Preocupación de las autoridades por su presencia en los alrededores

El oso negro, un peligroso vecino en suburbios de Tokio

Se desconoce el número exacto de ejemplares que viven actualmente en Japón, pero se cree que puede haber entre 10.000 y 20.000 repartidos en dos islas.
martes, 23 de septiembre de 2014 · 21:09
Andrés Sánchez / Tokio
 Las autoridades municipales niponas alertaron del importante aumento de avistamientos de osos en zonas urbanas este año, incluida la prefectura de Tokio, después de que este mes uno de estos animales atacara a unos agricultores ante la aparente falta de sustento en los bosques.
El ataque se produjo en la prefectura de Iwate el pasado 12 de septiembre cuando un oso negro asiático, que habita en las islas de Honshu y Shikoku, se abalanzara sobre media decena de personas que trabajaban en un huerto de Hanamaki, en la prefectura de Iwate, provocándoles heridas de diversa gravedad.
Pocos días antes, la prefectura de Iwate  había emitido una alerta, la primera en ocho años, ante el aumento en el número de osos negros encontrados en asentamientos urbanos.
Se desconoce el número exacto de ejemplares que viven actualmente en Japón, pero se cree que puede haber entre 10.000 y 20.000 repartidos entre estas dos islas (la subespecie de la isla de Kyushu se cree extinta, mientras que en la septentrional Hokkaido habita el oso pardo, más grande, fiero y peligroso).
Entre las diversas zonas donde se asientan se incluyen los Montes de Okutama, a unos treinta kilómetros del centro de Tokio.
 Y aunque cada año se reportan entre 10 y 20 ataques de oso negro en Japón, normalmente solo uno o dos llegan a ser mortales.
Sin embargo, a mayor número de incursiones en zonas habitadas, más posibilidades de que se produzcan ataques, algo que las autoridades gubernamentales niponas temen este año.
En todo el archipiélago el número de avistamientos de osos negros cerca de zonas habitadas aumentó en un 40%  interanual hasta los 2.080 casos sólo en los meses de abril y mayo, según datos preliminares del Ministerio de Medio Ambiente.
El incremento ha sido especialmente notable en la región de Tohoku, que comprende seis prefecturas (entre ellas Iwate) en el noreste de la isla de Honshu, la principal de Japón, y también en la zona de Okutama, en la prefectura de Tokio.

El año 2006  hubo más de 150 ataques (tres de ellos mortales) y 5.185 osos, un número récord, fueron "capturados”, la mayoría abatidos. (EFE)

El boom demográfico del oso negro
Expertos del Ministerio de Medio Ambiente apuntaron  que el incremento de ejemplares de oso negro aventurándose en áreas residenciales puede responder, por un lado, a un mayor número de oseznos nacidos el pasado año ante el mayor volumen de frutos de haya japonesa (un sustento habitual) registrado en bosques del archipiélago.
Por otra parte, la escasez de hojas -de las cuales se alimenta el oso negro en primavera y verano- provocada por las plagas de polilla gitana asiática de este año puede haber obligado a estos plantígrados a acercarse a zonas habitadas en busca de comida.
Estos expertos incluso advierten de la posibilidad de que los encuentros con osos aumenten de cara al invierno, ya que este año se prevé además una mala cosecha de bellotas, otra importante fuente de nutrientes para estos animales en otoño. En realidad las condiciones están dadas para su presencia.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias