La lucha climática sigue, aunque con Donald Trump será más difícil

Los negociadores procedentes de la administración Obama afirmaron que EEUU “siempre ha respetado sus promesas financieras”.
domingo, 20 de noviembre de 2016 · 00:00
Agencias / Marrakech
 
Los defensores del clima abandonan Marrakech alentados por la reafirmación de un compromiso mundial, pero bajo la espada de Damocles de Estados Unidos, que eligió a un nuevo presidente que considera una "patraña” el cambio climático.
 
"La elección de Donald Trump ensombreció los ánimos, pero los negociadores han trabajado como nunca unidos”, resume el climatólogo Jean Jouzel.
 
Esta vez no hubo el pánico que causó a fines de 2000 la elección de George W. Bush,  anunciadora del fracaso del protocolo de Kyoto,  y la comunidad internacional confirmó, en una "proclamación” en esta 22 Conferencia sobre el clima de la ONU, su determinación de  aplicar el acuerdo de París, adoptado a fines de 2015 y ratificado  por 111 Estados.
 
Trump, que niega el calentamiento vinculado a las actividades humanas, tiene varias opciones para que su país abandone el barco: retirarse de la convención sobre el clima de la ONU en un plazo de un año, o del acuerdo de París, en el de cuatro.
 
También puede renunciar a limitar las emisiones de efecto invernadero, procedentes esencialmente del carbón, gas y petróleo. Y dejar de pagar. 
 
"Lo peor sería que (Trump) incumpliera el compromiso federal de financiar energías limpias” en los países en desarrollo, opina el experto de Estados Unidos, Alden Meyer. 
 
"La posibilidad de que el resto del mundo compense esta ausencia de Estados Unidos, que sea en reducciones o en financiación, es casi nula”, añade Mohamed Adow, de la ONG Christian Aid. "Y eso es aterrador”.
 
El combate climático reposa en el apoyo de los países del Norte, responsables históricos de la degradación del clima, y  los del Sur, los más afectados, que deben desarrollarse con energías limpias. Se busca  mantener el mundo  en buenas condiciones.
 
En Marrakech, los negociadores estadounidenses, procedentes de la administración Obama, intentaron tranquilizar: "Estados Unidos siempre ha acabado respetando sus promesas financieras, incluso Bush”. 
 
Representantes de los estados de California, de Washington y de Vermont,  afirmaron  que iban a proseguir el trabajo. "Incluso Texas es puntero en las (energías) renovables”, alegaron.
 
Ante el "pragmático” businessman Trump y ante el resto del mundo, los actores de la COP lanzaron este mensaje: contener el calentamiento y pasar a las energías limpias es rentable, fuente de ganancias y empleos, tal como lo recordó además en Marrakech un llamado de 360 sociedades.
 
 "Si en el peor de los casos Estados Unidos se retira, el gran perdedor sería el pueblo estadounidense. El lugar de líder dejado por EEUU lo  tomaría China”, advirtió Erik Solheim, director del programa de la ONU Medio Ambiente. China reiteró su apego al acuerdo de París. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
1

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias