Educación científica se quedó estancada pese a inversiones

Según el informe PISA 2015 de la OCDE publicado ayer, la lista la lidera Singapur, en la que los latinoamericanos siguen por debajo de la media.
miércoles, 7 de diciembre de 2016 · 00:00
AFP  / París

El rendimiento en ciencias de los estudiantes de secundaria se ha estancado en la última década, según el informe PISA 2015 de la OCDE publicado ayer, encabezado por Singapur y en el que los latinoamericanos siguen por debajo de la media. 

"Pese a los grandes avances científicos y tecnológicos realizados desde 2006 y las inversiones masivas en educación en los países que participan en el estudio PISA, el rendimiento medio de los estudiantes en ciencias se ha mantenido prácticamente inalterado”, señaló en París Gabriela Ramos, directora del gabinete de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Desde 2006, año de publicación de la última edición del informe del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) dedicado al rendimiento científico, los países han invertido grandes cantidades de dinero en educación. 

Sin embargo, estas inversiones no han tenido los resultados esperados. "Es un poco decepcionante ver que no ha habido progresos en las competencias científicas de los jóvenes”, admitió Éric Charbonnier, especialista de educación de la OCDE, señalando que paralelamente los progresos científicos han sido fulgurantes en la última década, con la llegada de los smartphones, los ‘macro datos’ y avances en biotecnologías. Las competencias en ciencias dependen menos de los recursos materiales que del tiempo que los estudiantes dedican a esta materia y a los métodos de enseñanza, apunta el organismo. "No sólo importa cuánto se gasta, sino cómo”, resumió Carlos González Sancho, analista de la OCDE. 

Singapur, la excelencia 

El informe PISA evalúa cada tres años los rendimientos alcanzados en ciencias, lectura y matemáticas por jóvenes de quince años en 72 países y economías participantes. La edición 2015 se centra en la cultura científica. Los primeros puestos de esta clasificación que mide las destrezas de unos 540 mil estudiantes, representativos de unos 29 millones de estudiantes, están representados por alumnos asiáticos y europeos. 

Entre todos ellos se destaca Singapur (556 puntos), que supera con 63 puntos a la media de los países de la OCDE y a España. Una ventaja de 30 puntos equivale a un año de escolarización. Este pequeño país asiático de menos de seis millones de habitantes lidera asimismo la clasificación en la lectura (+42 puntos que promedio OCDE) y las matemáticas (+74 puntos). 

Tras la primera edición en el año 2000 del informe PISA, "todo el mundo viajó a Finlandia. Ahora habrá que viajar a Singapur para ver cómo lo hacen”, resumió Gabriela Ramos, quien destacó que en ese país los profesores tienen una formación inicial sólida, gozan de acceso a una formación continua, son evaluados regularmente y tienen buenos salarios. 

A Singapur le siguen en la clasificación Japón (538), Estonia (534), Taiwán (532) y Finlandia (531). Finlandia, presentada en varias ocasiones como un modelo educativo, ha perdido en los últimos tres años 11 puntos en el campo científico, cinco en la lectura y 10 en matemáticas. No obstante, el retroceso de Finlandia debe ser analizado con precaución, advirtió Éric Charbonnier, especialista de la Educación de la OCDE. Este retroceso se explica fundamentalmente por una caída mayor del número de estudiantes más competentes y por una brecha de género más importante entre 2006 y 2016, detalló. 

Colombia y Perú en progreso 

Todos los países latinoamericanos que participaron en la evaluación obtuvieron, al igual que Pisa 2012, resultados inferiores a la media de la OCDE. Hay que llegar hasta el puesto 44 para encontrar el primer país de esa región: Chile, con 447 puntos en ciencias, 46 puntos menos que el promedio de la OCDE. Le sigue Uruguay (47º, 435), Costa Rica (55º, 420), Colombia (57º, 416), México (58º, 416), Brasil (63º, 401), Perú (64º, 397) y República Dominicana (70º, 332). El caso de Argentina es especial puesto que participa únicamente la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Pese a estar muy por debajo del promedio de los países de la OCDE, Colombia y Perú son una de las pocas excepciones de países donde se registran progresos entre 2006 y 2015. "En el caso de los países latinoamericanos, observamos que la mayoría tiene todavía niveles de gasto en educación relativamente bajos, y a esos niveles sí que es importante aumentar el gasto, y sí suele traducirse en mejores resultados. Perú y Colombia son ejemplos de esto”, señaló González Sancho. 

El desempeño promedio de los estudiantes colombianos en ciencias aumentó 28 puntos desde 2006, la segunda progresión más importante entre los 52 sistemas educativos con datos comparables. En Perú, la OCDE hace hincapié en el importante progreso de los estudiantes de secundaria en lectura, con un progreso de más de 10 puntos en los últimos tres años.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
1

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias