Entrevista

Gonzalo Lema, el escritor que pregunta

El novelista entrevista a siete intelectuales en la serie La Bolivia posible, que se publica desde este domingo en Página Siete. “Ahora soy más escritor que nunca”, dice.
viernes, 12 de junio de 2020 · 00:00

Liliana Carrillo Valenzuela
Periodista

 

La Bolivia posible es la nueva serie de entrevistas del escritor Gonzalo Lema con siete destacados intelectuales bolivianos. “Estas entrevistas pretenden escarbar hasta dar con las raíces de la mentalidad nacional. Analizar la situación del país con mayor riqueza que el análisis de coyuntura. Tienen, además, el propósito íntimo de enriquecer el diálogo de los bolivianos”, asegura el  novelista   en su rol de entrevistador .

 La primera entrevista de la serie,  con el cientista Político Fernando Calderón, se publicará este domingo en Página Siete. Y así será las siguientes semanas cuando el diálogo  fluya con  Antonio Mitre, Eduardo Trigo O’Connor d’Arlach,  H.C.F. Mansilla, Carlos Toranzo Roca, Mariano Baptista Gumucio y Luis H. Antezana.

    Gonzalo Lema -ganador del Premio Nacional de Novela y del Kipus Internacional, entre otros- ya publicó tres colecciones de entrevistas:  La Bolivia que se va, la Bolivia que viene. Entrevistas a líderes políticos bolivianos (2011), La verdad esencial. Entrevistas a poetas bolivianos (2013) y Bolivia en la coyuntura. Entrevistas a analistas políticos bolivianos (2015). Ahora dialoga con intelectuales y éstas son sus motivaciones:   

El término “pensadores” es muy amplio. ¿Cuáles han sido los parámetros para elegir a sus entrevistados para esta serie?

 Sí, es muy amplio. Amplísimo, diría. Yo he utilizado el término “intelectuales”, en realidad, en su acepción común: gente formada mediante estudio con visión integral de la vida. “Pensadores” no me servía, porque, como indicas, su amplitud primero se refiere a gente que piensa o se dedica a estudios filosóficos muy profundos, después. Esto de acuerdo al diccionario. Pero en lo cotidiano, a Andrés Iniesta, el gran mediocampista de Barcelona, se le decía “Cerebro” porque pensaba y organizaba el juego del “team” que comandaba Pep Guardiola. Era un “pensador” del fútbol, no un “intelectual”. Quiero decir: era el “pensante” del equipo, experto en el juego, pero no en filosofía, y literatura, y ciencia política... 

Estoy de acuerdo en la dificultad de definir al intelectual diferenciándolo del pensador, pero si no tuviéramos que hacerlo, nos entenderíamos muy bien todos: libros, distintas disciplinas, arte, literatura, deportes... una visión integral de la vida.

 Ahora, decía, el título de esta breve colección de entrevistas es: La Bolivia posible. Entrevistas a intelectuales bolivianos.  Me refiero a siete destacados por su alta formación integral, por su visión de conjunto, a los que la gente subtitula intelectuales. No son los únicos en nuestro país, claro que no. Tenemos buen número de ellos. Su selección responde a mis afinidades, eso queda claro. Es el tradicional problema de cualquier antología o selección.

 Han quedado siete en definitiva ¿ por qué?

Los entrevistados son: Fernando Calderón, cientista político; Antonio Mitre, historiador; Eduardo Trigo O’Connor d’Arlach, historiador; H.C.F. Mansilla, filósofo; Carlos Toranzo Roca, cientista político; Mariano Baptista Gumucio, historiador; Luis H. Antezana Juárez, filólogo. 

En realidad, sin pretender ya mayor aclaración, debería limitarme a dar sus nombres, porque la gente los sabe, y conoce, como intelectuales. Es muy importante reiterar, sin embargo, que tenemos más intelectuales en nuestro país, y de gran valía. Me remito a sus valiosos libros.    

¿Apunta La Bolivia posible a analizar la situación del país? 

Bueno, sí, pero desde sus momentos constitutivos: la Colonia, más tarde la república, los tiempos actuales. Las culturas tradicionales, el barroquismo, la minería, la agricultura, la guerra de independencia y la voluntad tarijeña de anexarse a Bolivia, la economía, la democracia, la novela negra, etcétera. Una visión integral, muy de conjunto. 

Nuestro país, y nuestra mentalidad, se inició durante la Colonia. Esto queda claro leyendo a Bartolomé Arzáns de Orzúa y Vela. Viejísimos temas, certezas, complejos, muchos de los cuales “si bien han acabado, no se han terminado”. Por ejemplo: la estratificación social, que nos viene desde la Colonia. La resistencia indígena. La situación “actual” del país tiene raíces profundas. 

Estas entrevistas pretenden escarbar hasta dar con ellas. Analizar la situación del país con mayor riqueza que el análisis de coyuntura, que es el que absorbemos a diario. Tienen, además, el propósito íntimo de enriquecer el diálogo de los bolivianos.

Usted ya publicó entrevistas con líderes políticos, con poetas y con analistas políticos. Una década después, ¿cree que estos libros mantienen vigencia?

Estoy seguro que sí. La realidad se mueve, pero no tanto. Tampoco es tan rápida. Por otra parte, este bloque de tiempo histórico es muy singular. Se ha elegido un presidente indígena el año 2006 y se ha desarrollado una asamblea constituyente. Se ha desconocido el resultado de un referéndum y se habría practicado un fraude electoral. Son temas que han de quedarse en la historia. 

La calidad notable de los entrevistados hace que esos libros, y este, tengan siempre importancia. Son síntesis esenciales de nuestro país. Al mismo tiempo, se advierte que la política no lo es todo. Hay mundos diversos que bullen casi al margen: la poesía, la novela, el arte. Hay emprendimientos propios de valientes, economías que surgen sin ayuda del Estado, etcétera. Estos libros de entrevistas nos hablan de todo eso. Son testimonios lúcidos de gente sensible e inteligente.

¿Qué elementos comunes  ve en las posiciones de los entrevistados en La Bolivia posible?

Una definitivamente esencial: La situación actual comenzó, se diría que como mínimo, hace 200 años. Si decimos 300, no estaríamos exagerando. Si pensamos -debemos- en nuestra vertiente europea, mil años. Otra: por más que estemos al tanto de la contabilidad histórica de nuestro país y región, es imposible profetizar el futuro. Los profetas están aplazados. Una más: la diversidad social nos enriquece, nunca empobrece. La comida es un gran ejemplo. El arte barroco es otro. Ahora que lo pienso, tienen más certezas en común. La religión, otro ejemplo. Importantes y constatables.

La entrevista es un género tan apasionante como difícil. ¿Cómo encara el papel de entrevistador?

Yo entrevisto a gente que he leído. Intelectuales, poetas, analistas. En el caso de políticos, a los que seguí mediante prensa durante años. Desde 1982, cuando se instaló la democracia. He entrepapelado una entrevista larga a don Walter Guevara Arce de esa década, una lástima. Yo era jovencito y él, tan importante, tan reconocido, expresidente, fue muy cordial conmigo. Bueno, me he preparado para preguntar. Me gusta el diálogo, y aunque suelo hablar mucho, quedo fascinado con gente culta y sensible. Hay muchas diferencias entre políticos y poetas, pero estas desaparecen si son cultos y sensibles.   

Es usted un escritor premiado, también hombre público del TSE. ¿Cómo conjuga esos oficios? 

Yo he sido siempre escritor. He estudiado Derecho y he participado de la función pública, pero he sido siempre escritor. Ahora soy más escritor que nunca.
 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

65
3

Otras Noticias