La idea es consumir menos carbohidratos y dejar la vida sedentaria

Emular al hombre del Paleolítico ayuda a los deportistas de élite

La herencia genética no ha cambiado en 200 mil años, pero la evolución nos hizo más lentos.
miércoles, 11 de septiembre de 2013 · 20:13
Agencias / Madrid



Investigadores de  la Universidad Católica de Brasilia (Brasil), la del País Vasco y la de Coruña, junto con la investigadora independiente Laurinda Abreu,  publicaron  un artículo en la revista Sports Medicine,  en el que concluyen en  que cuanto más parecido sea el estilo de vida del deportista moderno al del hombre del Paleolítico,  mejor será su  entrenamiento.


"El entrenamiento de un deportista no se puede alejar mucho de las exigencias competitivas; sin embargo, sí se pueden hacer modificaciones en el estilo de vida y en el entrenamiento que afectarán positivamente a su adaptación fisiológica, ya que su genoma está más adaptado al estilo de vida ancestral”, afirma Daniel Boullosa, profesor e investigador de la Universidad Católica de Brasil y autor principal del estudio, citado por el periódico español ABC.

Debido al curso de la evolución, los cambios genéticos ocurren muy lentamente en el Homo Sapiens, mientras que la actividad física y los hábitos alimentarios  experimentaron  cambios muy rápidos en pocos siglos.
"Nuestra especie (Homo Sapiens) y, por lo tanto, nuestro genoma son los mismos desde hace 200 mil años. En cambio, lo que sí cambió es el entorno y las condiciones para la supervivencia, por lo que hay un desajuste grande entre nuestra carga genética, que está adaptada a unas exigencias determinadas favorecidas por la evolución durante millones de años, y el estilo de vida actual que nos hizo más lentos”, apunta Adrián Varela-Sanz, coautor de la investigación, recientemente publicada en el Reino Unido.
 
Menos carbohidratos

Según detallan los científicos, se sabe que nuestros ancestros homínidos vivieron   en condiciones de hipoxia moderada -menor presión de oxígeno- entre 1.000 y 2.000 metros de altitud, mientras que el consumo de carbohidratos era  mucho menor que en la actualidad.




Respecto a los deportistas de resistencia, los investigadores destacan que cada vez está más aceptada la mayor efectividad del entrenamiento polarizado, en el que se entrena principalmente a baja intensidad (80%), a pesar de que las demandas competitivas sean a intensidades superiores.

"En este sentido, una estrategia muy interesante para adaptar este concepto a los deportes intermitentes, como el fútbol o el tenis, sería controlar que fuera del entrenamiento regular se practique un ocio activo de baja intensidad, sin pasar muchas horas sentados o tumbados, para favorecer las adaptaciones fisiológicas del entrenamiento específico”, concluye Boullosa.

Salud y  deporte

Ocio La evolución y los descubrimientos hicieron del ser humano un ser sedentario. El estudio, publicado en Sports Medicine, revela que los deportistas actuales dependen mucho de complementos nutricionales para reforzar su entrenamiento. Los investigadores proponen volver a los orígenes.
  Condiciones El hombre del Paleolítico vivía en condiciones perfectas para la práctica deportiva: el medio ambiente era perfecto, con grandes cantidades de oxígeno y agua. Ello ayudaba a un gran rendimiento físico.
 Velocidad El hombre del Paleolítico era más rápido, casi como un atleta de competición actual.    Era capaz de recorrer kilómetros para cazar.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias