cuenta su obra, de la personalidad de su voz,  la rotundidad de su estilo, el conjunto de su obra, extensa, laboriosa, robusta, como por el haber abordado con su verso empresas de mayor envergadura.

Frecuentemente nos hallamos ante poetas que escriben unas cuantas páginas con poemas de talento, poemas incluso de rara perfección, pero que finalmente son algo parecido a una colección de suspiros o unos hermosos desahogos, a los que no quiero quitar méritos, pero que representan, como conjunto, algo de menor enjundia, pues a su vez carecen de ambición de pecho ancho y voz severa.     

Ciertamente hay otros poetas de mayor aliento, pero llegado a este punto he de precisar que el ser más fecundos, más fértiles o más prolíficos, no los convierte en poetas mayores, para esto es necesario, además, que su obra sea ambiciosa y al mismo tiempo esté realizada con la destreza necesaria, y esas son cualidades que se dan en Justo Jorge.

 Y de ellas, quiero destacar ahora la trilogía Hespérida, de la que acaba de publicarse, hace unos días, su tercer volumen, todos ellos en la Colección Visor de Poesía. Lleva como subtítulo general Canto Universal de las Islas Canarias. El primer libro, Hesperia, lo publicó en 2005 y cubría un periodo de creación literaria de 2001 a 2005. Son 368 páginas en las que en tono de epopeya, describe en verso con la fuerza del fuego, la creación de varios mundos, entre ellos el del continente llamado La Atlántida, una descomunal isla que Platón describió utilizando a Timeo y a Critias, en base a supuestos documentos antiguos que explican cómo era ese continente de guerreros, de gran cultura y ambición colonial, que en raras e inexplicadas circunstancias se destruyó, y de lo que fue un territorio de hermosos jardines de Hespérides, solo quedaron algunas islas, como las Islas Afortunadas que es como siempre han sido llamadas las Canarias.

El segundo tomo, Hesperia II, editado en el año 2008, recoge el trabajo realizado de 2005 a 2007, son 382 páginas en las que da vuelo a un proyecto de una ambición colosal, dedicado a describir la gran gesta colombina, el hallazgo de un nuevo continente al otro lado del mar, la aparición de una tierra prodigiosa envuelta en el milagro de la belleza. 

Tiene este tomo el valor añadido de la oportunidad. En un momento, en el que de un modo muy poco razonable, se ha querido volver a aventar la leyenda negra del descubrimiento americano, cuando se han escuchado algunas voces, untadas de ignorancia, desacreditando las empresas de los primeros conquistadores, con apreciaciones anacrónicas, el hecho de que emerja envuelto en alta poesía, un discurso diferente, en plenitud de belleza, reconforta. Todo ello con un trasfondo mítico, pues Justo Jorge Padrón hace de Canarias un mito, que surge de otro mito, la Atlántida, desaparecido,  pero que siguen viviendo el uno y el otro, el uno en el otro, se alimentan en el ámbito de la leyenda con poemas verdaderamente excepcionales que anudan un libro eterno escrito para la eternidad.

Hace unos días ha aparecido el tercer volumen Hespérida III, de 400 páginas, que llega hasta 2019 y que dentro del Canto Universal de las Islas Canarias, aclara en su subtítulo “La primera circunnavegación del mundo. El fascinante periplo de Magallanes y Elcano”, una aventura en la que se logró que un mar infinito y plano, que desbordaba sus aguas hacia el espacio estelar, se volviera esférica de puro estremecimiento y realidad. En su prólogo, el académico de la lengua  Luis María Ansón dice: “Si hubiera que dar el nombre de un intelectual español que haya contribuido al entendimiento, la concordia y la conciliación entre España e Iberoamérica, este sería Justo Jorge Padrón. Se trata de un poeta espléndido, de ancho reconocimiento internacional” , y al referirse a esta empresa poética, señala “Estamos ante una obra monumental”. Estoy muy de acuerdo. 1.150 páginas de un lirismo sobrecogedor que tiene el aliento de una Odisea para que sea leída sin que le afecte el paso del tiempo. 

Hespérida es un proyecto de infrecuente ambición poética, escrito con decisión, y que se vincula con la tradición clásica, porque para escribir estos tres tomos  ha hecho falta acumular mucha información, mucho estudio, tener mucha formación, haber comprendido cuales son los límites del mundo, haber leído a Viera y entendido las Crónicas de la Conquista, donde tantas cosas se cuentan no todas ellas con buen juicio, y haberse acercado a los textos de Abren o Espinosa, para luego dejarse llevar por los universos legendarios y mitológicos que les dan un nuevo sentido.

Todo ello para hacer un Canto Universal de las Islas Canarias, y es que para la gran literatura no hay asunto pequeño. Dereck Walcott centró su obra en una sola isla, Jamaica, y desde allí logró el Premio Nobel y la emoción de todo el planeta, y Homero consiguió que Ítaca fuera el mundo mismo. Lo que ha hecho Padrón ¿es historia o poesía?, es decir, ¿se ha centrado en los datos ciertos e investigados, o se ha dejado llevar por la imaginación? Las dos cosas. Los datos son exactos, pero con mayor exactitud aborda el verso que los envuelve.

No recuerdo ahora mismo, en el ámbito de lo contemporáneo, un propósito literario y lírico tan oportuno como emocionante. 
 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

1
1

Otras Noticias