S&M, la fantasía secreta de las mujeres

jueves, 17 de noviembre de 2016 · 07:02
El Mundo / Galiana Legorburu
El éxito de 'Cincuenta Sombras de Grey' no podía ser casualidad. Las mujeres somos ambiciosas por naturaleza. Y sí, también cuando se trata de sexo. Y es que los hombres no son los únicos que fantasean con salvajes aventuras en la cama. De hecho, un estudio llevado a cabo por la Universidad de Montreal (Canadá) llegó a una llamativa conclusión: en la cama, ellas prefieren ser dominadas sexualmente, sintiéndose el principal objeto de deseo de su pareja.

La investigación, publicada en el 'Journal of Sexual Medicine', consistía en una encuesta en la que participación 1.516 hombres y mujeres de entre 20 y 40 años, residentes en Quebec, a los que se les preguntó si alguna vez habían tenido fantasías con alguna práctica sexual inusual. ¿La respuesta? En el caso de ellas, un sadomasoquismo (S&M) suave, como ser 'esclavizadas' durante la relación, preferido por la mitad de las encuestadas o recibir 'cachetes' en los glúteos.
 
En este sentido, el Dr. Héctor Galván, Psicólogo Clínico y Sexólogo del Instituto Madrid de Sexología, asegura que se trata de una práctica minoritaria que ha ganado popularidad en los últimos años y que, según otros estudios realizados al respecto, este último año ha sido practicada por un 2,2% de hombres y un 1,3% de mujeres. Aunque señala que se observa con más frecuencia en homosexuales y bisexuales que en heterosexuales, pero que estos también lo practican, representando un perfil bastante heterogéneo.

"El sadomasoquismo se basa en algo más que en sentir placer a través del dolor. Se caracteriza por asumir los roles de dominante y de sumiso. La representación de estos roles en parejas no sadomasoquistas, dentro de su juego erótico y sin llevarlo al extremo, puede resultar estimulante", dice el experto.
 
Eso sí, explica que esta debe ser siempre una práctica consentida y deseada por ambos miembros. "Cuando estas prácticas no generan malestar en la persona ni en su pareja y son consentidas no podemos considerarlas insanas o patológicas. El S&M no genera problemas en personas sanas", dice Galván. Lo único que deben respetar es el establecimiento de unos límites muy claros sobre qué está permitido y qué no, así como alguna señal para saber dónde parar.

No obstante, hay algunos estudios que indican que algunas personas recurren a estas prácticas en respuesta a alguna insatisfacción o desasosiego. "Cuando la persona tiene problemas psicológicos previos, algunas prácticas de sadomasoquismo pueden convertirse en obsesión y exacerbarlos", asegura.
 
Así mismo, otros indican que entre los sadomasoquistas existe una mayor prevalencia de problemas de excitación, trastornos de la personalidad y dificultades para mantener relaciones convencionales. "Podríamos considerar que hay una disfunción sexual si la persona solamente consigue excitarse o llegar al orgasmo mediante el S&M", sostiene el experto.

La literatura y su influencia en el deseo
"Sabemos que leer literatura erótica estimula las fantasías sexuales y el deseo sexual. En el caso de las '50 sobras de Grey', su peculiaridad es que se convirtió en un fenómeno social y llegó a muchas mujeres. Lo leyeron muchas que, además, normalmente no leían este tipo de libros y que tampoco consumían pornografía. Por lo tanto, para ellas fue un descubrimiento leer sobre sexo y fantasear con el morbo de las escenas, les despertaba su deseo sexual", señala Galván.

Sin embargo, esto no ha llevado a las mujeres a iniciarse en el sadomasoquismo. "Hay cosas que nos excitan solamente a nivel de fantasía sexual pero que luego no querríamos llevar a la práctica", añade el experto. Y es que como defienden también los autores del primer estudio, a diferencia de los hombres, las mujeres diferencian entre fantasía y deseo, y prefieren que estas se queden en su mente antes que llevarlas a la práctica.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

71
2

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias