Letra 7

De los archivos del Museo del Aparapita

domingo, 16 de mayo de 2021 · 05:00

por Elías Blanco Mamani

 

Natty Peñaranda, maestra y  escritora indigenista


Nacida en La Paz, Bolivia, en 1910,  trabajó como educadora principalmente en el área rural, fundando por ejemplo el Núcleo Campesino de Caquiaviri, también fundó una escuela en la ciudad de La Paz. Fue esposa del también educador y escritor Alfredo Guillén Pinto, con quien redactó las novelas Utama (1945) y Mina (1953); publicó de su parte el poemario titulado Espíritu eterno (1974). Varios de sus versos aparecieron el diarios y revistas, entre ellos Aymara en Presencia Literaria (1977), en que escribe: “Embrujo de paisaje, pampa y cerro / vértigo pavoroso de eternidad. / Altipampa incrustada en el alma de kolla ancestral. / Tristeza de quenas, tonadas lacerantes, / bellas coplas saturadas de dolor. / Soledad de cielos traslúcidos, fulgentes, / diamantinos, de grandeza sin par. / Centinela de atalayas, adorador de montañas desmesuradas de fuerzas cósmicas, / de silentes, austeros, frígidos macizos, del impoluto Ande legendario, inmortal. / Abrojos punzantes, pajonal enmarañado, / son tus oasis, tu vergel sin límites. / Ululantes, gélidos, misteriosos vendavales / acarician y broncean tu acética faz”.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

44
48