Historia

El sueño de Bolívar

Un estudio sobre la manipulación bolivariana y la falsificación de la historia para adecuarla a intereses políticos.
domingo, 16 de mayo de 2021 · 05:00

Ricardo Bellveser
Escritor

Simón Bolívar no fue un filósofo, ni un profesor universitario, ni un teórico o un pensador, ni quiso ser ninguna de estas cosas, sino que fue principalmente un hombre de acción, un militar, un personaje que además tuvo la vertiente de hombre político, y como tal necesitado de dar respuestas inmediatas a preguntas complejas, justificar actuaciones y proponer actos. 

Tuvo que improvisar al ritmo de los acontecimientos, tuvo que adaptarse a las circunstancias y ajustar las cosas acordes con el pensamiento o la sensibilidad mayoritaria de cada momento, por lo que en demasiadas ocasiones se  nos ofrece como un personaje contradictorio, víctima de ideas improvisadas, poliedro que complica mucho las cosas a todos aquellos que quieren hacer hoy de él un modelo de ideas firmes y únicas, un referente intelectual, algo similar a un guía iluminado.

Así nos lo presenta Carlos Malamud en su ensayo Los sueños de Bolívar y la manipulación bolivariana (Alianza Editorial. Madrid, 2021) libro que tiene dos subtítulos bien reveladores, el primero dice: “Falsificación de la historia e integración regional de América Latina”, y el segundo está dominado por un carácter lírico, “Arando en el mar, sembrando en el viento”, una frase que se ha venido atribuyendo al propio Simón Bolívar, aunque esté sin documentar de un modo riguroso.

El autor del estudio, Carlos Malamud (Buenos Aires, 1951) es catedrático de Historia de América de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) e investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos. En 2010 publicó dos libros sobre materias afines, Populismos latinoamericanos e Historia de América.

Los sueños de Bolívar estudia cómo a base de falsificaciones históricas, se ha pretendido reinventar al libertador para justarlo a determinadas ideologías, –como hizo en Venezuela Chávez que fabricó un mito a su imagen–, lo que le lleva a expresar algunos apuntes en torno a la integración latinoamericana, con el matiz diferenciador entre dos conceptos diferentes como son el de integración y el de independencia, y establecer las diferencias entre la integración europea y la deseada integración latinoamericana, lo que llevó a el “sueño bolivariano de la patria grande”, base para la construcción del gran mito, del que Brasil debía ser el gran actor.

Temas estos de enorme relevancia, en un momento histórico, el actual, en el que se dispone la celebración de los bicentenarios de la independencia de la metrópoli española y los permanentes intentos por manipular estas independencias, vistas desde posiciones anacrónicas.

Para Malamud, Panamericanismo y Patria Grande son proyectos antitéticos, de ahí que la recuperación de la soberanía por medio del independentismo, haya que saber enmarcarlo en el proyecto bolivariano en el que cabe estudiar con meticulosidad el caso del surgimiento de la Gran Colombia, o el de Venezuela dentro del propósito bolivariano de unidad continental y la Carta de Jamaica, un texto clave, este último, de Bolívar en el que expone las razones que provocaron la caída de la Segunda República de Venezuela en el contexto de su independencia y las medidas represivas tomadas por el rey Fernando VII, pues “todo lo que formaba nuestra esperanza, nos venía de España, pero ahora sucede lo contrario… y se nos quiere volver a las tinieblas… ya hemos sido libres, y nuestros enemigos pretenden de nuevo esclavizarnos”.

Se detalla el pensamiento político de Bolívar, su idea sobre la unidad americana, principalmente respeto del federalismo, el antinorteamericanismo y la búsqueda de la unidad continental, cómo este pensamiento ha sido falsificado en el siglo XX por intereses políticos y describe el tránsito habido del Sueño de Bolívar a la integración chavista.

En la introducción al estudio se señala cómo “el tema central de este libro gira en torno a la integración regional latinoamericana, pero no analiza su desarrollo histórico ni profundiza en sus instituciones ni valora sus éxitos y fracasos. Se enfoca básicamente en sus mitos fundacionales, pretendiendo descifrar en qué medida estos descansan en causas reales o son producto bien de malas interpretaciones, aunque sinceras, o bien de falsificaciones guiadas por intereses políticos o ideológicos que cuentan con un notorio respaldo académico”.

 Y aclara más adelante: “Dicho de otra manera, ¿es posible concluir, como han hecho reiteradamente muchos académicos pero también Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa y sus múltiples seguidores o aliados repartidos por toda la región e incluso más allá, que Bolívar fue el gran precursor de la integración latinoamericana?”.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

44
48