Maratón de Bamiyán, un asunto de mujeres

domingo, 6 de noviembre de 2016 · 00:00
AFP / Kabul

Correr sigue siendo un desafío para el puñado de afganas que ayer iniciaron una maratón en el valle de Bamiyán, la única prueba deportiva mixta de Afganistán, a donde éstas han acudido menos por el ejercicio que por poder respirar un soplo de libertad. 

Alineadas bajo la bandera de salida tendida a los pies de los acantilados rosados en los que se encontraban, excavados, los budas gigantes que los talibanes pulverizaron en abril de 2001, seis afganas y una iraní retaron los prejuicios de sus países y se pusieron el dorsal. 

La idea surgió de la mente de dos locos ingleses de Afganistán, James Bingham y James Willcox, que quisieron organizar por segundo año consecutivo una carrera de 42 kilómetros que tiene como punto de salida y de llegada los icónicos budas, convertidos en símbolo de la ignorancia y la barbarie. 

Más de un centenar de corredores, afganos y extranjeros, participan en la maratón, incluyendo 15 mujeres en total. 

"En Mazar, me entrenaba en los parques con el permiso del Gobernador, que nos apoya; no puedo correr por las calles”, agrega Nilufar, que se inició en esta actividad a través del senderismo, que practicaba con un club que ella fundó. 

Bamiyán está a 2.500 metros de altitud y la maratón asciende hasta los 3.000;  muchos de los participantes no han tenido tiempo de acostumbrarse. 

A Masha Torabi, de Teherán, le falta el aire. Con 42 años, el pasado abril se convirtió en la primera iraní en participar en una maratón desde 1979 cuando corrió en la de Shiraz.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias