Poesía

La obra poética de Francisco Brines

El Premio Cervantes 2020 es uno de los máximos representantes de la generación del 50. “Su magisterio ha sido reconocido por todas las generaciones”.
domingo, 29 de noviembre de 2020 · 00:04

Winston Manrique Sabogal
Periodista; director y fundador de WMagazín

Los versos donde se citan el amor y la muerte. Francisco Brines (Valencia, España, 1932) ha sido distinguido con el Premio Cervantes 2020. Es uno de los máximos representantes de la llamada Generación del 50, de aquellos autores que vivieron su infancia durante la Guerra Civil y la adolescencia en la dura posguerra del franquismo.

 Según el jurado, Brines obtiene el galardón por “su obra poética que va de lo carnal y lo puramente humano a lo metafísico, lo espiritual, hacia una aspiración de belleza e inmortalidad.  Es el poeta intimista de la generación del 50 que más ha ahondado en la experiencia del ser humano individual frente a la memoria, el paso del tiempo y la exaltación vital. Francisco Brines es uno de los maestros de la poesía española actual y su magisterio es reconocido por todas las generaciones que le suceden”.

El anuncio del galardón lo hizo el ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes. El premio, dotado con 125.000 euros, reconoce la obra y la trayectoria de un autor que haya contribuido a enriquecer el legado literario del idioma español con poemas como Conversación con un amigo:

Se me ha quemado el pecho, como un horno
Por el dolor de tus palabras
Y también de las mías.
Hablamos del mundo, y desde el cielo
Descendía su paz a nuestros ojos.
Hay momentos del hombre en que le duele
Amar, pensar, mirar, sentirse vivo,
Y se sabe en la tierra por azar
Solo, inútilmente en ella.
Como si se tratase de algo ajeno
Hablamos de nosotros
Y nos vimos inciertos, unas sombras…

La poesía de Brines es una poesía entre el amor y la muerte “marcada por la pugna entre la infancia como ‘territorio sagrado e incólume’, Paraíso donde todo dura y donde no hay muerte, y la insoslayable y regular decepción que trae aparejada la experiencia vital”, señala la editorial Alianza sello de su Antología poética (2018), desde su primer poemario Las brasas (1959), hasta La última costa (1995) y un decena de poemas publicados después pertenecientes a un libro inédito. En la antología están poemas como Con quién haré el amor:

En este vaso de ginebra bebo
los tapiados minutos de la noche,
la aridez de la música, y el ácido
deseo de la carne. Sólo existe,
donde el hielo se ausenta, cristalino
licor y miedo de la soledad.
Esta noche no habrá la mercenaria
compañía, ni gestos de aparente
calor en un tibio deseo. Lejos
está mi casa hoy, llegaré a ella
en la desierta luz de madrugada,
desnudaré mi cuerpo, y en las sombras
he de yacer con el estéril tiempo.
Vuelve la hora feliz. Y es que no hay nada
sino la luz que cae en la ciudad
antes de irse la tarde,
el silencio en la casa y, sin pasado
ni tampoco futuro, yo.
Mi carne, que ha vivido en el tiempo
y lo sabe en cenizas, no ha ardido aún
hasta la consunción de la propia ceniza,
y estoy en paz con todo lo que olvido
y agradezco olvidar.
En paz también con todo lo que amé
y que quiero olvidado.
Volvió la hora feliz.
Que arribe al menos
al puerto iluminado de la noche.

Miembro de la Real Academia Española (RAE), Brines es licenciado en Derecho, Filosofía y Letras e Historia, es doctor honoris causa por la Universidad Politécnica de Valencia y ha sido lector de Literatura Española en la Universidad de Cambridge y profesor de español en la Universidad de Oxford.

La poesía del nuevo Premio Cervantes reconocida con numerosos galardones, desde el Adonais por su primer poemario, Las brasas (1959), el Premio de la Crítica en la modalidad de poesía castellana por Palabras en la oscuridad (1967), el Premio de las Letras Valencianas (1967), el Premio Nacional de Poesía por El otoño de las rosas (1987), el Premio Fastenrath por La última costa (1998), el Premio Nacional de las Letras Españolas (1999), el Premio de Poesía Federico García Lorca (2007) y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2010). Editorial Pre-Textos también ha publicado obras de Brines, como Jardín nublado (Antología de poemas, preparada por Juan Carlos Abril) y una recopilación de ensayos: Escritos sobre poesía española. De Pedro Salinas a Carlos Bousoño. La antología incluye poemas como Donde muere la muerte:

Donde muere la muerte,
porque en la vida tiene tan sólo su existencia.
En ese punto oscuro de la nada
que nace en el cerebro,
cuando se acaba el aire que acariciaba el labio,
ahora que la ceniza, como un cielo llagado,
penetra en las costillas con silencio y dolor,
y un pañuelo mojado por las lágrimas se agita
hacia lo negro.
Beso tu carne aún tibia.
Fuera del hospital, como si fuera yo, recogido
en tus brazos,
un niño de pañales mira caer la luz,
sonríe, grita, y ya le hechiza el mundo
que habrá de abandonarle.
Madre, devuélveme mi beso.

Otros libros destacados de Francisco Brines son El otoño de las rosas (Renacimiento), La última costa (Tusquets), Yo descanso en la luz (Visor), Para quemar la noche (Universidad de Salamanca) y Entre dos nadas (Renacimiento).

Reencuentro:

He bajado del coche
y el olor de azahar, que tenía olvidado,
me invade suave, denso.
He regresado a Elca
y corro,
no sé en qué año estoy
y han salido mis padres de la casa
con los brazos abiertos,
me besan,
les sonrío,
me miran
–y están muertos–,
y de nuevo les beso.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Valorar noticia

Otras Noticias