Coches conectados corren el riesgo de sufrir un ciberataque

Un informe de Intel Security apunta que el 78% de los nuevos vehículos estará conectado a internet en 2022. Esto podría causar ataques contra la privacidad.
martes, 20 de diciembre de 2016 · 00:00
Página Siete  / Agencias 

La industria del automóvil crece rápidamente en Europa. En  España sólo durante el pasado mes de octubre se  matricularon  83.248 vehículos en el país, lo que representa un incremento del mercado del 4% por séptimo mes consecutivo, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANTAC).

Los fabricantes se esfuerzan cada vez más en equipar los coches con la conectividad de internet y, la realidad es que, en los próximos cuatro años, el 75% de los coches estará conectado, según un informe de la consultora  Gartner, compartido por Intel Security.

La conectividad en automoción abre un mundo de nuevas comodidades y oportunidades, y también abre la ventana para los ataques maliciosos. En este sentido, el informe Automotive Security Best Practices, de Intel Security, apunta que el 78% de los nuevos coches estará conectado a internet en 2022 y que, aproximadamente, el 100% de los vehículos tendrá tecnologías inalámbricas susceptibles de sufrir un ataque contra la privacidad.

De acuerdo con esta investigación, el avance de internet ha repercutido favorablemente en la seguridad de los vehículos, su valor y funcionalidad; pero también aumentó la conectividad entre el coche y el smartphone, incrementando así el cruce de información y, por tanto, las vulnerabilidades de posibles ciberataques.

Los coches de nueva generación tendrán características especiales que precisan de una estrategia específica de ciberseguridad, ya que en los sistemas conectados las amenazas pueden infiltrarse desde cualquier parte. De ahí la importancia de entender las motivaciones, los objetivos y las acciones de posibles hackers.

El estudio de Intel Security revela algunas de las principales medidas que ayudarán a mantener la seguridad en los vehículos conectados, como las unidades de control electrónico (ECU), que evitan que los cibercriminales controlen funciones críticas, tales como dirección y frenado, a través de un hardware de confianza; o los sistemas de diagnóstico a bordo (OBD-II), que ayudan a impedir que los hackers accedan al OBD-II mediante el acceso a la red y su ejecución. Entre las medidas también se encuentran los sistemas avanzados de asistencia al conductor, cuyo objetivo es imposibilitar que los piratas informáticos accedan al piloto automático, avisos de salida de carril y asistencia para aparcar; o la interfaz USB y redes inalámbricas Bluetooth, para evitar que los cibercriminales accedan a funciones críticas del vehículo o a datos personales; así como la llave remota y el acceso sin llave, que bloquea el acceso no autorizado, y las aplicaciones que garantizan un acceso autenticado.

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta el sector de la automoción, como señalan desde Intel Security, es asegurarse de que el nuevo vehículo conectado está protegido y puede operar a su máximo potencial, incluso en un entorno cibernético malicioso. Por ello, desde la compañía recomiendan establecer una estrategia de seguridad que permita a esta industria avanzar en el análisis de los coches conectados.

 

Vacíos  y riesgos
  • Las brechas  Los vacíos  de seguridad en el campo informático pueden poner en jaque a cualquier compañía. Hace meses,  Volkswagen se enteró, por un grupo de investigadores de la Universidad de Birmingham,  de dos graves "bugs” en sus sistemas por los que más de 100 millones de sus coches pueden ser hackeados.
  • Seguridad   Wired publica que  un ciberdelincuente, sin llave, sería capaz de entrar en  los vehículos conectados a internet con vacíos en su seguridad y arrancarlo sin problemas. 
  •  Hacker  En 2014, dos españoles desarrollaron el denominado CAN Hacking Tool (CHT), un dispositivo que se instala en los coches y que permite controlarlos a través de Bluetooth en menos de cinco minutos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias