Investigación y arte

Teatro para conocer nuestras relaciones con el mundo

Existe una reformulación de la concepción del artista que se redefine como investigador, de la estética como una herramienta política.
domingo, 18 de agosto de 2019 · 00:00

Fernanda Verdesoto Ardaya Literata e investigadora teatral 

Hace algunos días finalizó el curso de metodología de investigación basada en el arte en la Universidad Católica, facilitado por la doctora Tatiana Fernández. Tuve el agrado de asistir y me quedaron varias reflexiones sobre dicha metodología que pueden  ser de utilidad para varios investigadores, no solamente de la rama artística, sino de todas las áreas. 

El arte ha sido en general objeto de estudio más que un medio para generar conocimiento. Cuando entendemos el arte en la investigación, comprendemos que el estudio se realiza siempre alrededor del arte y no a través de él, para entender el mundo y conocer la relación que tenemos o podríamos tener con el mismo. Por esto me pareció muy interesante adoptar una nueva perspectiva sobre cómo se puede estudiar en general y nuestra inmersión en el arte como una metodología de investigación y no como un objeto de estudio. 

La investigación basada en arte (IBA) encuentra sus orígenes en las décadas del 80 y 90, cuando se comenzó a buscar nuevas metodologías de arte para crear conocimiento en las escuelas, más allá del taller de dibujo. 

La IBA busca el conocimiento a partir de la recolección de evidencias, a partir de la observación y el diálogo en el arte. Por esto mismo es que existe una reformulación de la concepción del artista, quien  se redefine como investigador, de la estética como una herramienta política (¿Cómo se distribuye la sensibilidad del mundo? ¿Podemos pensar en una democratización de las artes?) y del arte que se entiende desde su propia relación con el mundo y con el espectador, no como un  objeto en sí. 

Es por esto que la IBA buscar crear conocimientos –así en plural– y ampliar las distintas perspectivas que puedan haber sobre un tema en específico. Lo que se resalta es la transformación que realiza el arte en nuestras vidas, no para la búsqueda de la verdad, sino de verdades. 

Entiendo que pueda verse muy posmoderno, pero es cierto que una de las funciones principales del arte es el efecto en el espectador, y no digo objetivo porque por más que una obra tenga una “intención”, nunca será recibida de la manera “deseada”, por lo que el espectador también es creador de significado. Es un co-autor de la obra. De esta manera llega a las distintas verdades. La IBA se basa en la experiencia humanas, en la relación del sujeto con el mundo a través del arte, por lo tanto, más allá de la búsqueda de un resultado, existe la búsqueda de nuevas problemáticas, una hipótesis que surge a posteriori.

Hay mucho más que decir sobre la IBA, pero este curso me llevó a pensar bastante sobre mi propia investigación en teatro. Por ejemplo, hay autores en  Latinoamérica del siglo XX que han hecho tratados sociales y políticos a través del teatro, ¿podríamos pensar en el teatro como una metodología de la investigación para las ciencias sociales? 

Sobre todo en el caso del teatro de vanguardia, ¿la experimentación formal podría entenderse como un método de investigación social? ¿Científica (en el caso de la “dramatización del subconsciente”)? ¿No podríamos pensar en el teatro épico de Bertold Brecht o en el teatro de la crueldad de Antonin Artaud como un adelanto a la IBA? ¿No podríamos entender a estas propuestas como una manera, no sólo de renovación de las artes, pero también como una metodología para conocer el mundo?

 El teatro épico de Brecht se llamaba a sí mismo antiaristotélico, ya que evitaba un punto fundamental de la tradición teatral: la ilusión. El efecto de distanciamiento, compuesto por la ruptura de la cuarta pared, el anunciamiento de lo que iba a pasar en la obra o la utilización de gestus (ademanes o corporización de una actitud en particular), era la manera de romper con la tradición de la identificación del espectador o la forma de evitar la “purga de las pasiones” (catarsis). 

Porque el mero sentimiento en un mundo cínico es inútil, el sentimiento es pasajero y rompe la relación del espectador con la realidad social. Entonces, a través del distanciamiento, se provoca una reflexión mucho más profunda sobre la realidad: ya no se trata si amamos o repudiamos a un personaje, esto es banal, sino que  nos queda preguntarnos: ¿Dónde estamos nosotros en todo esto? ¿Atrapados en una disputa entre nuestra moral personal y la moral social? En realidad, ¿qué tanto conocemos del mundo? 

Tanto el método de Brecht como el de Artaud exploran la eliminación del límite entre espectador y artista, lo que nos ayuda también a examinar la obra y el mundo en general de una manera diferente. Este bloqueo entre ambos espacios es una manera en la que el espectador ve la obra como arte por arte, como una historia dramatizada en la que simplemente se satisface con un desenlace y con un cierre. Pero la propuesta de estos dramaturgos fue de entender el arte como un medio de reflexión (además de emoción) y como un método para comprender. Sería también la manera en la que podríamos crecer como seres humanos. 

En esta misma línea, justamente hoy en día hay nuevas formas teatrales en las que se borra la frontera entre el público y el actor, y sostengo que son nuevas formas de arte por las cuales podemos entender mejor la relación humana con el mundo a través de la imagen viva, la imagen móvil cuyo soporte principal es el cuerpo. 

Ejercicios teatrales como el teatro callejero, la performance, el teatro infantil y el teatro experimental son nuevas maneras de entender este arte más allá de una mera ilusión, sino como una forma de investigar sobre los distintos procesos y evoluciones de la vida. 

El teatro todavía no ha terminado de decir todo lo que tiene que decir, y mientras busque nuevas maneras de conectar y de relacionarse con el espectador, seguirá buscando formas de encontrar conocimiento. Será un método para que el arte pueda salir de una situación paradójica de ser opresor y sometido a la vez.

 


 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Otras Noticias