El módulo Schiaparelli creó al estrellarse un cráter de 50 cm

El 19 de octubre el módulo Schiaparelli intentó un amartizaje en el planeta rojo. Sus rastros fueron captados por una sonda de la NASA.
sábado, 29 de octubre de 2016 · 00:00
Página Siete  /Agencias 

El impacto del módulo europeo Schiaparelli al estrellarse en Marte el pasado 19 de octubre creó un cráter de unos 50 centímetros de profundidad y 2,4 metros de diámetro. La estimación la hizo la Agencia Espacial Europea (ESA) a partir de la fotografía en alta resolución que el 25 de octubre tomó  la sonda de la NASA Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la región Meridiani Planum.

El 21 de octubre, dos días después del aterrizaje fallido de la primera fase de la misión ExoMars, la sonda orbitadora estadounidense captó con su cámara de baja resolución la zona en la que se habría producido el impacto del módulo Schiaparelli, cuyo objetivo era ensayar la tecnología necesaria para que en 2020 la ESA envíe un vehículo robótico  que explore  rastros de vida.  Una vez localizada el área del aterrizaje (gracias a la comparación de fotos tomadas de esa región marciana antes y después del mismo), la NASA  procedió a fotografiar de nuevo esa zona con la cámara de alta resolución que lleva la sonda MRO.  

Tanques con hidracina

Los investigadores tratan de determinar a qué corresponden las distintas marcas que se ven en  las imágenes. La parte más destacada es un área oscura de 15x40 metros, que es la  que se cree que sufrió el impacto. Hay un punto central, de 2,4 metros de diámetro que, según creen, es el cráter causado por el módulo al estrellarse. 

Alrededor hay otras marcas oscuras y asimétricas que, según explica la ESA  "son más difíciles de interpretar” y podrían estar relacionadas con la explosión de los tanques de combustible del módulo (llevaba hidracina para los retrocohetes) y que posiblemente iban llenos.

En la foto se aprecia el paracaídas de 12 metros que debía reducir la velocidad del módulo durante el descenso, la parte trasera del escudo térmico y la parte delantera. Además de estimar el tamaño del cráter provocado por el impacto y probable explosión del módulo, de casi 600 kilos de peso, a partir de esas imágenes los ingenieros calcularon  que la nave se precipitó a una velocidad de unos 300 kilómetros por hora.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias