Los vestidos de Lady Di, un negocio 19 años después de su muerte

martes, 13 de diciembre de 2016 · 07:11
El Mundo / Conxa Rodríguez
El armario de la princesa Diana de Gales viene a ser como el maletín de Mary Poppins: no tiene fondo. Su ropa aparece y desaparece a la vista del público para comprar y vender o exhibirse para ser contemplada. Este lunes salieron a subasta tres vestidos de la difunta. En febrero del 2017 el palacio de Kensington, su casa de casada en Londres, inaugurará una exposición de una selección de sus trajes para conmemorar el 20 aniversario de su muerte en agosto de 1997.

Los vestidos que salieron a subasta pública de la mano de la subastadora Kerry Taylor son un ejemplo de la dispersión del armario de la princesa. Kerry Taylor los promociona como los "vestidos felices" porque pertenecen al periodo de armonía matrimonial entre Carlos y Diana.
 
Uno es un modelo hecho de tartán o cuadros escoceses con cuello estilo Peter Pan creado por Caroline Charles en 1982; otro de 1983 ideado por Catherine Walker, favorita de Diana, en color azul turquesa, vestido y chaqueta en conjunto. Y el tercero es un traje de noche de terciopelo azul oscuro de Bruce Oldfield que Diana lució en una visita oficial a Portugal en 1987.

La princesa fue la primera en vender su ropa en 1997 en Christie's para recaudar dinero destinado a organizaciones benéficas. Consiguió 4 millones de euros en una triba de su armario. Diana regalaba a sus allegados ropa. Su madre fue fotografiada con modelos de su hija reciclados. Otras piezas las destinaba a tiendas de segunda mano donde, en muchos casos, alguien lograba identificar su origen. Todavía andan buscando la vestimenta real. Este es el caso de dos de los vestidos que se subastan el lunes, el del tartán escocés y el azul turquesa.

La subastadora Kerry Taylor se ha hecho una experta en Diana y en una de sus últimas ventas dijo que los trajes procedían de la fallecida madre de Sarah Ferguson que recogía ropa que Fergie y Diana no querían. De Susan Barrantes, madre de Sarah, había llegado a la cliente de la subastadora que la sacaba a la venta. "La gente lo compra por Diana más que por la moda", dice Kerry Taylor, quien con sus clientas se dedican también a buscar las fotos y la información que demuestran que los trajes son originales de la princesa.

La pieza de terciopelo azul estaba valorada en 75.000 euros y ha sido vendida por 56.250 libras, es decir 67.112 euros. El de cuadros escoceses estaba tasado entre 7.000 y 10.000 euros porque había sido llevado por la actual propietaria. Finalmente, tal y como ha sabido LOC, ha sido subastado por 6.875 libras, unos 8.200 euros. El azul turquesa alcanzó un precio de 5.250 libras (6.260 euros), el más bajo de los tres, ya que la pieza había sido adaptada a la actual propietaria y, además, lo llevó en una boda en la que se manchó de cava. Estos dos últimos vestidos fueron localizados por una madre y una hija en una tienda de ropa de segunda mano buscando piezas de vestir para ellas.

El vestido de terciopelo azul fue subastado por Diana en 1997 y adquirido por Donna Coffin, una americana esposa de un consultor informático de Chicago, quien pagó 28.000 euros por la pieza que ahora casi ha triplicado su precio. Aparece de nuevo a la venta procedente de una propietaria anónimaCon la de vestidos y trajes que llevó Diana desde que se dio a conocer en 1980 hasta su muerte en 1997 y la dispersión de sus armarios hay para rato de ventas, subastas, exposiciones, transacciones e inversiones de su ropa.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias