POST- IT

domingo, 14 de febrero de 2021 · 05:00

NdE: Este es un espacio para la publicación de comentarios y trascendidos que circulan en el ambiente político y social. No es un sector informativo, aunque las fuentes son serias y se mantienen confidenciales.

Otra vez visas
El gobierno de Luis Arce ha instruido que nuevamente se exija visa de ingreso a Bolivia a ciudadanos de Israel y Estados Unidos. La medida inicialmente instruida por Evo fue un gran error porque generó una pérdida de decenas de millones de dólares por año al sector turístico y ahora Arce la repite, a sabiendas de que el TGN y el país tienen serios problemas de liquidez y falta de divisas. Y los errores se acumulan.
 

No emigrar
En el pasado, cuando había una crisis económica, mucha gente emigraba a otros países. Pero esta crisis es diferente porque el mundo entero está en problemas y, además, es difícil conseguir visas de ingreso a países más desarrollados, que no quieren visitantes para evitar contagios de Covid-19. No queda otra,  quedarse en Bolivia y usar la imaginación para sobrevivir. 
 

Un duro sacrificio
Algunos colegios y universidades del país, a los que asisten jóvenes de familias de clase media, están reportando una significativa reducción en el número de alumnos inscritos este año. La crisis económica es tan dura que obliga a familias a cambiar a sus hijos a colegios de menor costo y nivel académico. Es una dura decisión que también está poniendo en apuros a varios establecimientos.
 

En septiembre
El presidente Arce afirmó que en septiembre de este año se concluirá la vacunación contra el coronavirus. Estamos hablando de vacunar a 11 millones de personas en 240 días, lo que equivale a más de 45.000 personas por día. Está claro que Arce no ha hecho bien sus cálculos, porque no sólo no tiene las vacunas compradas, sino que no tiene la infraestructura ni organización para lograrlo. 
 

Vacunas privadas
El viceministro Silva afirmó que las alcaldías no tienen autorización para importar vacunas. Es otra mala decisión. No sólo se debería permitir a las alcaldías, sino a cualquier institución seria, la importación de vacunas porque ello salvaría vidas humanas. Silva está como el perro del hortelano, no come ni deja comer. En este caso, no vacuna ni deja vacunar.
 

Carnaval
La fuerte ola de contagios que estamos atravesando se originó durante las fiestas de fin de año, cuando mucha gente dejó de cuidarse y festejó de lo lindo. Los expertos dicen que si la gente no se cuida durante las fiestas de Carnaval, podríamos atravesar por una nueva ola de contagios aún más fuerte que las anteriores porque hay cepas del virus mucho más contagiosas.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Valorar noticia