Letra 7

LA «H» PARL ANTE

domingo, 11 de julio de 2021 · 05:00

El retraso
Tras tantas declaraciones sobre lo ocurrido en 2019, queda claro que el MAS no pudo movilizar a tiempo a sus bases para contrarrestar la Revolución de las Pititas. Ese rezago explica todo. La renuncia de Evo no estuvo acompañada de una gran concentración en La Paz. De ese modo, el vacío que provocaron solo pudo ser llenado por Añez y el frente opositor. A pesar de ello, los prófugos voluntarios pudieron imponerse a los generales.

Uno de 500
Desde este 5 de julio tiene lugar, en el espacio virtual, la cumbre mundial de partidos políticos asociados al Partido Comunista Chino. Por Bolivia participa  MAS y su jefe, Evo Morales. En la imagen  aparece también el excanciller Fernando Huanacuni, virtual embajador de nuestro país en Beijing. Se conectaron 500 líderes de 160 países. Como sucedía antes en Bolivia, en China, el presidente del Partido es también el Presidente del país.  Lo anecdótico es que toda la imagen del encuentro mundial evita colocar la hoz y el martillo, símbolos universales del comunismo. Pero en Bolivia, los compañeritos se tomaron el trabajo de fabricar una bandera roja en uso de las viejas tradiciones del siglo XX, totalmente vivas en el partido boliviano que ama la Guerra Fría.

¿El golpeado golpea?
Ha quedado confirmado. El general de aviación Jorge Terceros ha sido detenido. Se lo vincula a un supuesto golpe de Estado que habría ocurrido en noviembre de 2019 cuando él ejercía el mando de la Fuerza Aérea. El arresto ha servido para que el ex jefe militar confirme una versión que difundimos en la H.  Terceros ha dicho, mediante su abogado, que la noche en la que Evo Morales, Álvaro García Linera y Gabriela Montaño despegaron del aeropuerto de Chimoré, el entonces vicepresidente (AGL) amenazó al Comandante con un baño de sangre si es que no autorizaba la salida del avión de la Fuerza Aérea Mexicana. Ante la advertencia de que Chimoré iba a arder, el general Terceros autorizó el despegue. Evo Morales confirmó el hecho en una entrevista que sostuvo con el periodista Glenn Greenwald el 3 de diciembre de 2019 en la ciudad de México. En esa conversación, Morales cuenta exactamente lo mismo. Habría sido la bronca amenaza de AGL la que permitió la huida de las exautoridades. 
Hasta acá, todas las versiones señalaban que el alto mando de las Fuerzas Armadas se había puesto bajo las instrucciones del expresidente Tuto Quiroga. Así se legitimaba la versión del golpe. Ahora, Evo y Terceros coinciden en la misma escena. Quien ejercía el mando aquella noche era AGL.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos