Reseña

A recuperar el lado religioso del Carnaval de Oruro

Ascanio Nava es el autor del libro Devuélvanme la fe, publicado en febrero, y en el que explica el complejo ritual religioso del carnaval.
domingo, 9 de mayo de 2021 · 05:00

Cándido Tancara   
Periodista

El famoso Carnaval del Oruro es posiblemente el más antiguo del mundo. En 1784 ya se bailaba y formaban comparsas para el carnaval. Ya estaba entronizada la imagen de la Virgen de la Candelaria, en España. En 1789 el Nina-Nina o Chiru-Chiru veneraba a una imagen de la Virgen de la Candelaria pintada en una pared. Entonces, los mineros determinaron venerarla durante tres días al año, desde el sábado de peregrinación, domingo de carnaval y lunes declarado del diablo y del moreno, y despedida de la Virgen con disfraces de diablos. Coexisten la Virgen y la Pachamama, el diablo que luego es tío de la mina y el catolicismo, los ritos originarios aymaras que luego son convertidos en el carnaval andino. Desde entonces el Santuario de la Virgen del Socavón es un espacio donde se unen culturas, religiones y ritos hasta ocupar un lugar íntimo y sagrado en las familias de Oruro, y donde acuden de todas las latitudes.

La veneración a la Virgen de la Candelaria, el sábado de peregrinación y cuando se realiza la fastuosa entrada folclórica, se está “convirtiendo en un espacio festivo social, dejando de lado lo religioso”, advierte Ascanio Nava Rodríguez en su libro Devuélvanme la fe publicado en febrero de 2021.

Explica que “danzar el sábado de peregrinación es un estado asumido con respetuosa voluntad, desde su origen hasta hace algunos años se consideraba la mayor de las experiencias religiosas que pueda a través de la fe, asumir un mortal”, pero “el  crecimiento de sus actores, ha ocasionado que las estrategias de difusión de sus valores, sean mínimas, casi inexistentes, dejando que las nuevas generaciones subjetivicen a su antojo estos protocolos rituales, ocasionando un peligroso uso desmedido de la razón original que es la fe y se vaya convirtiendo en espacio festivo social, dejando de lado lo religioso, y su inconsciente exposición al mercado y manoseo de sus organizadores”.

El texto explica el complejo ritual religioso del carnaval y  fundamenta porqué el Carnaval de Oruro es la Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, declarado por la Unesco en 2001. Nava concentra su atención en la importancia del significado del sábado de peregrinación, día de la razón de la fe y de la fiesta. “El ancestral origen del Carnaval de Oruro nos ha heredado no solo el honor de su práctica religiosa, como es el sábado de peregrinación, génesis de su majestuosidad que involucra a toda una ciudad y más, cuando sus principales gestores son los danzarines, músicos y artesanos. Esto va más allá de cualquier percepción si no se la conoce en profundidad”.

Afirma que el libro, precisamente, “trata de desentrañar con profusión los conceptos que infieren a su grandiosa ritualidad, marcadas dentro un calendario litúrgico, cuyo tiempo y espacio sacralizados están motivados por la práctica dual de la religión natural y la católica cristiana”.

Nava, que fue presidente de la Asociación de Conjuntos del Folklore Oruro, además de coreógrafo de la danza de Suri Sicuri, reflexiona y sugiere “resignificar” la fe puesta en la Virgen María. “Entonces, ahí es donde emerge las motivaciones del libro, el de resignificar ese credo, razón de su fundación, que al igual que su crecimiento excepcional, esta ha venido a desmotivarse y volverse muy vulnerable cuando el sujeto activo como es el devoto danzante, tiende a borrar de su memoria sacra el respeto, el orden, la lealtad en la práctica de sus oficios rituales, ocasionando un peligroso desorden y desobediencia en su propia fe”.

Nava explica el origen de la ritualidad de la fiesta. “Por ello es que vemos necesario conocer en profundidad primero el proceso original de rito festivo, tanto en su tiempo sagrado, como es sus espacios sacralizados, desentrañando de la manera más fácil y didáctica cada uno de esos momentos simbolizados y significados por sus arcanos mitos y leyendas, génesis de todo un lenguaje expuesto por la maestría artesanal”.

El rector del Santuario de la Virgen del Socavón,  el padre Demetrio de la Torre Melean, comentó sobre el contenido del libro cuando fue presentado. “¿Por qué danzo el sábado de peregrinación? ¿Por qué danzar a la Virgen? En realidad es lo que motiva al autor a escribir el libro, nos expresa que esto viene desde hace mucho tiempo atrás, cuando nos dimos cuenta que nos estábamos alejando de nuestra Madre, que perdíamos la fe, o que muchos ya no la tenían y es necesario reconciliarnos con ella”.

El sacerdote coincide con el autor en  que el sábado de peregrinación está perdiendo su razón de ser, la fe. “Hay un clamor en este libro y en varios pasajes del libro se deja ver algunos peligros que existen de ir perdiendo la identidad del Carnaval de Oruro, por eso la insistencia en dar a conocer de dónde viene todo, las danzas, los trajes, la preparación de tres meses que implica la preparación física y también espiritual, por ello toman sentido los ritos y el respeto, por las costumbres y tradiciones. El Carnaval de Oruro es una suma de ritos y convergencia de estados litúrgicos, costumbres y tradiciones que nos preocupan en su evolución y uso, es en suma un complejo ritual”. 

De la Torre Melean afirma que “el sábado es realmente el momento de sincretismo más espectacular que se da en la historia universal, porque son dos religiones encarnadas en un solo momento y tiempo ritual,  con diferencias pero con respetos y acuerdos éticos de tolerancia mutua”. 

El sacerdote y custodio de la Virgen de la Candelaria sostiene que “son varios los peligros que amenazan esta Obra Maestra, en este punto podemos indicar que muchas veces no apreciamos o no nos damos cuenta el tesoro que tenemos en nuestras manos y lo ponemos en riesgo, son tantas las faltas que hemos cometido a lo largo de los años, pero ¿qué podemos corregir y podemos  mejorar?”.

El sacerdote, que es  de la Orden de los Siervos de María, propone “no permitir que siga su destrucción a título de evolución o moda, sólo su recreación natural y espontánea debería ser permitida, y no al flagelo de falsos devotos y denigrantes traficantes que la están vulgarizando en sus formas atentando contra el Patrimonio”.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

45
49