El agua es clave para la adaptación al cambio climático

Según los expositores, en la conferencia realizada en el marco del Día de Acción del Agua, la carencia del líquido es la principal razón del hambre en el mundo.
domingo, 13 de noviembre de 2016 · 00:00
Isabel Mercado, enviada especial  / Marrakech

El pasado 9 de noviembre se celebró el Día de Acción del Agua en la COP 22, en Marrakech. Fue un día en que buena parte de las conferencias que se realizan en el marco de esta reunión anual de Naciones Unidas por el Cambio Climático se dedicó a analizar los problemas que existen en torno al agua, un recurso que -coinciden los científicos y expertos- es "el más importante” en tiempos de calentamiento global. 
 
Coincidentemente el día en que La Paz despertaba ante lo que será su realidad en por lo menos las próximas dos semanas (la falta de acceso regular al agua potable), en la COP 22 los expertos debatían justamente la forma de evitar estos conflictos y advertían que para ello es necesario adoptar medidas preventivas y anticipadas. Justamente lo que La Paz no hizo.
 
"El agua es clave para la adaptación al cambio climático. El 93% del éxito de los INDC (contribuciones nacionales establecidas por cada país para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero)  depende del acceso al agua. El agua es fundamental para la seguridad alimentaria, la salud, la productividad, la protección de la biodiversidad y sobre todo para satisfacer las necesidades humanas básicas. Su disponibilidad y acceso es lo primero que deben asegurar los países en tiempos de calentamiento global”, dijo Benedito Braga, presidente de Consejo del Agua en la COP 22.
 
Según los expositores en la conferencia realizada en el marco del Día de Acción del Agua, lo que se conoce como estrés hídrico -cuando la demanda es mayor que la cantidad disponibles durante un periodo determinado- es una de las principales amenazas que los países de todo el mundo pueden enfrentar, y es por ello que todas las naciones necesitan establecer políticas de acceso seguro al agua potable.  
 
"Necesitamos darnos cuenta de cuánto estamos arriesgando y qué podemos perder cuando llegamos a enfrentar una crisis de acceso al agua; la falta de agua es la principal razón de los conflictos migratorios y de hambre en el mundo, y el factor que detona mayor tensión entre poblaciones. Es una amenaza a la estabilidad social en general, que estamos llamados a evitar”, sostiene Charafat Afailal, ministra delegada del Agua en Marruecos, un país donde buena parte del territorio es desértico y que se está viendo obligada a desarrollar proyectos de represas locales de pequeña dimensión para garantizar el acceso al agua potable.
 
Agua, clave de la adaptación
 
Roberto Ramírez de la Barra, representante de la Red Internacional de Cuencas, comenta que junto a la necesidad de asumir al recurso del agua como clave para la adaptación y mitigación del cambio climático, es necesario que cada ciudad cuente con un diagnóstico serio sobre su situación en el mediano plazo para encarar medidas preventivas. "Esto tiene que ver desde control de los sistemas de distribución hasta los hábitos de consumo”.
 
"No hay tragedias que no hayan sido anunciadas anticipadamente; y la responsabilidad está en adoptar medidas que eviten los extremos. A menos que se trate de un accidente, las sequías o los periodos de estrés son previsibles y las autoridades nacionales, locales y también los ciudadanos deben tomar medidas. Restituir la normalidad después de una crisis es un desafío”, dice Ramírez.
 
Según Charafat Afailal, la ministra marroquí, "mientras la humanidad experimenta mayor crecimiento demográfico y socioeconómico, los episodios de cambios extremos en el clima alrededor del mundo son más frecuentes”. 
 
Problema y solución
Los expertos aconsejan políticas de gestión, uso y prevención a todas las naciones del mundo. "El agua es uno de los recursos más impactados por el cambio climático, pero es también uno de los espacios de solución,  señala Benedito Braga.
 
Según Braga, el desafío que deben enfrentar los gobiernos nacionales y locales es establecer alianzas para el manejo de cuencas. Más de 450 organizaciones en todo el mundo han suscrito un compromiso para movilizar estas alianzas, identificar ciudades vulnerables, difundir buenas prácticas y financiar el desarrollo de proyectos del sector del agua.
 
 "Estas son acciones impostergables en tiempos de cambio climático”, añade Ramírez de la Parra. "Los esfuerzos por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero dependen del acceso seguro y regular al agua; lidiar sistemáticamente con este desafío es, por lo tanto, clave para adaptarnos al calentamiento global”.
 
La crisis en La Paz 
La atención de los ambientalistas del mundo cuando discuten los desafíos de garantizar el acceso al agua en tiempos de cambio climático se concentran especialmente en el continente africano, sede de esta COP y una de las regiones del mundo con más problemas para acceder  a los recursos hídricos.
 
Sin embargo, cuando se pregunta por La Paz, los expertos coinciden en los riesgos que afectan a las zonas montañosas por el derretimiento de los glaciares, un tema que -sostienen- estaba previsto hace al menos una década.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
66
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias