Aullidos de la calle

Retrato de un colapso

La serie francesa L’Effondrement prepara al espectador, a lo largo de sus ocho cortos, para vivenciar el caos y la deshumanización de una sociedad sin reglas.
viernes, 31 de julio de 2020 · 00:00

Mónica Heinrich V. 
Reseñista y cinéfila de corazón

¿Qué pasaría si un día dejaran de funcionar todas las instituciones que hacen que la sociedad sea “civilizada”? ¿Qué pasaría si el dinero no tuviera ningún valor? ¿Qué pasaría si la policía no tuviera ninguna autoridad? Los franceses Guillaume Desjardins, Jérémy Bernard y Bastien Ughetto son parte de un colectivo llamado Les Parasites y exploran la posibilidad del colapso de la sociedad en su serie L’Effondrement.

Sí, ya sé, no es el momento para sumergirte en el colapso total del mundo moderno. Más que nada porque nuestra coyuntura actual, sufriendo el colpaso del sistema de salud y con un inminente colapso económico, hacen que esta ficción francesa sea difícil de ver. Da miedito, y fatiga, y ganas de esconderte debajo de la cama y no salir nunca más.

Pero hay que armarse de valor y verla, porque los directores y escritores (Desjardins, Bernard y Ughetto) forman una trinidad que sabe lo que hace. Estos chicos (son muy jóvenes) antiguos alumnos de a Escuela Internacional de Creación y Dirección Audiovisual, hacían cortos en Youtube. 

 La mayor parte de sus trabajos era financiada bajo la modalidad de Tipee, una plataforma similar al GoFoundMe, en la que se recaba presupuesto con las donaciones de internautas. Luego, y bajo el paraguas de Canal +, tuvieron la oportunidad de lanzarse a un público más amplio con este trabajo. 

En cada corto preparan al espectador para vivenciar el caos y la deshumanización de una sociedad sin reglas.  Sin explicar exactamente qué pasó, ni cómo se fue todo a la mierda, la serie narra distintos días de este colapso ficcional. 

El supermercado, La gasolinera, El aeródromo, La aldea, La isla, La residencia, La central y La emisión, son las ocho historias que se filmaron con un presupuesto de dos millones de euros. 

Una de las particularidades de esta propuesta es que los cortos son en plano secuencia, lo que requiere un armado casi coreográfico de cada escena. Si bien cada historia es independiente, hay una relación en cuanto a personajes y momentos claves del argumento global. Mientras que los siete primeros cortos nos cuentan situaciones “después” del colapso y hacen alusión en su título a un lugar específico, el corto final, La emisión, es el único que nos arroja algo de luz sobre lo que pasó ya que narra cinco días “antes” del colapso.

La parte técnica de L’Effondrement es indiscutible. El plano secuencia tan usado y manoseado por los aspirantes a cineastas o por directores que quieren apoyarse en el artificio del efecto, en este caso está acompañando la historia y no siendo el protagonista. Por momentos, la historia engancha tanto que te olvidás del plano secuencia y de tu búsqueda del momento del corte de edición. 

Thibaut de Montalembert (Call my agent) Lubna Abazal (The honourable woman) o la gran Audrey Fleurot (Engrenages, Un village français) son algunos de los actores conocidos del cine francés que participan en la serie.

No hay nada que desentone en este retrato del colapso del mundo. La música, la fotografía, el argumento, las actuaciones, todo se fusiona con delicadeza y habilidad.

La serie, filmada previamente a la debacle del coronavirus, se basa en la teoría de la colapsología, una teoría nacida en Francia que viene proclamando desde hace mucho tiempo el hundimiento generalizado de la civilización industrial, debido al agotamiento de un modelo de desarrollo expansivo. Este colapso estaría ligado al cambio climático y al abuso que hacemos del medio ambiente. 

Esto no es casualidad, los directores y también guionistas desde siempre han tenido trabajos con una clara postura política, su colectivo Les Parasites, es un colectivo audiovisual activista, por lo que no es de extrañar que el episodio La emisión, resulte el más claramente político de todos, y el más admonitorio también.

Si algo hay para objetar a L’Effondrement, sería esa vocación casi hollywoodense del vértigo que se intenta crear en cada corto con la cercanía de la muerte. Los tópicos tratados en esta serie son, casi todos, temas ya vistos en distopías relacionadas con zombies, o con el fin del mundo. 

El arte de estos franceses “parásitos” es que a pesar de un argumento harto conocido, asistís aterrorizado al desarrollo de esta lucha por la sobrevivencia. ¿Porque qué es un colapso sin el ser humano tratando cojudamente de sobrevivir?

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

Valorar noticia

Otras Noticias