Letra Siete

De los archivos del Museo del Aparapita

domingo, 22 de marzo de 2020 · 00:00

por Elías Blanco Mamani

Nicolás Fernández Naranjo y su talento de poeta
 

Con los rótulos de sacerdote y escritor, el paceño Nicolás Fernández Naranjo (1905-1972) es más conocido por su Diccionario de Bolivianismos (1964) y por su ensayo sobre Los géneros literarios (1973), pero su historial registra dos poemarios, uno de ellos de 1949 titulado Trípticos trascendentes, en el que presenta tres grupos de textos bajo los nombres de Sonetos, Motivos aymaras y Frescos paceños entre los que se puede leer leyendas de la Kantuta y de Chuquiago; en este trayecto encontramos un Canto a La Paz en que escribe: “Oh La Paz audaz pugnaz fortaleza / plantada en medio al caos vertiginoso de montañas destrozadas / por los puños victoriosos de titanes a lo largo de milenios. /…/ -soplo ardiente de ardientes dioses primigenios- / el nido forjado en la fragua de un cósmico cataclismo que elevó al azul para futuras atalayas de universos recién nacidos / los baluartes gigantes de una urbe desde donde sólo se hablara con los Cielos!”