Las comidas más adictivas

viernes, 20 de febrero de 2015 · 16:40

Un nuevo estudio de la Universidad de Michigan (UM) confirma lo que desde hace tiempo se ha sospechado: comida altamente procesada, como el chocolate, la pizza y las papas fritas son unos de los alimentos más adictivos.

 

Este es uno de los primeros estudios que examina específicamente los alimentos que pueden estar implicados en la "adicción a la comida”, algo que es de interés para los científicos y los consumidores a la luz de la epidemia de obesidad.

 

Estudios previos en animales concluyen que los alimentos altamente procesados o alimentos con grasa añadida o con carbohidratos refinados (como la harina blanca y azúcar), pueden ser capaces de desencadenar una conducta alimentaria similar a la adicción. Los estudios clínicos en humanos han observado que algunas personas cumplen con los criterios para la dependencia de sustancias cuando la sustancia es la comida.

 

A pesar de que los alimentos altamente procesados son generalmente conocidos por ser muy sabrosos, se desconoce si estos tipos de alimentos pueden provocar la adicción en los seres humanos, tampoco se sabe qué alimentos específicos podrían producir esto, expresó Ashley Gearhardt, profesor asistente de psicología en UM.

 

Los alimentos no elaborados, sin agregado de grasa o carbohidratos refinados como el arroz integral y el salmón, no se asociaron con la conducta alimentaria adictiva similar.

 

Las personas con síntomas de adicción a la comida o con índices de masa corporal más alto, reportaron mayores problemas con los alimentos altamente procesados, lo cual sugiere que algunos pueden ser particularmente sensibles a las posibles propiedades "gratificantes” de estos alimentos, señaló Erica Schulte,  la directora del estudio.

 

"Si las propiedades de algunos alimentos están asociadas con la alimentación adictiva para algunas personas, esto puede influir en las pautas de nutrición, así como las iniciativas de políticas públicas, como la comercialización de estos alimentos a los niños,” afirmó Schulte.

 

Nicole Avena, profesora asistente de farmacología de la Escuela de Medicina de Nueva York (EEUU) y co-autora del estudio, explicó la importancia de los hallazgos.

 

"Este es un primer paso hacia la identificación de determinados alimentos y las propiedades de estos que pueden desencadenar la adicción,” destacó Avena. "Esto podría ayudar a cambiar la forma en que abordamos el tratamiento de la obesidad. Puede ser que no sea una simple cuestión de ‘recortar’ en ciertos alimentos, sino más bien, la adopción de los métodos que se utilizan para reducir el consumo de tabaco, alcohol y de drogas.”

 

Las investigaciones futuras deberían examinar si los alimentos adictivos son capaces de desencadenar cambios en los circuitos del cerebro y el comportamiento como las drogas, señalaron los investigadores.

 Fuente: Science Daily

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias