El diamante naranja más grande del mundo se vende por 23,57 millones de euros

El precio de venta superó las estimación de la cala de subastas, que esperaba alcanzar los 20 millones de dólares con esta gema de color naranja intenso "vivid fancy", bautizada como "The Orange", que fue encontrada en Sudáfrica y cuenta con la máxima calificación del Instituto Gemológico de América (GIA).
martes, 12 de noviembre de 2013 · 18:08

El diamante naranja más grande del mundo, de 14,82 quilates, se subastó hoy en la casa Christie's en Ginebra por 23,57 millones de euros (31,5 millones de dólares), lo que supone un récord de venta para un diamante de este color.

El precio de venta superó las estimación de la cala de subastas, que esperaba alcanzar los 20 millones de dólares con esta gema de color naranja intenso "vivid fancy", bautizada como "The Orange", que fue encontrada en Sudáfrica y cuenta con la máxima calificación del Instituto Gemológico de América (GIA).

El récord para un diamante de este color estaba en los 2,9 millones de euros (3,92 millones de dólares), pagados por el que se denominó "The Graff Orange Diamond" -de 4,77 quilates- en una puja en noviembre de 1990 en la misma casa de subastas en Ginebra.

Los diamantes anaranjados puros, también conocidos como "diamantes de fuego", son excepcionalmente raros y muy pocos de ellos salen a subasta, ninguno hasta la fecha de más de seis quilates.

En general los diamantes coloreados son mucho menos frecuentes que los blancos, y alcanzan en el mercado precios mucho más elevados por quilate que incluso piedras translúcidas absolutamente perfectas.

Este valor reside en su excepcionalidad, ya que en principio todos los diamantes son blancos, hasta que un agente o fenómeno de la naturaleza les imprime un color característico.

Los diamantes verdes, por ejemplo, deben su tonalidad a la radiactividad del suelo; los azules la obtienen del boro; los diamantes amarillos, que rara vez tornan naranjas, se colorean por efecto del nitrógeno; mientras que los rosas se producen por la distorsión de la red cristalina cuando la gema está tomando forma.

EFE

 

 


   

60
1

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias