Sonda de la NASA localiza el lugar en el que cayó ExoMars

Se detectó en la región Meridiani Planum de Marte, la misma zona donde aterrizó el módulo, dos marcas que no estaban antes del inicio de la misión.
martes, 25 de octubre de 2016 · 00:00
Página Siete  / Agencias

Cuarenta y ocho horas después del fallido aterrizaje del módulo Schiaparelli de la misión ExoMars en Marte, una sonda de la NASA localizó el lugar en el que la nave se estrelló el pasado miércoles. 

Gracias a la sonda orbitadora Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) se detectaron en la región Meridiani Planum de Marte, la misma zona donde aterrizó el módulo, dos marcas que no estaban antes del inicio de la misión. 

Según explicó la Agencia Espacial Europea (ESA) en un comunicado, estas imágenes muestran que el módulo Schiaparelli se estrelló y quedó destruido. Según sus cálculos, cayó desde una altura que oscilaría entre los dos  y los cuatro kilómetros, por lo que el impacto se habría producido a una velocidad  probablemente superior a 300 kilómetros por hora.

Asimismo, la agencia europea considera "posible” que el módulo hiciera explosión durante el impacto debido a que los tanques con combustible probablemente seguían llenos. El análisis de los datos recabados durante el descenso permitirá averiguar si estas interpretaciones preliminares son correctas.

Las imágenes tomadas por la cámara de baja resolución CTX que lleva la sonda estadounidense MRO fueron captadas el 29 de mayo de 2016 y el 20 de octubre de 2016 respectivamente.
 
Comparando ambas instantáneas se aprecia que en la imagen del 20 de octubre, un día después del aterrizaje de Schiaparelli, aparecen dos marcas que antes no estaban. La foto principal cubre un área de cuatro  kilómetros. 

Una de ellas es brillante y, según explica la ESA, puede relacionarse con el paracaídas de 12 metros que se desplegó en la segunda fase del descenso, tras la entrada en la atmósfera con el escudo térmico. Una vez que cumplieron su función, el paracaídas y el escudo térmico trasero se separaron del módulo, Schiaparelli antes de la fase final del aterrizaje.  

Está situada a un kilómetro al norte del paracaídas. Está previsto que la próxima semana la misma sonda de la NASA, MRO, tome fotos de estas dos marcas con otra de las cámaras que lleva a bordo, la HiRISE, de alta resolución. Esas imágenes podrían servir para localizar el escudo térmico frontal, que cayó desde una altitud mayor.

Los responsables de la misión creen que el fallo probablemente se produjo en los últimos 50 segundos del descenso, que en total debía durar seis minutos. Una de las hipótesis que se barajan es que el paracaídas se desplegó antes de lo que debía. 

Sin embargo, subrayaron que tienen que analizar en las próximas semanas todos los datos del descenso tomados por la sonda orbitadora TGO, la nave madre, para reconstruir qué ocurrió. El módulo de aterrizaje Schiaparelli era un demostrador de la tecnología necesaria para aterrizar.
 
Su objetivo era ensayar el aterrizaje de cara al envío en 2020 de un vehículo robótico (rover) que explorá la superficie marciana y buscará indicios de vida en el planeta rojo. Llevará un taladro para tomar muestras del subsuelo hasta los dos metros de profundidad.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias